Economía
Domingo 25 de Marzo de 2018

"Las políticas en ejecución suponen un futuro incierto y muy peligroso"

A punto de iniciar un nuevo ciclo del curso Economía para Todos, el profesional realizó un crítico análisis del pasado K y de la economía M.

Con una visión profundamente crítica sobre el sistema económico y social, sobre la marcha de la economía argentina de las últimas décadas, y de la profundización actual de un modelo instaurado en los 90, el contador y economista Luis Lafferriere realizó un preocupante diagnóstico sobre el futuro del país.


En diálogo con UNO, a pocos días de iniciar la quinta edición de su tradicional curso académico de Economía Para Todos, abierto a toda la comunidad en la Facultad de Ciencias de la Educación, planteó responsabilidades compartidas entre unos y otros, que hoy se separan en torno a la famosa "grieta".

"Hay solo una guerra de 'relatos', pero el modelo es el mismo", dijo. Y las consecuencias, sostuvo, son la pobreza masiva que afecta a un tercio de la población, la inflación alta y persistente que golpea los bolsillos de la gran mayoría, el elevado empleo precario, entre otras. "Son elementos de la situación actual que si bien vienen de antes, este Gobierno los mantiene y profundiza", dijo, en referencia a la administración macrista. "Las políticas implementadas suponen un futuro incierto y muy peligroso", acotó.

–Argentina vive crisis recurrentes, periódicas. ¿Cómo definiría la situación económica-política y social actual?
–Es difícil responder la pregunta sin hacer referencia al orden social capitalista, su evolución y el modo dependiente en que se inserta Argentina. En referencia a la historia reciente, el modelo instaurado durante el menemismo, ya de la mano del gobierno justicialista kirchnerista, pasó varias etapas. Una primera, expansiva, saliendo del pozo profundo, en un contexto mundial muy favorable a los productos de mayor exportación argentina –en especial del complejo oleaginoso–.
La reactivación fue acompañada de recuperación parcial de los ingresos de los trabajadores y del empleo, lo que a su vez facilitó el aumento de la producción interna. Pero por las características estructurales del modelo, se fueron agotando los 'motores' iniciales. El panorama va cambiando y los obstáculos van tomando más fuerza. Entonces lo que fueron dos elementos reflejos del 'éxito' inicial (superávit fiscal –plata abundante para el Estado– y superávit externo –divisas abundantes para el país–), van desapareciendo y se transforman en graves problemas (déficit fiscal y externo). La caja gigantesca de los recursos públicos desaparece cuando más se necesita, y los dólares se van por los múltiples agujeros que dejan crecer las políticas públicas. La última fase del gobierno anterior mostró medidas desarticuladas y a veces desesperadas para superar la situación, sin avanzar en cambios estructurales.

En ese marco, el nuevo gobierno desde 2015 mantuvo en esencia las características estructurales, y ante el elevado déficit fiscal se apeló a cubrirlo con creciente, irresponsable e insostenible endeudamiento externo. La pobreza masiva que afecta a un tercio de la población, la inflación alta y persistente que golpea los bolsillos de la gran mayoría, el elevado empleo precario, la fuga de capitales al exterior, son elementos de la situación actual que si bien vienen de antes, este gobierno los mantiene y profundiza. Pero ante la grave situación busca superar la coyuntura con más ajustes que recaen sobre los que menos tienen, a la vez que garantiza las inmensas ganancias de los banqueros y las corporaciones. De todos modos, las políticas implementadas suponen un futuro incierto y muy peligroso.

–La grieta no se cierra. ¿Hay dos modelos en pugnas, entre los gobiernos K y M?

–No se observa, más allá de la guerra de 'relatos', que tengamos otra economía desde el cambio de gobierno nacional en diciembre de 2015. El peso del comercio externo en relación al Producto Bruto no se ha modificado, solo se evidencian cambios en las condiciones del mercado mundial que impactan en lo interno. Tampoco hay evidencias claras de variaciones significativas en términos de empleo, aunque por más mínimas que sean las bajas siempre son traumáticas para los que las sufren. Las inversiones se mantienen reducidas, y más allá del discurso oficial no hay medidas que incentiven las que se destinen a la producción. En realidad, existen políticas de Estado que sí se mantienen con los diferentes gobiernos, y tienen que ver con al esencia del modelo neocolonial extractivista y servil al capital usurero internacional. Se continúa promoviendo la megaminería, una de las actividades más depredadoras del mundo; se sigue promoviendo el fracking; se mantiene a rajatabla la marcha de los monocultivos de transgénicos con uso masivo de agrotóxicos; la sumisión a la usura internacional está vivita y coleando. Luego de pagarse más que ningún otro gobierno una deuda externa ilegítima y fraudulenta, pasamos a endeudarnos de nuevo de manera masiva; el sistema tributario continúa siendo injusto porque pagan más los que menos tienen; entre otras consideraciones. En realidad no hay posturas antagónicas en lo esencial, entre las fuerzas políticas que tienen más posibilidades de acceder al Gobierno.

–Qué rumbos observa que denotan discusiones como la polémica reforma previsional realizada a fin de año, o la reforma laboral que ahora se anuncia para ser tratada coincidente con la realización del Mundial de Fútbol de Rusia?

–Las reformas que vienen tratando de impulsarse a nivel nacional, y que cuentan con el apoyo de los diferentes gobiernos provinciales –entre ellos el de Entre Ríos–, están dentro del marco del mismo modelo. Significan la continuidad esencial y profundizada de algunos elementos de la realidad social que procuran adaptarse a las nuevas y difíciles condiciones del contexto externo. La reforma tributaria –del sistema que básicamente dejó la última dictadura y no lo cambió ningún gobierno posterior– apunta a continuar con impuestos predominantemente regresivos.

Continúa los lineamientos anteriores, y no altera de manera sustancial la grave situación que vive el grueso de los jubilados, que perciben el haber mínimo, que no cubren ni la mitad de la canasta de pobreza de la tercera edad. La reforma laboral apunta a legalizar la precarización ya existente, y ajustar el mercado a la coyuntura mundial. Todo a favor de las grandes corporaciones, del capital usurero, del saqueo de nuestros recursos; y todo en contra de los trabajadores, de los ancianos, de los pequeños y medianos empresarios, de los sectores medios, del ambiente y de la vida.

–¿Cómo encuentra este contexto a la provincia de Entre Ríos?

–Nuestra provincia es parte de ese modelo nacional, y su inserción se apoya básicamente en la producción primaria. La esencia de las relaciones financieras entre el estado nacional y el provincial sigue vigente, con el saqueo sistemático de los recursos que pertenecen legítimamente a las provincias. No se puede afirmar que en Entre Ríos haya habido cambios desde la asunción del nuevo gobierno nacional, ni en su estructura económica ni en las políticas públicas. La estructura primarizada de la economía entrerriana requiere un Estado que compense la falta de generación de empleo genuino en el sector público. La dependencia de las finanzas provinciales hacia el poder central conduce a un comportamiento de los gobernadores como simples gestores de las imposiciones del Ejecutivo nacional, apoyando las decisiones a cambio de monedas que les permitan mantener el estatus quo y 'sin hacer olas'.



En abril arranca un nuevo ciclo del curso académico

Las nueva edición del curso trimestral de Economía para Todos denominado Economía, Sociedad y Ambiente, que organiza el Programa de Extensión Por Una Nueva Economía, Humana y Sustentable de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER), comenzará el próximo 6 de abril.

Estará a cargo de un conjunto de profesionales coordinados por el contador Luis Lafferriere, profesor titular de las cátedras de Economía, y de Periodismo Económico de la carrera de Comunicación Social.
Se desarrollará en forma semanal, todos los viernes de 20 a 22, en el edificio de Buenos Aires 389, de la Facultad.

Es coorganizado con la Junta Abya yala por los Pueblos Libres (JAPL) y la seccional Paraná de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer). La propuesta formativa es abierta y gratuita, y se entregan certificados de asistencia y aprobación. Por informes e inscripción, hay que escribir a info@porunanuevaeconomia.com.ar y luis.lafferriere@gmail.com

Comentarios