Secciones
La Provincia

León pide accesibilidad para su escuela

Tiene 6 años y problemas de movilidad. Desde hace tres años sus padres reclaman que instalen rampas o elevadores en la institución donde cursa primer grado, en Villa Paranacito. El baño para discapacitados está en el primer piso.

Martes 25 de Noviembre de 2014

León Santos, tiene 6 años. Nació con espina bífida y se moviliza en silla de ruedas. Cursa el primer año del nivel inicial en la Escuela Nº 1 Gregoria Matorras de San Martín, de Villa Paranacito, en el departamento Islas.

 

Cuando León entró a la institución, a los tres años de edad, sus padres, Silvina Cabassi y Leonardo Santos, pidieron que se instalasen rampas o un elevador para no tener que alzar a su hijo para entrar al colegio, y para que él pudiese moverse libremente dentro del edificio.

 

El establecimiento educativo, único donde funciona el nivel inicial en esa localidad, solicitó al área de Arquitectura de la Municipalidad de Villa Paranacito que se encargase de las obras de accesibilidad del edificio, originalmente diseñado para soportar las crecientes cíclicas que se registran en esa zona insular.

 

La mamá de León, quien trabaja como docente del segundo ciclo en la escuela Gregoria Matorras, explicó a UNO que cuando el niño tenía tres años, con su marido decidieron inscribirlo en el jardín de cuatro años. "Al empezar a cursar nos dimos cuenta que la situación era muy compleja, ya que el establecimiento no poseía rampas o un elevador y está lleno de escaleras, porque la mayoría de las aulas están en el primer piso, por las crecientes del río. Hablamos con los directivos del colegio y los docentes para encontrar una solución y tuvimos una respuesta afirmativa", relató.

 

En esa oportunidad los directivos del colegio se contactaron con la Municipalidad de Villa Paranacito para pedir las obras, pero hasta el momento no tuvieron respuestas. A tres años de la iniciativa, León sigue dependiendo de ayuda para trasladarse dentro de su escuela.

 

“Se instalaron unas pequeñas rampas para entrar a la escuela, que se hicieron con la buena voluntad de vecinos y la comunidad del colegio, pero eso no soluciona el problema, ya que aún debemos subir y bajar en brazos a León. Y si bien, tiene clases en planta baja, debe seguir subiendo al primer piso para ir a la biblioteca, el salón de tecnología, el laboratorio y, sobre todo, el comedor y el baño para discapacitados”, detalló Cabassi.

 

La mamá y docente también relató que, el año pasado, desde el municipio se comprometieron a realizar la obra y les dijeron que los trabajos estaban enmarcados en un proyecto de ampliación del edificio. “Estamos terminando 2014 y aún no han solucionado nada. No sabemos cuándo instalarán el elevador para que León pueda trasladarse de manera independiente y no necesite que lo lleven en brazos sus padres o profesores”, señaló.

 

Por el momento la madre y los docentes, suben y bajan al niño en brazos, situación que es peligrosa por el riesgo permanente de sufrir una caída.

 

"No podemos seguir esperando, León necesita un elevador para realizar normalmente sus tareas escolares y, lo más importante, para ir al baño de discapacitados porque él no tiene control de los miembros inferiores y padece vejiga neurógena por lo que usa pañales y debe ir a un baño accesible para poder cambiarse”

 

Predisposición

Los padres de León agradecieron la buena predisposición que siempre han tenido la comunidad educativa de la escuela y los vecinos de Paranacito. Esperan, en breve, poder agradecer las obras prometidas por el municipio.

 

Dato

La Escuela Nº 1 "Gregoria Matorras de San Martín” es la única institución en donde funciona el nivel inicial en Villa Paranacito. 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario