Secciones
La Provincia

Las propuestas para comer, una experiencia cultural y económica

En los eventos realizados en el anfiteatro de Paraná se generó un movimiento de aproximadamente 550 litros de bebidas y 1.450 unidades alimenticias, en promedio, por semana.

Sábado 08 de Febrero de 2020

En el marco del programa Activá Verano, la Municipalidad de Paraná lleva adelante una nutrida agenda de actividades, para todos los gustos, entre las que se destaca el ciclo Música en el Anfiteatro, que comenzó con la presencia estelar de El Chango Spasiuk y continuó con destacadas actuaciones de solistas y grupos.

El anfiteatro repleto de público fue la muestra más clara de la aceptación de la propuesta por parte de los paranaenses y de los turistas que visitan la ciudad. A la música se suma una oferta gastronómica, variada y de excelente calidad, con un nivel de ventas que ha superado las expectativas de los puesteros y emprendedores que participan de las jornadas, en el corazón del Parque Urquiza.

“Venden todo”, remarcó Vanina Alessi, subsecretaria de Inversión y Empleo, al destacar el éxito de la propuesta, “al punto de que hubo ocasiones en que algunos puesteros tuvieron que irse temprano luego de agotar su oferta, mientras otros tuvieron que ir a buscar más mercadería” dada la demanda de la gente que disfruta de la movida organizada por la Municipalidad.

El movimiento económico que se generó la noche inaugural del ciclo en el anfiteatro en torno a los 18 puestos de comida –desde panchos y choripanes gourmet hasta platos de sushi–, por ejemplo, fue de unos 2 millones de pesos, según los cálculos de la Subsecretaría de Inversión y Empleo.

Al hacer un balance de los números de enero, la Subsecretaría de Inversión y Empleo informó que en los eventos realizados en el anfiteatro se generó un movimiento de aproximadamente 550 litros de bebidas y 1.450 unidades alimenticias, en promedio, por semana.

“El resultado que se ha logrado con la organización de la gestión ha superado las expectativas tanto de venta como así también del público y visitantes en general. Estos eventos son de suma importancia para la ciudad y el turismo ya que se logra brindar un espacio de calidad y accesibilidad donde parejas, amigos, familias y niños puedan disfrutar”, remarcó Alessi.

Mientras, en La Feria de Noche –la propuesta que se lleva adelante en el tradicional espacio de Salta y Nogoyá–, en enero se registró un movimiento promedio, por fin de semana, de aproximadamente 500 litros de bebidas y unas 2.400 unidades alimenticias correspondientes a Food Trucks. Los feriantes ubicados en los puestos internos, en tanto, vendieron unas 1.250 unidades y 119 kilos de distintos productos.

Pero, más allá de la cuestión económica, desde la repartición se resaltó el rol cultural de la gastronomía, que, además, se convierte en uno de los ejes centrales del turismo. Se explicó, en este sentido, que los foodies –aquellos seguidores de las tendencias gastronómicas– acompañan a determinados emprendedores por lo que “cada puestero tiene su propio público que, por lo general, no va a bares ni restoranes”. La gastronomía, en este marco, “es una herramienta del turismo, no es un servicio, es parte del turismo. Es una experiencia cultural, y, desde el Estado, debemos salir a apoyar estos emprendimientos para que todos puedan crecer y desarrollarse”.

Funcionarios municipales se reunieron también con representantes de la filial local de la Federación de Empresarios Hoteleros Gastronómicos de la República Argentina para dialogar con el objetivo de lograr los consensos necesarios respecto de estas actividades. En la reunión se acordó trabajar para dar formalidad a todas aquellas alternativas gastronómicas y que los emprendedores cumplan con las normativas vigentes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario