Secciones
Crisis Económica

Las ventas minoristas acumulan 17 meses consecutivos en baja

El 75% de los comercios tuvo menor actividad, que solo creció un 13%. Expectativas por la reducción de tasas al 20% del programa Ahora 12

Lunes 03 de Junio de 2019

Las ventas minoristas en pymes cayeron un 14,1% en mayo, de acuerdo con el reporte mensual que realiza la Cámara de Actividades Mercantiles Empresarias (CAME), con la información proporcionada por todas las federaciones empresarias del país. En locales físicos, las operaciones comerciales se retrajeron un 15,7%, mientras que en la modalidad on line crecieron el 0,5%.


Con mayo el sector comercial suma 17 meses consecutivos en baja, y para los primeros cinco meses del año acumulan un descenso del 12,5%.


En un guiño hacia el gobierno nacional, la entidad se mostró expectante con el relanzamiento del programa Ahora 12, para que se reactive el consumo, con una tasa más baja –será del 20% anual–. Ello genera optimismo para dinamizar las ventas, y que el comercio pueda volver a ofrecer cuotas sin interés.


El programa había sido instituido durante el gobierno anterior, incluso sin intereses. Con la llegada a la Presidencia de la alianza Cambiemos, el sistema pasó a cobrar intereses, por lo que se desvirtuó y dejó de ser una buena opción, con tasas por encima del 70% anual, más allá de que eran levemente inferiores al que ofrecían el resto de las entidades crediticias en el mercado.


En el balance del mes, el 74,8% de los negocios consultados tuvieron caídas anuales en sus ventas, y solo el 13,6% se mantuvo en crecimiento.


Los descensos anuales más profundos se registraron en Joyerías, relojerías y bijouterie (-20,0%), Electrodomésticos, Electrónicos, Computación, y Celulares (-18,1%) y Calzado y marroquinería (-17,7%). El más suave fue en Alimentos y Bebidas (-7,8%).


Consideraciones
En Alimentos y Bebidas las ventas en cantidades descendieron un 7,8% anual y acumulan un declive del 6,5% en los primeros cinco meses del año. Se trata de un sector donde se notó claramente la reducción de la demanda especialmente de bebidas, y la mayor tendencia hacia marcas alternativas. Si bien hubo mayor estabilidad de precios en el mes, las familias cuidaron su bolsillo. En lácteos, por ejemplo, disminuyó la salida de quesos de mayor valor como el gruyere, y en embutidos los más costosos como el crudo. Las operaciones on line de esos productos tuvieron mejores resultados, subieron un 7% anual, pero fundamentalmente porque más gente consume por esa modalidad, ya que solo el 4% del total de la venta de este rubro es por esa vía.


Por otra parte, en Muebles, decoración y textiles para el hogar, la baja fue del 15,4%, frente al mismo mes de 2018, y tampoco el comercio electrónico pudo escapar a esa tendencia. La estabilidad cambiaria hizo que más gente se acercara a los locales y consultara precios, calidad, variedad, pero al momento de comprar la venta fue escasa. Las familias evitan consumir con tarjeta y eso incide mucho en el ramo, que es dependiente de ese instrumento.


En Indumentaria el expendio disminuyó un 16,8%, siempre en la comparación interanual, con una merma del 19,1% en los locales físicos y del 3% vía Internet. Es un ramo muy ligado a los ingresos y donde la gente está muy acostumbrada al consumo en cuotas sin interés. Al desaparecer esa herramienta, la demanda se resintió. Según el resumen de los comercios consultados, lo que más se achicó fue la salida de camperas, suéteres, tapados, y en cambio se incrementó la de jeans en liquidación o a precios promocionales, con respecto a mayo de 2018. Se notaron más comercios implementando venta on line durante el mes.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario