Industria
Sábado 04 de Noviembre de 2017

La UIER realizó una amplia evaluación de la situación industrial

La Unión industrial de Entre Ríos volvió a trasladar su reunión de comisión directiva para tener de primera mano un encuentro con los protagonistas de cada región.

Con la presencia de numerosos sectores productivos y la evaluación de cada uno de ellos, la Unión Industrial desarrolló una reunión de comisión directiva en Federación, siguiendo el propósito de llevar los temas centrales de la producción a cada rincón de la provincia.


Como ya había sucedido este año en San José y Gualeguay, la Unión industrial de Entre Ríos volvió a trasladar su reunión de comisión directiva a otro punto de la provincia, para tener de primera mano un encuentro con los protagonistas de cada región.


En ese sentido se inauguró la reunión desarrollada este viernes en el auditorio del Centro de Comercio de Federación, con la participación de sectores estratégicos de la zona norte y del intendente local, Carlos Cecco.


El moderado optimismo de la industria frente a la incipiente recuperación que se observa en el sector fue el denominador común del encuentro, más aún que las expectativas ante las reformas planteadas por el Gobierno Nacional en materia laboral e impositiva.


La UIER, a través de su presidente Guillermo Muller en principio, tomó la ocasión para realizar un detallado recorrido de las actividades, propuestas e iniciativas que viene desarrollando, entre las que se destacó la firma del convenio con el Gobierno de Entre Ríos, que impulsa el trabajo conjunto de la entidad con la Dirección de Escuelas Técnicas del Consejo General de Educación. Concretamente, explicó Muller “se trata de crecer en un ejercicio de intercambio, con la posibilidades de prácticas profesionalizantes que en definitiva hagan más accesible el ingreso de los egresados de escuelas técnicas al mundo del trabajo”.



La tarea de cada departamento técnico de la entidad y la implementación de dos nuevas herramientas en esa dirección (Departamento de TICS y de Asuntos Legales), fueron otros de los aspectos institucionales tratados en la oportunidad.



Cada uno de los participantes de la reunión tuvo la ocasión de poner en foco la realidad que le toca vivir hoy en Entre Ríos. Por la diversidad de sectores representados, esa evaluación logró un amplio recorrido, que permitió una observación abarcativa del aparato productivo entrerriano. Coincidente, a su vez, con la evaluación de coyuntura sobre el tercer trimestre presentada por la UIER como prólogo de la puesta en común.

Tras procesar los datos de una nueva encuesta de coyuntura, el área de Monitoreo Industrial de la UIER señaló que en las perspectivas de la industria se observa “una tendencia de expansión moderada en la actividad”. En ese sentido, se destacó que “un 70% de las empresas se encuentra en una situación de estabilidad o crecimiento, con buenas perspectivas para el próximo trimestre”.

El mismo informe señaló que las “cargas impositivas y el margen de rentabilidad” son las preocupaciones centrales de la industria. En tanto que subrayó que “un 75% de empresas en los próximo trimestre harán inversiones o ejecutarán inversiones que ya están en marcha”.


Referentes de cada sector, con sus particularidades, fueron planteando un escenario de moderado optimismo frente a la realidad de una recuperación incipiente que parece ir tomando una dimensión más definida.

“Vamos a tener un buen año y buen crecimiento, estamos haciendo inversiones para ampliar la capacidad y dar respuesta a nuevos frentes”, señaló Sergio Corso, referente de los madereros. Eduardo Tonutti, por el sector lácteo, evaluó que “luego de dos años muy complicados se está recuperando el sector y hay una etapa de transición donde la lechería va camino a una restructuración”.

Antonio Caramagna, de Johnson Acero, marcó los matices diferenciales en relación al rubro de la empresa que representa, pero en definitiva coincidió en observar un escenario “motivador”.


Desde el sector de papeles y cartón para embalaje, Alfredo Sirkovich, dio un diagnóstico bastante representativo del clima general: “Hubo un primer trimestre muy bajo, recuperación en la finalización del segundo y una franca mejoría en el tercero”. La expectativa es buena, dijo Sirkovich: “Se trabaja a un 90% de la capacidad instalada”.


La incidencia del crecimiento en la construcción y la obra pública se vio reflejado en el ánimo de los industriales: “Aumentó en un 12% de los permisos para construcción y eso ya generan muy buenas expectativas en empresas relacionadas al rubro”, se afirmó.


También desde la producción de porcinos hubo evaluaciones positivas, pero algo distinta es la percepción de los industriales avícolas. Raúl Marsó, de Las Camelias, recordó que este año “el sector estaba preparado para exportar 30 de su producción, pero hubo que recoger el barrilete”, por razones de precios y competitividad.


“Tenemos mucha expectativa con la reforma de impuestos, pero si no bajamos el gasto y bajamos impuesto tendremos que endeudarnos y entramos en algo que preocupa”, evaluó, aunque en otro plano rescató que “estamos esperanzados en retomar nuestra senda, el mundo está caminando, está aumentando el comercio de aves y hay un relativo optimismo”.



Daniel Costa y Oscar Panarotti, de Fama importadora y exportadora SA, fueron dos de los referentes locales que intervinieron en el encuentro, para dar cuenta del recorrido de trabajo realizado desde una firma que en la actualidad se dedica a la exportación de cítricos frescos dulce, en mayor medida mandarinas y, principalmente, al mercado asiático. El imprescindible avance en material genético registrado y procesos tecnológicos con inteligencia artificial, fueron algunos de los aspectos planteados que concentraron el interés de los concurrentes.

También Jorge Rigoni, en representación de Industriales Madereros de Federación y sur de Corrientes (IMFER), realizó una exposición especialmente en dirección al optimismo del sector frente al convenio firmado con el Estado Nacional para lograr que un 10% de las construcciones sociales sean, efectivamente, casas de madera.

IMFER representa hoy, en la región, más de 200 aserraderos. Lo que significa, a su vez, mucho trabajo y manos de obra en la zona.

Sobre el final del encuentro, el intendente de Federación, Carlos Cecco, agradeció la visita de la UIER a la ciudad y destacó que “me llena de satisfacción escucharlos”, al tiempo que valoró la búsqueda y el esfuerzo de “transformar el país en base a la producción de la agronidustria”.



Comentarios