Secciones
Día Internacional de la Mujer

Las mujeres pidieron mayor equidad y políticas para frenar los femicidios

Esas fueron dos de las consignas que incluyó el documento que se leyó al final de una masiva marcha en Paraná. Fuerte interpelación al Estado

Sábado 09 de Marzo de 2019

Miles de mujeres, de todas las edades, pararon y se movilizaron en Paraná en el marco del tercer Paro Internacional de la Mujer Trabajadora, una convocatoria que se replicó en las principales ciudades argentinas y en más de 170 países alrededor del mundo. Fueron varias las consignas desplegadas a lo largo de la manifestación, a la que se unieron alrededor de 83 organizaciones sociales, sindicales, políticas, estudiantiles, no gubernamentales, que se concentraron en la Plaza 1º de Mayo para luego marchar hacia la plaza Mansilla.


La fuerza del colectivo quedó demostrada en la masividad de la convocatoria, que se vino gestando en diferentes reuniones de la Asamblea de Mujeres, Lesbianas, Travestis y Trans de Paraná. Diferentes generaciones se unieron para reclamar por nuevos derechos, para pedir que no las sigan matando, en procura de la igualdad y que se sancione en el Congreso la ley de la interrupción legal del embarazo, entre otras demandas. En el comienzo de la movilización hubo cánticos contra el gobierno nacional, en rechazo a la figura del presidente, Mauricio Macri, y hubo intervenciones sobre la escuela Normal para exigir avances en la investigación por las denuncias de abuso contra el docente Conrado Astudilla. A diferencia de ediciones anteriores el recorrido de las columnas fue diferente, ya que se evitó avanzar por Corrientes hasta La Paz por las obras de remodelación de la nueva peatonal San Martín. "Es un día histórico", repetían con orgullo algunas de las militantes.


Entre los participantes se pudo observar algunos dirigentes políticos y gremiales, como la exintendenta Blanca Osuna, y el secretario general de la CTA Entre Ríos, Sergio Elizar. También acompañaron familiares de víctimas de femicidios en la provincia, como el caso de Gisela López, ocurrido a mediados de 2016 en Santa Elena. El acto central se llevó a cabo sobre la explanada de Casa de Gobierno, de frente a la multitud de mujeres que pidieron ser escuchadas en el corazón del poder político. Un grupo diverso de militantes leyó un documento consensuado entre todas las organizaciones. En el comienzo se responsabilizó al gobierno nacional y a Macri por "los despidos, el ajuste y los tarifazos". En ese sentido se exigió "la igualdad salarial y paritaria libre" y a la vez se "denunció la exclusión laboral y social de las mujeres con discapacidad y las trabajadoras de la economía popular. Nos oponemos pública y políticamente a la reforma laboral".


Leer más >>>> La marcha 8M en fotos



Por otro lado se rechazó la "responsabilidad política de (Sergio) Varisco ante la persecución que sufrieron trabajadoras municipales que pararon el 8M de 2018. Como trabajadoras el trasporte público es un derecho y una necesidad; rechazamos el aumento del boleto". En otro pasaje del escrito se denunció la feminización de la pobreza: "No solo significa el empobrecimiento material de mujeres y disidencias, sino también el empeoramiento de sus condiciones de vida y la vulneración de sus derechos. Demandamos la creación del cupo laboral trava-trans en las dependencias del Estado". De la misma forma se exhortó al Estado a promover políticas públicas, "con presupuesto real y medidas para prevenir, sancionar y erradicar la violencia de género en todo el territorio nacional".

Otra de las demandas estuvo dirigida al pedido de justicia para todos los casos de femicidios y travesticidios". También se exigió por la sanción de la Ley de Emergencia por Violencia de Género, la aplicación de la perspectiva de género en todos los niveles del Estado. "Las trabajadoras paramos y nos movilizamos en defensa de la autodeterminación de los pueblos y rechazamos la injerencia de EE.UU. en América Latina. Rechazamos cualquier intento de golpe de estado y agresión militar imperialista. Nos solidarizamos con el pueblo, las mujeres, lesbianas, travestis y no binaries de Venezuela, de Brasil que enfrentan al fascista y misógino de Jair Bolsonaro y de Nicaragua que enfrentan al misógino de Ortega", se interpeló. El documento cerró con la histórica demanda para que el aborto legal, seguro, gratuito sea ley y en la misma línea se demandó "la plena implementación y presupuesto real para el Programa de Salud Sexual y Reproductiva y para Protocolo de Interrupción Legal del Embarazo". Y se condenó al gobierno de Bordet "por el decreto de fumigaciones que expone a las trabajadoras de la educación rural a un ambiente educativo de contaminación y de enfermedad".

Concepción se sumó al 8M Como cada año, una enorme cantidad de mujeres se congregó en Plaza Ramírez para acompañar una nueva marcha recordando en Día Internacional de la Mujer. El colectivo feminista Ni Una Menos Concepción del Uruguay fue la promotora de esta nueva jornada de recordación, concientización y protesta que comenzó a las 16 en el principal paseo uruguayense con la conformación de diversos stands de artesanas y emprendedoras donde hubo reparto de folletos y una serie de talleres que dieron en denominar Tejiendo Feminismo. De igual manera se conformó una mesa de abogadas feministas que tuvieron oportunidad de atender dudas de las mujeres que encontraron allí respuestas legales a situaciones de violencia. Seguidamente se procedió a la lectura de un documento donde se hizo una síntesis de la cantidad de femicidios del último año y se dieron los argumentos por los que se efectuó el paro de mujeres. "Paramos porque demostramos que el movimiento de mujeres se pone de pie ante la crisis económica como no lo hacen las burocracias sindicales", se enfatizó. El cierre fue con una marcha alrededor de la plaza.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});