Secciones
Día de la Sanidad

Los obreros de la salud sostienen a la sociedad

Sobrecargados, cansados y poniendo todo, aun su vida en riesgo, son los pilares para enfrentar una realidad inédita de pandemia y proteger la salud.

Domingo 20 de Septiembre de 2020

Están en la primera línea del combate desigual contra el Covid-19: camilleros, enfermeros, personal de comedor, instrumentistas, técnicos de rayos, administrativos, personal de mantenimiento, médicos de los sanatorios y clínicas privadas conmemoran su día, en un singular e inédito escenario. Son quienes desde la primera hora y ahora en medio del pico de casos de la enfermedad, sostienen una estructura o sistema para garantizar la atención de salud de toda la población.

El 21 de setiembre se celebra el Día de la Sanidad, en homenaje al trabajo que realiza todo el personal del sector de la salud. La fecha remite a la conformación de la agremiación de los trabajadores (ver recuadro).

Dentro de esa gran diversidad de profesiones, conocimientos, saberes y trayectorias académicas, a todo el personal de la sanidad los une la vocación y la ética al servicio del ser humano. El sector abarca también a trabajadores de droguerías, productores de medicamentos en laboratorios, establecimientos geriátricos, trabajadores de cuidados domiciliarios o internación, de todos los consultorios e institutos que no tienen internación, de emergencias médicas y los trabajadores de mutualidades, enumeró a UNO la secretaria general de la filial Entre Ríos de la Asociación Trabajadores de la Sanidad (ATSA), Mariela Ponce.

enfermeros.jpg
Desde el inicio y en el pico de la enfermedad, los obreros de la salud sostienen a la sociedad

Desde el inicio y en el pico de la enfermedad, los obreros de la salud sostienen a la sociedad

“Es una situación inédita y especial, nuestros compañeros están desde el inicio de la pandemia, en marzo, presentes en esta línea de trabajo continua y sin descanso. Ahora que estamos en el momento más crítico, en el pico de la pandemia, es aún más fuerte e intenso el trabajo, a raíz de lo que ha sucedido de los contagios, que generan recargos en los enfermeros, instrumentistas, técnicos de rayos, administrativos, afecta a todos los sectores sin distinción”, sostuvo la gremialista.

Ponce marcó que siempre se habla de “equipo de salud” porque “es importante desde el que recibe el paciente, hace la higiene y desinfección de todos los sectores, camilleros que tiene que conocer qué paciente recibir, derivar, llevar al quirófano, el cocinero, y obviamente el enfermero que está día a día”, graficó.

“Homenajeamos por el gran trabajo en conjunto, porque uno de estos sectores que no funcione coordinadamente, termina en un problema”, explicó.

Respecto de la actual situación, luego de casi seis meses de cuarentena, el agotamiento por la exigencia e intensidad, el bajo descanso y en coincidencia el brote de casos que ha registrado en las distintas localidades, Ponce describió “hay mucha cansancio de los compañeros”, a raíz de que cada infectado repercute en otros, ya que se agregan en cada caso ocho aislados. “Están sumamente cansados; siempre decimos que estamos al lado de ellos, acompañándolos, pidiendo a la sociedad que seamos un poco empáticos y solidarios con el trabajador de salud, porque cuanto más infectados, ello repercute en el sistema de salud y termina colapsando, que es lo que no queremos”.

En el caso de la provincia, sostuvo que el nivel de contagios de trabajadores de la sanidad es del 10%, cerca de 700 trabajadores.

“El personal no se forma de un día para otro, son irreemplazables: enfermeros, instrumentistas, camilleros, porque hay una formación. Son insustituibles. Como gremio no hemos parado de trabajar y acompañar, hasta con la contención psicológica. Hay compañeros que sufrieron discriminación, resultaron afectados en su salud, padecen el temor al llegar a su casa y contagiar a sus seres queridos. Es todo una problemática día a día, trabajando con psicólogos, y contención. No alcanza con dar fuerzas con los aplausos y palabras, sino también con acciones concretas”, opinó.

Contó el caso sucedido la semana pasada, del cierre de la clínica Norte de La Paz, debido a un contagio masivo. “El sistema de salud ha dado una gran respuesta, con camas y atención. No podemos hablar salud pública y privada”, precisó, y describió: “Tenemos compañeros en terapias, ventilados; es muy fuerte ver un compañero que hay que asistirlo, y es muy doloroso ver que pelean por su vida. Ellos se contagiaron trabajando, no en reuniones o paseando. Por eso es importante revalorizar, homenajear y acompañar al trabajador de salud”, y la manera que pide el trabajador es siendo solidarios como sociedad.

En la provincia, se estima que son trabajadores de la Sanidad privada, unas 8.500 personas.

“Siempre hablamos que hay que reconocer con acciones concretas. Desde ATSA se hizo un pedido al gobierno provincial para que haya cupos de viviendas; sería un buen gesto para los trabajadores de salud, que están poniendo todo, su vida en riesgo, para salvar a todos. Muchos no tienen casa. Sería un buen gesto disponer un cupo como en su momento tuvieron docentes, policías. Hoy lo pedimos”, insistió acerca del planteo que ya ingresó formalmente a la Cámara de Diputados de la provincia, para su tratamiento, y que pueda instrumentarse mediante ley provincial.

Finalmente, se refirió al avance que tuvo el planteo gremial, con la obtención de un bono de 20.000 pesos, pagado en cuatro cuotas. Y ahora se obtuvo otro, que ya fue anunciado por el Presidente, de 15.000 pesos a pagarse entre los meses de octubre, noviembre y diciembre, además de incorporar dentro de la Aseguradora de Riesgos de Trabajo (ART) a todos los trabajadores de salud que se contagien, mencionó Ponce.

Sistema

Por su parte, el presidente de la Asociación de Clínicas y Sanatorios de Entre Ríos, Víctor Lozze sostuvo que el personal de salud “es un pilar fundamental para el manejo de la salud y de la enfermedad en el país”.

En diálogo con UNO, respecto de la situación actual del sistema, mencionó: “La salud es una sola, la privada y estatal, y siempre tuvimos la impresión que quedamos un poco relegados en la importancia que debiera tener a nivel de responsables de gobierno. Y cuando nos toma esta pandemia, que nos altera a todos y nos damos cuenta de lo tremendamente necesario que es la salud, empezamos a ver cómo vamos regular para que nos alcanzan los elementos que tenemos. Ahí se sale a buscar respiradores, lugares, camas. Pero lo que no se puede comprar de un día para el otro es el profesional de todos los ámbitos, desde el médico hasta el personal de mantenimiento; de un día para el otro nos damos cuenta que son insuficientes y que no hubo política seria para manejar la salud”.

Tal como mencionó UNO en diversos informes en los últimos años, el sistema de salud ha perdido camas e incluso cierre de clínicas. Asimismo, la graduación de profesionales resulta insuficiente, y solo se han encarado algunos beneficios para aumentar la cantidad de estudiantes en Enfermería, considerada una carrera prioritaria.

“El problema es que estamos con un germen complicado, que provoca serios contagios, de diferente calidad. Pero cuando pasa dentro de una institución sanatorial se contagia uno y el resto de los que estaban. Con cantidad de gente limitada, eso nos trae problemas serios de funcionamiento, porque no se pueden reemplazar”, y mencionó también el caso reciente en La Paz.

En la provincia, hay 50 clínicas y sanatorios privados.

“Estamos en guerra, hay que pelear. Se aumentan turnos o extienden horarios”, dijo sobre cómo se actúa ante el limitante de personal. Respecto de la sociedad y su comportamiento frente a la pandemia, se mostró comprensivo y consideró: “Estamos con algo inédito, y la gente ya no aguanta más, el encierro lo está afectando, y en salud lo sabemos. Y la parte económica no resiste más”.

Finalmente, más allá del contexto del día, brindó por este aniversario del Día de la Sanidad, y envío su saludo como presidente de Acler, a todo el personal de la sanidad, haciéndolo extensivo a nivel nacional –por su integración en la Confederación Argentina de Clínicas y Sanatorios (Confeclisa), los dirigentes sindicales de ATSA nacional, y a Mariela Ponce, de la filial local de ATSA.

enfermeras.jpg
Desde el inicio y en el pico de la enfermedad, obreros de la salud sostienen a la sociedad

Desde el inicio y en el pico de la enfermedad, obreros de la salud sostienen a la sociedad

Enfermeros se movilizan

En el marco de una protesta a nivel nacional, enfermeros se movilizarán hoy en reclamo por mejores condiciones laborales, paritarias y reivindicación laboral.

Será desde las 10, en distintas plazas de la provincia.

En el ámbito local está impulsada por la Asociación de Enfermería de Entre Ríos.

Conmemoración

El Día de la Sanidad fue instituido a instancias de la creación, el 21 de septiembre de 1935, de la Asociación del Personal de Hospitales y Sanatorios Particulares de la Ciudad de Buenos Aires, primer reconocimiento de derechos laborales de los trabajadores de la salud. A partir de esa fecha se crearon filiales en todo el país: Salta y Rosario en 1935, Córdoba en 1937, San Juan, Santa Fe y Santa Cruz en 1940, Entre Ríos, Mendoza y Bahía Blanca en 1944.

En ese mismo día de setiembre, pero de 1941, se fundó la Obra Social del Personal de la Sanidad Argentina. Allí se declaró oficialmente el Día de la Sanidad.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario