Secciones
La Provincia

Las ventas minoristas cayeron un 11,5% para Reyes y hubo más compras financiadas

Algunos comercios en Paraná abrieron ayer, con la esperanza de lograr un repunte. La gente gastó menos y la mayoría pagó con tarjetas de crédito

Domingo 06 de Enero de 2019

Las cantidades vendidas por los comercios minoristas pymes durante la semana de Reyes cayeron un 11,5% frente a la misma fecha de 2018, según informó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, que realizó un relevamiento entre 1.560 comercios de las ciudades capitales del país, en la que se incluyó Paraná.
De acuerdo al análisis del organismo, además del declive del consumo general que registran los diferentes rubros, incidió que "este es un festejo que cada año va perdiendo atractivo entre las familias. Se nota especialmente en coyunturas menos favorables, cuando ese gasto se relega aún más". Asimismo, mencionaron: "El turismo compitió con Reyes, en parte porque las familias salen de vacaciones y omiten la fecha".
Respecto de la modalidad de venta, la CAME reveló que el 80,4% de los locales tradicionales finalizaron con descensos anuales en sus ventas, y en esta fecha en particular las operaciones concretadas declinaron 13,3%, en tanto que on line se incrementaron en un 0,9%.
"Con las familias poco dispuestas a gastar y muy atentas a las promociones, buena parte de las ventas de la fecha se realizaron a último momento. Lo que más se movió fue el rubro Juguetes, donde se podían conseguir productos desde 50 pesos. Le siguió Indumentaria y Regalerías, y en el resto de los sectores la salida fue modesta, especialmente en Productos Electrónicos y Videojuegos, donde se esperaba una fecha más activa", detallaron.
El ticket promedio este año rondó los 600 pesos, un 39,5% por encima de 2018, que fue de 430 pesos, aunque hay que considerar las subas de precios en los distintos rubros debido a la inflación interanual. En referencia a los juegos específicamente, la Cámara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ) afirmó que "el ticket promedio fue de 300 pesos, solo un 25% de incremento respecto de 2018, cuando había promediado los 240, aún con una inflación el año pasado de casi el 50%".
Del informe se desprende que las familias se orientaron a productos económicos, en general uno por niño o niña. Esta vez, no hubo grandes promociones, más que algunos descuentos con tarjetas y ofertas con rebajas de 30% o 40%, pero que no fueron suficientes para generar grandes ventas.
En este contexto, Yanina Ortiz, propietaria de una librería y regalería de la Peatonal de Paraná que ayer abrió sus puertas por la mañana para sumar nuevas ventas a las de los días previos, señaló a UNO: "Los días anteriores estuvo tranquilo y se vendió bastante el viernes y sábado. A pesar de que hizo mucho calor la gente salió igual a comprar esos dos días".
Si bien ayer las operaciones descendieron, destacó que de todos modos hubo movimiento "de los padres que se olvidaron" y fueron a último momento.
A su vez, observó que durante la semana pasada registraron ventas de mochilas y cartucheras para regalar en Reyes. "Vienen con luces, con lentejuelas y otros accesorios, y los chicos piden eso. Pero además se vendieron útiles escolares y en enero arrancamos a full con esto, porque a las listas las estamos haciendo desde diciembre porque ya se las entregan a los papás cuando terminan las clases. Algunos reservaron el aguinaldo para este tipo de compras, o las están haciendo adelantado porque guardaron algún dinero, o se quieren ir de vacaciones con este tema resuelto y ya empiezan a comprar", mencionó.
En concordancia con la CAME, Ortiz confirmó que se advirtió de manera notoria que hubo menos ventas en comparación con el Día de los Reyes Magos en 2018 e indicó: "Se notó menos movimiento todo el año. En Navidad anduvieron bien las ventas, pero el problema que en el promedio la venta navideña no te rescata el año, que fue muy difícil y estuvo muy abajo la demanda respecto de otros. Fue muy duro y no se cubrió ni la inflación. Esperemos que este sea mejor, pero vemos que las cosas siguen igual".
Otro dato que aportó es que la mayoría de los clientes utilizó mucho más la tarjeta de crédito al momento de abonar, optando por esta modalidad en vez de usar efectivo, aún cuando gastaron menos que el año anterior: "El ticket fue bastante más bajo en Reyes que otros años y pasó lo mismo en Navidad. Los productos que se promocionan en televisión se obviaron y la gente se inclinó por alternativas más económicas o por cosas que los reemplazaran. Se vendieron algunos artículos de licencia, pero no tanto como antes", sostuvo, y agregó: "Hay productos que se han ido muy arriba. Los Playmobil por ejemplo subieron mucho".
Por último, evaluó: "Lo que más salida tuvo fueron las cosas para el agua, como los inflables, que vienen con distintas formas, como motos o dinosaurios para subirse, o también flamencos, unicornios, pizzas, helados, ananás o frutillas, o con forma . Están bárbaros y son novedosos, además de ser económicos".

Los rubros con mayor y menor demanda en esta festividad

La CAME señaló que las compras por parte de los consumidores estuvieron concentradas en artículos para los segmentos de edades pequeñas.
En este sentido, la entidad observó que el 42,5% de las ventas de Reyes se concentró en Jugueterías y Rodados, seguido por el ramo Indumentaria y ropa interior, que captó el 22% de la demanda.
Los mayores derrumbes se dieron en los rubros Libros y CD para niños y adolescentes, con una baja anual de 15,1%, seguido por Instrumentos musicales, con una declive de 13,6%. Fueron dos sectores con poco interés, posiblemente porque generalmente eran más pedidos para edades más adolescentes, que este año quedaron más excluidos de los festejos.
El rubro Golosinas y regalerías registró una baja del 8,2%. Si bien no tiene tanta trascendencia para esta festividad, fue una opción para las familias que buscaron algún regalo muy económico.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});