Denuncia
Domingo 03 de Junio de 2018

La respuesta del Copnaf a una denuncia por maltrato en el Hogar Otero

El organismo informó que intentó comunicarse con la mujer que denunció el hecho y adelantaron que tienen abiertas todas las puertas de la institución para recibirla y atender sus reclamos.

Tras la denuncia que realizó una mujer sobre casos de maltrato en el Hogar Otero, de Paraná y que tomó estado público, el Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia (Copnaf) informó que "se activaron los mecanismos institucionales correspondientes para investigar esta sospecha".

El viernes, la mujer denunció públicamente que las cuidadoras del Hogar Otero (que depende del Copnaf) maltratan a los niños que están a su cuidado, e indicó por otra parte que "la alimentación es muy mala". En este sentido, la vicepresidenta del Copnaf, María del Huerto Reutlinger, explicó: "Presentaciones formales de malos tratos no hemos tenido en la institución, ni de parte de este familiar de uno de los niños ni de otras personas. No obstante, se activaron los mecanismos institucionales correspondientes para investigar esta sospecha. Esos mecanismos no solamente se restringen a una residencia puntual, sino también a todo el equipo que trabaja en esa residencia. Ha sido siempre centralla capacitación de los promotores para estar alerta a los estándares de cuidado de los niños".

Por otra parte el Copnaf informó que intentó comunicarse con la mujer que denunció el hecho, ya que están abiertas todas las puertas de la institución para recibirla y atender sus reclamos. Ya que otro punto de la denuncia de la persona es sobre que intenta adoptar a su sobrino, de 2 años, que vive desde el 17 de diciembre en el Hogar Otero, y habría una serie de trabas. Reutlinger puntualizó que periódicamente se realizan controles en los hogares e indicó que "hay un trabajo de monitoreo que se hace por parte de los equipos de las dos subdirecciones, que son quienes tienen a cargo todos los mecanismos de control y de cuidado, no solamente en lo que hace a los promotores, sino también de las partidas necesarias para los niños: alimentación y vestimenta. Queremos garantizar todos los derechos, ya que son niños sin cuidados parentales, que por alguna razón no pueden estar transitoriamente con la familia o no tienen, por la declaración de adoptabilidad, familiares que puedan hacerse cargo. Frente a este contexto, se trabaja mucho el control".

Sobre la adopción del niño Reutlinger señaló: "Son los equipos técnicos los que van definiendo cuál es la progresividad de algunas decisiones en el marco de la intervención. En este caso este familiar tiene la posibilidad de visitar al niño, como también de llevarlo como visita. En todos los casos estas cuestiones son definidas por el equipo de intervención". Y continuó: "Una cuestión asistencial, alguna dificultad econó- mica por ejemplo, no es uno de los motivos más severos por lo que los niños son separados de su grupo familiar. Generalmente se ve la capacidad de cuidado y la posibilidad de alojar a un niño, que no se remite solamente a un espacio físico".

Comentarios