Secciones
Concordia

La salida de Cresto desató el dilema: ¿el Concejo local se queda con un edil menos?

Según el color político, las opiniones son dispares. La norma establece que en esa jurisdicción deben ser 13 concejales, pero la oposición lo minimiza .

Domingo 19 de Enero de 2020

Concordia, la que muchos estigmatizan por ser la ciudad más pobre del país, está realmente convulsionada. Después de haber estado en el centro de la escena nacional por el lanzamiento de la tarjeta alimentaria, el programa social diseñado en el marco del Plan Nacional contra el Hambre, la localidad volvió a ser noticia por el pedido de licencia del intendente, Enrique Cresto. Más allá de la lectura política que se pueda hacer de su nombramiento en el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa), lo que vale analizar en este caso es el sismo institucional que causó la medida. Tanto el oficialismo, que responde a Cresto, como la oposición y sus aliados, abrieron un debate respecto de la legitimidad del pedido de licencia del jefe municipal, aprobado por el Concejo Deliberante, aunque cuestionado desde un enfoque jurídico. Al mismo tiempo, en el cuerpo deliberativo surgió otro dilema, cuando todo el arco político observó que el Concejo, luego del corrimiento de cargos, podría funcionar con 12 ediles, es decir uno menos de lo que prevé la ley.

La ley N˚ 10.082 de Régimen Municipal es clara respecto a esta situación. En su título II, del Régimen Electoral, capítulo VII se alude a los Requisitos para el cargo, las inhabilidades, incompatibilidades y acefalías. La mencionada normativa trata el tema en el artículo 74. “Cuando por renuncia, exoneración, incapacidad o fallecimiento, quedare vacante un cargo de concejal, el presidente del respectivo Concejo lo hará saber por escrito dentro de los ocho (8) días de producida la vacancia a la Junta Electoral correspondiente, la que dentro de igual término expedirá diploma al suplente que deba reemplazarlo”, argumenta. Y agrega: “Si vencido el primer plazo el presidente no cumpliere con su obligación, cualquiera de los titulares o suplentes del Cuerpo podrá dirigirse a la Junta Electoral pidiendo la integración, la que deberá expedirse dentro de los ocho (8) días de recibido el requerimiento”.

Así planteada la cuestión, surgieron varias preguntas que UNO se propuso responder con el testimonio de dirigentes partidarios y actuales concejales de la Capital del citrus. Martín Centurión es abogado y referente del espacio Nueva Concordia, que en las PASO de 2019 acompañó a Eduardo Asueta como precandidato a viceintendente en la lista que perdió la pulseada con Enriquito. Consultado en relación a su postura sobre el tema, afirmó: “Con la licencia extraordinaria del Presidente Municipal, por el orden de sucesión, el presidente del Concejo Deliberante y a su vez Vicepresidente municipal (Alfredo Francolini) asume el principal cargo del Poder Ejecutivo. El vicepresidente primero del Concejo y a su vez edil (Daniel Cedro), tiene que presidir el cuerpo deliberativo. La ley es taxativa: si un concejal va a presidir el cuerpo, éste tiene funciones diferentes que la de los demás concejales, no puede votar salvo que tenga que desempatar”, explicó el letrado a este medio.

De acuerdo a este fundamento resulta “incompatible que Cedro esté ejerciendo la concejalía y la presidencia del Concejo en forma simultánea”, y reforzó su planteo basándose en la 10.082, que “establece que el Concejo se compone por una cantidad de concejales determinado por la cantidad de habitantes: de 50.001 a 200.000 habitantes, son 13 los ediles que tienen que estar conformando el cuerpo. Entendemos que no puede haber un concejal menos por un tiempo que posiblemente puede durar la totalidad del mandato de nuestro intendente”.

Para Centurión, en este tipo de controversias se debe resguardar el orden y la calidad institucional y política, y aclaró que su sector no tiene objeciones con el pedido de licencia de Cresto. “No por eso podemos dejar de ver cuestiones mal instrumentadas o desorganizadas. No puede estar la ciudad con un Concejo conformado por 12 concejales por una cuestión así”, enfatizó. “No por eso podemos dejar de ver cuestiones mal instrumentadas o desorganizadas. No puede estar la ciudad con un Concejo conformado por 12 concejales por una cuestión así”, enfatizó.

Otro de los interrogantes que surge en este contexto es determinar la forma en que se resolverá este dilema, más allá de los intereses partidarios. “Cuando se produce la vacancia, el presidente del Concejo tiene que plantearlo ante la Junta Electoral dentro de un plazo de ocho días. Si no se hace dentro de ese tiempo, cualquier concejal titular o suplente lo puede plantear ante la Junta Electoral.”, señaló Centurión.

Nueva Concordia tiene un edil titular en el Concejo y tres suplentes. De acuerdo al orden de sucesión el primer concejal suplente es Martín Laffitte, representante del sector de Asueta.

“Los concejales son 13”

La concejala de Juntos por el Cambio, Magdalena Reta de Urquiza, se diferenció de los que sostienen que el Concejo quedará debilitado después de la asunción de Cresto en el Enhosa. Desde su punto de vista se mantiene el número de 13 concejales, pero entiende que el corrimiento de cargos dejará vacante la Viceintendencia. “El concejal que es vicepresidente primero asume la presidencia del Concejo. Los concejales son 13, lo que sucede que el viceintendente asumió en el Ejecutivo; y en este caso el faltante se produce en un cargo del Ejecutivo, no del Concejo Deliberante”, deslizó.

En este punto surge una discrepancia de miradas en torno al ordenamiento institucional del cuerpo legislativo y lo que estipula el sistema jurídico para este tipo de controversias. Enseguida Reta de Urquiza insistió en que no se puede cubrir la vacancia de la Viceintendencia “porque es un cargo electivo”.

Y recurrió a otros antecedentes similares en otras jurisdicciones, como el caso de la intendencia de Chajarí durante el período anterior. “El viceintendente renunció y quedó vacante ese cargo”, justificó. La edila sostuvo que el planteo iniciado por Nueva Concordia, de solicitar el ingreso del primer concejal suplente Martín Laffitte, no es viable en esta coyuntura. “No falta un concejal, Cedro es concejal y va a asumir la presidencia del Concejo Deliberante, pero no deja de ser un concejal. Él puede votar en caso de empate, tiene esa facultad”, manifestó en declaraciones a UNO.

No hay incompatibilidad

El concejal que quedó a cargo de la presidencia del Concejo, Daniel Cedro (PJ), consideró la ley es clara y que no “existen causales para solicitar el reemplazo de ningún concejal. En el período anterior se reemplazó a un concejal por fallecimiento, pero esa sí es una causal prevista”, dijo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario