Secciones
La Provincia

La variedad de pólizas es una tendencia en gran expansión

Todo riesgo se puede asegurar: una mascota, las manos de un peluquero, una obra de arte o una cartera. Son adecuaciones a los cambios sociales en la búsqueda por encontrar nuevos mercados.

Domingo 25 de Noviembre de 2012

Pablo Felizia / Redacción de UNO
pfelizia@unoentrerios.com.ar

En los últimos años se diversificó la cantidad de pólizas posibles de realizar, Hay de todo: desde seguros para la mascota, hasta las manos de un peluquero por si en un accidente las pierde. En el deporte, Cristiano Ronaldo tiene aseguradas sus piernas como si fueran una herramienta de trabajo. De todos modos no hace falta ir tan lejos, hay casas en Entre Ríos que en su interior tienen obras de arte cubiertas ante un robo.
 

Por cada riesgo existente es posible firmar un contrato que de garantías de recuperar, por lo menos, una parte de la posible pérdida.
 

Las compañías aseguradoras se ven en la obligación de crear nuevos productos de manera constante. Las experiencias de vida, las costumbres y los momentos económicos generan nuevos riesgos o adecuaciones de los viejos. Se transforman las herramientas con las que una persona puede minimizar una pérdida o sentir un respaldo para recuperar lo que tenía. Así se abre un abanico de posibilidades donde parece que todo es asegurable.
 

“El riesgo tiene que cumplir determinadas condiciones como encontrar primas de seguros -costos técnicos- que sirvan para que en su momento, puedan resarcir el daño”, dijo a UNO Rafael Herrera, docente de la filial de Entre Ríos del Centro Federal de Capacitación en Seguros de la Asociación de Productores de Seguros y funcionario de una compañía del rubro.
 

Mariano, encargado de una sucursal local, coincide con lo antes planteado, pero agregó: “Se diversifica porque se busca también entrar en otros mercados”.

Hechos privados
La variedad es tan amplia que los ejemplos sobran. Se puede firmar un contrato por una computadora contra todo riesgo y si el perro muerde a un vecino, es posible tener los gastos cubiertos.
 

“Una cosa es la forma de comunicarlo. ‘Asegurá a tu perro’, es mucho más decorativo que decir ‘obtené una póliza por hechos privados que no tengan que ver con tu actividad profesional’”, dijo Mariano y explicó que en este rubro, se puede estar asegurado hasta si una maceta se cae del balcón y lastima a alguien.
 

“También por si se tiene una pileta en la casa y ocurre una desgracia y alguien fallece. Por una cobertura de vivienda por incendio, robo, rotura de cristales o estos hechos, no pagás, en general, más de 100 pesos por mes. Si un granizo rompe una ventana la tenés de vuelta y si un corte de luz te arruinó lo que había adentro de la heladera, se puede reponer”, añadió.

Cuando los hechos aparecen
En el caso del robo de una cartera, por ejemplo, puede ser difícil ponerse de acuerdo en saber cuánto valor en dinero había adentro en el momento en que se produjo el robo.
 

Rafael Herrera explicó que lo que se hace es un seguro con una franquicia donde solo se cubre un monto que se acuerda en forma previa. “Lo que no existe se adapta, no hay riesgo que no pueda ser evaluado por una aseguradora. La gente toma conciencia a medida de que los hechos aparecen. Los seguros con las mascotas existen desde hace años, lo que pasa es que el problema aparece, varios perros causan daños a otras personas, y la gente consulta por eso en particular”.
 

En el caso de las obras de arte la situación es más difícil porque se tienen que poner de acuerdo el dueño del cuadro y la compañía, en el valor que tiene.
 

“Esta póliza ya lleva muchos años. Es un seguro muy complejo porque para darle un valor a la obra además, hay que tasarla y también se tienen que poner de acuerdo en quiñen será el tasador para que cuando ocurrido el hecho, no se discuta este tema”, agregó Herrera.
 

La variedad de seguros es tan amplia que en el campo se puede asegurar hasta la mercadería de productos regionales o daños causados en la participación de exposiciones y ferias.
 

Años atrás era menos conocido que alguien pudiera asegurar todo lo que puede correr un riesgo. En la actualidad, su expansión es evidente y el margen va desde necesidades como cuidar una cosecha del granizo, hasta extravagancias como hacer una póliza para las griferías de una casa.
 

Por cierto, las piernas de Cristiano Ronaldo están aseguradas por 100 millones de euros.

Se puede asegurar un auto por si lo choca otro que no tiene póliza
Una de las pólizas novedosas en este último tiempo son los seguros para autos de doble protección. Así se llama y no son tan caros, apenas un adicional de 60 pesos en promedio, según el vehículo, en la póliza que ya se tiene. “Si una persona te choca y no tiene seguro, con la patente nomás se hace la denuncia, nosotros averiguamos si realmente la persona que chocó no está asegurada y se te cubre ese daño por haber sido chocado por una persona sin póliza”, dijo Mariano.

Hoyo en uno
Una póliza muy común en determinados sectores productivos, es el del potrillo nacido vivo. Los criadores de caballos de carrera o de polo, firman un contrato de póliza que les permite tener certezas de no perder en el caso de que el animal, al nacer, lo haga con problemas o se muera.
 

“En Gualeguay, Galarza y Larroque, por ejemplo, se venden mucho estos seguros y ni hablar en Buenos Aires. Lleva una inversión muy grande y capaz que hasta tienen vendido el animal antes de que nazca”, detalló Mariano.
 

Rafael Herrera contó que por le valor que puede alcanzar un equipo completo para jugar al golf, es un seguro común que se hace ante un posible robo y que en determinados sectores se contrata frecuentemente. Sin embargo, esa póliza incluye el pago de un refrigerio, cena o festejos para todos los jugadores de la partida, en el caso de que el asegurado acierte un hoyo en uno.
 

Las manos
Los seguros de vida tienen un valor que van de acuerdo a la edad que se tenga. Herrera explicó que hay que separar la indemnización por incapacidad y la habilidad que es determinante. Por ejemplo, no tiene el mismo valor el daño que se hace una persona en una mano si con ello no puede continuar su desempeño laboral, que alguien que puede seguir de manera parcial.
 

En este sentido, las manos de un peluquero se pueden asegurar y tendrán un valor diferente al de otra persona.
 

“Cada parte del cuerpo está medido. Pero con la habilidad no somos todos iguales. Si todos fuéramos diestros, en materia de incapacidad deberíamos recibir lo mismo. Pero no todos hacemos lo mismo”, dijo Herrera.
 

Si por un accidente se le cortan las manos a un peluquero queda incapacitado, por eso es posible asegurarlo en particular. Sin embargo, si bien existe la posibilidad de tener una póliza en este sentido, Herrera señaló: “Es muy difícil ponerlo en términos de valor porque lo que se cubre medianamente es lo que se dejar de hacer. Hay que evaluar hasta el nivel de clientes que tiene ese peluquero. No es fácil hacerlo ni encontrar aseguradoras que lo quieran cubrir. Por lo general, se hace bajo otro título que puede ser por compañías de retiros o de rentas. Eso sí, si un peluquero pierde la mano, vale mucho más que otra persona”, remató.

Los seguros más extravagantes
Entre los ricos y famosos, hay pólizas que son extravagantes y millonarias. Hay algunas, incluso, que recorrieron el mundo y se hicieron conocidas. Son parte de esa expansión y diversificación. La mayoría son realizadas por las principales empresas de mundo y muchas veces por cuestiones publicitarias. Según se pudo conocer, los seguros para autos de doble protección que ya se venden en Paraná, detallados más arriba, se tomó de una compañía internacional.
 

A las piernas de Cristiano Ronaldo se le pueden agregar otras que por lo menos llaman la atención. Una compañía inglesa habría asegurado una lengua por 16,2 millones de dólares aproximadamente. La misma le pertenecía a Gennaro Pelliccia, quien fuera el principal encargado de catar y saborear el café de una de las fábricas más importantes de Italia.
 

También se comenta que el guitarrista de la banda de rock Rolling Stones, Keith Richards, logró asegurar sus dedos por una suma millonaria. La actriz y cantante Marlene Dietrich hizo lo mismo con sus piernas.
 

Durante 2008 se conoció el seguro adquirido por una nariz de parte del productor holandés de vino Ilja Gort. Su necesidad era cubrir esa parte del cuerpo que es la principal herramienta de trabajo. El costo del seguro fue de 5 millones de euros. También hay un caso de una compañía cinematográfica que sacó un seguro por un millón de dólares, ante la posibilidad de que su actriz central se enamorara y se casara durante todo el periodo en el que durara su contrato.
 

En Europa, por un hoyo en uno del golf se puede llegar a pagar alrededor de 65.000 euros para realizar la fiesta que se acostumbra ente ese hecho. Los principales pilotos de Fórmula 1 suelen obtener pólizas que superan los 80 millones de dólares.
En 2004, una compañía expidió una póliza por más de 35 millones de dólares. Fue por un juego de joyas utilizada por una estrella de cine en la gala de los premios Oscar de ese año.

Una variedad que crece y se modifica con el tiempo
Las mascotas. Se pueden asegurar y si el perro muerde a un vecino la póliza cubre los daños ocasionados. El valor del contrato se inscribe en el rubro ‘hecho privado’.
 

Robo de carteras. Se acuerda antes el valor a devolver ante el hecho y puede costar alrededor de 30 pesos por cada mil más todos los impuestos pertinentes. Ese valor se llama ‘primas de seguro’
 

Obra de arte. El valor del seguro se determina una vez que se tasa la obra en cuestión. Para eso se debe haber acuerdos entre el cliente y la compañía de quién será el tasador.
 

Golf. En la actualidad se aseguran como si fueran una joya. Puede salir 15 pesos por cada mil y se incluye con otras pólizas. Además, incluyen los festejos ante un hoyo en uno.
 

Auto. Hoy se puede asegurar el auto para que si otro, sin póliza, lo choca se pueda estar cubierto. Sale 60 pesos más, según le vehículo, que se suma a lo que ya se paga.
 

Computadora. Es posible asegurar una notebook contra todo riesgo. Sale 90 pesos cada 1.000 pesos e incluye incendio, robo, daños y golpes, siempre que el desgaste no sea a causa del uso.
 

Manos. Las manos se pueden asegurar, y su valor depende del tipo de trabajo que realiza con ellas. En Paraná no es tan común, pero sí se inscriben entre las compañías de retiros.
 

Potrillo nacido vivo. Es más común en las localidades entrerrianas, donde se crían caballos de carrera. Se asegura que si el animal no nace en condiciones, se reciba un pago por la pérdida.
 

Hechos privados. La mayoría de estas pólizas son por accidentes en casas.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario