Secciones
La Provincia

Los puertos realizan controles sanitarios ante el coronavirus

Los accesos a las terminales entrerrianas ya cuentan con estrictas exigencias. Nación sumó protocolos sobre quien ha tenido contacto con China.

Sábado 01 de Febrero de 2020

En el marco de la alerta global dispuesta ante la propagación del coronavirus, todas las medidas de prevención han sido elevadas, sobre todo en aquellos puntos donde se podrían detectar cualquier tipo de contacto reciente con China.

Los puertos entrerrianos de Concepción del Uruguay e Ibicuy quedan dentro de ese espectro de alerta sanitaria debido a que gran parte de los embarques de exportación de productos de la provincia tienen como destino final al gigante asiático, convertido hoy en el epicentro de la pandemia que ha puesto en emergencia a gran parte del planeta.

En este primer umbral de alerta, las autoridades sanitarias, tanto de nivel provincial como nacional, tienen en marcha diversos mecanismos de acuerdo a las normativas surgidas del Ministerio de Salud de la Nación que emitió una serie de recomendaciones con medidas obligatorias ante cualquier tipo de indicio de la enfermedad.

En este sentido la ministra de Salud de la Provincia, Sonia Velázquez, sostuvo luego de una reunión con el Gobernador Gustavo Bordet hace algunas horas que “desde Nación se originó un alerta epidemiológico en consonancia con las actuaciones mundiales. En el país el riesgo es bajo, no hay circulación viral, y las recomendaciones son para la gente que viaja a China”, subrayó.

El trabajo está coordinado desde la Nación y las medidas también están dispuestas sobre todo tipo de transporte que llegue a la Argentina directamente de China, o que hayan pasado por este país en los últimos 15 días.

El control sobre los puertos de la región también ha generado inquietud en la provincia de Santa Fe, donde la secretaria de Salud provincial, Sonia Martorano, destalló que “los buques que llegan a Argentina llevan más de 14 días de viaje, por lo que, si alguien de la tripulación está enfermo, en ese lapso de viaje ya evidenciaría los síntomas. En ese caso, la unidad de fronteras lo detecta y no permite el arribo hacia el país”, detalló.

No vienen de China

En este punto se confirmó que los buques cargueros que han arribado a los puertos de Concepción del Uruguay e Ibicuy no llegan directamente desde China, sino que provienen desde distintos puertos del mundo. En la mayoría de los casos se trata de buques que han llegado con cargas a zonas del Caribe o a Brasil, y desde allí se trasladan por la costa de América hacia el sur hasta los puertos argentinos, donde vuelven a llenar sus bodegas para hacer el viaje de regreso hacia otros puntos de América, Europa, África o Asia.

Por el momento todo el contacto directo de estos buques con China es en sentido inverso, es decir que se trata de ultramarinos que zarparon desde Entre Ríos para desembarcar en puertos chinos, ya que la gran mayoría de las cargas entrerrianas son de troncos de madera de pino destinados a la fabricación de muebles de ese mercado asiático.

Según se ha confirmado desde diversas fuentes, a todos estos datos también se suman otras variables que reducen aún más los riesgos de contagio a través de los puertos.

El virus tarda unos 14 o 15 días en aparecer desde el momento del contagio, y un viaje promedio de estos cargueros entre China y América tarda unos 30 días, tiempo más que suficiente para adoptar medidas sobre cualquier miembro de la tripulación que presentara algún síntoma sospechoso e impedir el ingreso a los puertos.

Exigencias

Independientemente de los protocolos que se adoptaron en las últimas horas por la aparición del coronavirus, las exigencias sanitarias que cumplen regularmente los ultramarinos que llegan a los puertos argentinos, y entrerrianos en particular, se ajustan a las normativas dispuestas por el Ministerio de Salud de la Nación a través de sus diferentes Unidades Sanitarias que dependen del Departamento de Sanidad y Fronteras, y Terminales de Transporte.

Estas unidades dispuestas por el Gobierno Nacional son las que trabajan habitualmente ante la llegada de cada buque a los puertos de Concepción e Ibicuy y suman una serie de inspecciones y presentación de documentos y declaraciones juradas que dan cuenta del estado sanitario de la nave y su tripulación.

Inspecciones

Entre los requisitos mínimos para la autorización de Libre Plática, tal como se conoce a esta modalidad de fiscalización a la que son sometidos todos los buques que ingresan regularmente a los puertos argentinos, se pide el cumplimiento de una larga serie de exigencias entre las que se cuenta toda la documentación del buque, tales como nombre, bandera, arqueo líquido, clase de navegación, detalles de tripulantes y pasajeros, entre otros.

Esta instancia de autorización se lleva adelante con una anticipación de 10 a 15 días previos a la llegada del buque, a lo que se suman inspecciones a todas las dependencias del carguero y sus tripulantes.

Para la autorización de Libre Plática se piden los datos de procedencia, con todas las escalas en puertos en los últimos 30 días, fecha y horario probable de llegada de la embarcación, número de pasajeros y tripulantes, información de todos los tripulantes o pasajeros con signos o síntomas de enfermedades, o muertes a bordo si las hubiera.

También durante esta instancia se pide información de cualquier condición de riesgo que pueda constituir un evento de salud pública de importancia internacional, punto en el que se encuadra de forma expresa el riesgo de estas últimas semanas.

También se solicita información acerca de las medidas aplicadas para el control de vectores y reservorios animales a bordo y la fecha de expedición del Certificado de Control de Sanidad a Bordo o Certificado de Exención del Control de Sanidad a Bordo.

La inspección también recaba información acerca del consumo de medicamentos o la existencia de viajeros clandestinos, procedencia y sus condiciones de salud.

También forma parte de las exigencias la presentación del Certificado Internacional de Vacunación o Profilaxis válido de acuerdo al “Modelo de Certificado Internacional de Vacunación y Profilaxis” de los tripulantes y pasajeros que provienen de áreas afectadas o con riesgo de transmisión, conforme la situación epidemiológica.

Protocolos adicionales

Independientemente de los controles portuarios que están en vigencia, las autoridades nacionales han dado a conocer una serie de medidas para avanzar sobre cualquier alternativa que suponga un riesgo de contagio. “Todo caso sospechoso constituye un evento de notificación obligatoria en el marco de la Ley 15465 y debe ser notificado en forma inmediata y completa al Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud (SNVS 2.0) dentro del grupo de las Infecciones respiratorias agudas (IRAS) en el evento Sospecha de Virus Emergente”, remarcan desde el Ministerio de Salud de la Nación a través de sus recomendaciones para equipos de salud ante el nuevo Coronavirus 2019-nCoV.

En el marco de estas medidas, están obligados a la notificación el médico que asista o haya asistido al enfermo o portador o hubiere practicado su reconocimiento o el de su cadáver; el laboratorista y el anátomo patólogo que haya realizado exámenes que comprueben o permitan sospechar la enfermedad.

Las formas de contagio del coronavirus tienen como principal variante la propagación a través de tos o estornudos de gente infectada.

Síntomas

Los pacientes contagiados con este coronavirus experimentan diversos síntomas, entre ellos, dificultad para respirar, fiebre, tos y dolor muscular.

Debido a su rápida propagación, los pacientes infectados por el virus deben ser tratados de forma aislada.

De acuerdo con las autoridades, el período de incubación de la “neumonía de Wuhan” (es decir, cuánto tardan los síntomas en aparecer después de contraer la infección) es días, en lugar de semanas. Los coronavirus son una familia amplia de virus, pero se sabe que solo seis (el nuevo sería el séptimo) infectan a las personas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario