Paraná
Martes 12 de Diciembre de 2017

Labran actas y admiten que bares infringen normas en el uso del espacio público

Por no tener permiso, o superar la capacidad autorizada, se verifican infracciones. El área de Habilitaciones intensifica controles en las calles

"Hay un fuerte reclamo de la ciudadanía para poder disfrutar del espacio público, de poder caminar libremente por las veredas. Y eso tiene que ver con la presencia y la función de controlar del Estado que estamos ejerciendo", explicó ayer el director de Habilitaciones de la Municipalidad de Paraná, Fabián Rueda, en relación a los controles que se vienen realizando durante las últimas semanas, en los bares de la capital provincial.
El funcionario indicó a UNO que prácticamente la veintena de estos locales que ocupan la acera con mesas y sillas infringen de algún modo, las ordenanzas vigentes.
"Por ocupar la vía pública con mesas o sillas, o por superar el máximo o la capacidad permitida, se están labrando actas de infracción, que son remitidas al Juzgado de Faltas para que imponga la sanciones pertinentes", explicó Rueda. También hizo referencia a construcciones irregulares.
El titular de Habilitaciones hizo hincapié en los controles que está haciendo el gobierno municipal en la materia. Abarca la situación irregular que tenían los carribares en la Costanera Baja del Parque Urquiza: al respecto, aún sigue instalado en el lugar uno de ellos, que no quiere reubicarse y que la semana pasada tuvo un fallo judicial adverso, que avala y respalda a la comuna a avanzar con el desalojo del lugar. Además, los operativos se extendieron luego a la zona de las barrancas del Patito Sirirí. Y en la zona del monumento al General Justo José de Urquiza, se inició la judicialización para el desalojo de un carribar, instalado recientemente en la zona.
En ese marco, el funcionario indicó que se trabaja en una nueva ordenanza para regular el uso del espacio público, por parte de los bares. Actualmente, para la actividad en la vía pública, en el capítulo denominado Usos especiales de la vía pública del marco legal municipal, está vigente el Decreto N° 521/78, del 14 de agosto de 1978.
"Vamos a trabajar con los gastronómicos y consensuar en modalidades de uso que sean vistosas, con estructuras desmontables, como sugieren las ordenanzas. Para eso se dispondrán reuniones semanales con la Asociación Hotelera y Gastronómica. La prioridad es no impedir el paso peatonal", explicó Rueda.
El Decreto N° 521 es el que dispone el modo en que se deben tramitar las solicitudes para obtener los permisos para colocar sillas y mesas; impide que se haga uso de la vía pública sin la autorización municipal pertinente o sin haber abonado los tributos.
También establecen criterios para la autorización, tales como la necesidad que las veredas tengan más de tres metros de ancho; distancias mínimas en relación al cordón de la acera, relación con predios lindantes, entre otros aspectos.
Para Rueda, es indispensable actualizar la normativa, no solo por su sanción en medio de la dictadura militar, sino también porque en 40 años, han cambiado ostensiblemente la comunidad, las costumbres sociales, y también la actividad gastronómica y el modo de esparcimiento público.
"Hay una decisión del intendente Sergio Varisco para que el municipio ejerza el poder de control y pueda velar y custodiar el uso adecuado, regulado y autorizado de los espacios públicos", remarcó el funcionario municipal.

Comentarios