Secciones
La Provincia

Las heladas afectaron un 80% de las plantaciones de eucaliptus

Un informe del INTA señaló los daños a la actividad forestal. Las hectáreas que se plantaron durante los últimos dos o tres años fueron las más perjudicadas, en la zona de Salto Grande.

Viernes 27 de Julio de 2012

Las heladas afectaron hasta en un 80% de las plantaciones de eucaliptus en la región de Salto Grande, según un informe elaborado por la estación experimental Concordia del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA). El material, dado a conocer esta semana, da cuenta de los daños que vivió la actividad forestal de la zona a raíz de las heladas registradas durante junio.


El ingeniero Mario Flores, perteneciente al área de Producción Forestal que depende del ministerio de Agricultura de la Nación, explicó a diario Río Uruguay que del relevo hecho en colaboración con los técnicos, productores y empresas locales se desprende que, “una importante proporción de las hectáreas que se plantaron durante los últimos dos o tres años fueron las más perjudicadas” y anticipó en cuanto a los pronósticos climáticos que “se supone que vamos a seguir teniendo algunas heladas de acá hasta la primavera y eso no va a ser positivo para las plantas”, valoró.

Según el relato hecho por Flores, “se hizo una aproximación a partir de toda la información que nos proveyeron de cuál es la superficie afectada”, y aclaró que “eso no quiere decir que nosotros hayamos relevado a la totalidad del las hectáreas que están siendo afectadas, pero en una importante proporción si de las que se plantaron durante los últimos dos o tres años, que son las plantaciones donde están concentrados los daños por su mayor sensibilidad”.


Inmediatamente indicó que fueron estas plantaciones las que fueron afectadas en distintos grados, “dependiendo un poco del desarrollo que las plantas tenían y de la ubicación en el relieve. Presentaron daños y sintomatologías propios de los primeros fríos de junio”.


Consultado acerca de cómo serán las tareas de recupero de estas plantas, el ingeniero explicó que consiste en cortar el tallo de la planta prácticamente al ras del suelo. A unos 15 centímetros y esperar a que vuelva brotar. “De allí, lo que se hace es conducir esos brotes para tener un nuevo tronco, ya que el objetivo de la producción es generar madera de calidad para la industria”, expuso.

“En las plantaciones del año 2009 es variado el tipo del daño. Hay plantaciones donde probablemente la planta rebrote hasta una determinada altura y también haya que conducir esos brotes que vuelven a surgir”, explicó y añadió que “a partir de ahí, a futuro, puede haber una pérdida de calidad en lo que es la rectitud del fuste y en algunos casos después se encuentran como una especie de colchocidad en la madera”, donde se han producido eventos de heladas muy fuerte.

En referencia a las técnicas que se pueden aplicar para apalear esta situación, narró que, tanto del INTA como de otras instituciones “se está trabajando en la búsqueda de híbridos con eucaliptus grandes que tengan una mayor tolerancia al frío y así encontrar a futuro una alternativa que permita que este tipo de situaciones no comprometa la producción”.

Pronóstico

“No podemos tener una certeza, pero estimamos que todavía vamos a tener unos meses secos, y vamos a tener que esperar hasta entrada la primavera para ver como es la respuesta de la planta en cuanto a su sobrevivencia”, graficó Flores. Tras ello se verá que manejo se hace para llevar adelante la producción.


Para el próximo mes y medio, en lo que respecta al régimen de precipitaciones, se sabe que va a estar por debajo de los niveles normales. “Esa es otra cuestión que, al momento de entrada la primavera y cuándo se produzcan los primeros calores, la planta tienda a brotar. El hecho de disponer de humedad es una condición importante para que se produzca la rehidratación de los tejidos que se vieron colapsados por el congelamiento de las heladas”, afirmó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario