Renzo Oliva
Miércoles 20 de Marzo de 2019

Los mejores deseos ante el implante para el pequeño Renzo

Los médicos que lo atienden tienen buenas expectativas, en base a las evaluaciones que le realizaron al pequeño: estiman que va a poder recuperar el 80% de su visión.

Renzo Oliva, el pequeño paranaense de 2 años que al nacer tuvo retinopatía del prematuro y es sometido a un tratamiento para recuperar su visión, permanecerá junto a sus padres en China al menos hasta principios de abril.
Lo estipulado es que el primer implante de células madre se realizara entre las 9 y las 11, hora del país asiático –que tiene 11 horas adelantadas respecto de Argentina–, por lo que ayer –al cierre de esta edición– ya había sido concretada y se debe esperar su evolución.

Los médicos que lo atienden tienen buenas expectativas, en base a las evaluaciones que le realizaron al pequeño: estiman que va a poder recuperar el 80% de su visión.

"Las células madre nervio ópticas son las que van por punción lumbar, y generan la parte nerviosa de la retina. Es la más importante, pero necesita que la retina esté fuerte. Entonces le ponen células madre maculares a través de las venas. Eso le forma el músculo y las venas de la retina. Se lo hacen el mismo día", había informado su mamá, Carla Lara, en una comunicación con los abuelos, que ansiosos esperan novedades cada día.

En el mensaje a la familia, la mamá del pequeño destacó. "Los médicos son muy optimistas sobre las posibilidades de que Renzo pueda recuperar su visión, y según nos explicaron, primero se notará en su ojo derecho".

Juan Carlos, el papá de Carla, dialogó con UNO y contó que se trata de un proceso que llevará su tiempo, aunque después de dos semanas ya podrán advertirse avances: "Es un proceso lento y puede llevar hasta un año ver el máximo que se espera. Nos explicaron que es como el desarrollo de un niño. Se espera que sostenga la cabeza a los tres meses, se mantenga sentado a los 6 meses o se pare al año. Puede que sea precoz y se adelante dos semanas. Pero adelantarse dos meses es imposible, así que habrá que esperar", indicó.

También señaló que ayer le realizaron una serie de masajes y le colocaron un suero con nutrientes necesarios para que las células madre crezcan. "Tiene que comer muchas proteínas que contienen la leche y el yogur, y vitaminas que hay en las frutas y verduras una vez que termine el tratamiento en China. Luego tiene que seguir tomando medicinas".

Juan Carlos recordó que el regreso de la familia será el 3 de abril, día que arribarán a Buenos Aires y se quedarán unos días para interiorizarse en una clínica de baja visión sobre los cuidados que deberán implementar en su domicilio y cómo podrán realizar la rehabilitación.

Comentarios