Concejo Deliberante
Jueves 15 de Marzo de 2018

La pulseada del Concejo se resolvió a favor del varisquismo

La viceintendenta Etienot no pudo consolidar una mayoría transversal que hubiera dejado al Ejecutivo municipal en minoría.

La comunicación oficial del Concejo Deliberante de Paraná consideró un "controvertido debate" el tratamiento que le dieron los medios periodísticos a lo que rodeó a la elección de las autoridades del cuerpo deliberativo de la capital entrerriana. Lo cierto es que ayer, al momento de designar las autoridades del Concejo, hubo ganadores y perdedores, y eso tiene más que ver con la pulseada política que con las publicaciones periodísticas.

La derrotada fue la viceintendenta, Josefina Etienot, en su intento de conformar una nueva mayoría transversal que dejara al varisquismo en minoría en el órgano deliberativo. Etienot comunicó el 8 de marzo que se había llegado a un acuerdo para designar a la radical Elsa Salazar de Ermácora y a la justicialista Estefanía Cora en las vicepresidencias primera y segunda del cuerpo, argumentando que había llegado "el tiempo de las mujeres". Para ello contaba con los cinco votos del justicialismo, los de Ermácora y del 'peronista en Cambiemos'Santiago Gaitán; y también el de la concejala Silvina Fadel, del Frente Renovador. En su pulseada con Varisco, Etienot dejaba así al oficialismo en minoría en el Concejo y obligado a negociar cada ordenanza que se tratara. Incluso la viceintendenta dejó en claro que el tema presupuestario es una de las cuestiones que se alejaron del intendente Varisco.

También Etienot resolvía con esta jugada la interna del PRO paranaense en lo que a ella respecta, porque al desplazar a al macrista Emanuel Gainza de un lugar institucional fuerte como es la vicepresidencia del Concejo, también afectaba a un aliado de Varisco. La estrategia diseñada por la presidenta del Concejo –y expuesta por ella misma en el comunicado del 8 de marzo– no funcionó.

El miércoles el Frente Renovador le comunicó que no contaría con sus votos para consolidar la mayoría transversal. En realidad Etienot contaba con el voto de Fadel por su condición de mujer, pero ella y Luis Díaz, también massista, confirmaron que apoyarían la postura del oficialismo, no sin antes criticar el tono de la pelea, hablando de concejales que solo trabajaban para consolidar su progreso personal y económico.

Ya sin el voto 'de oro' de Fadel, y tampoco el de Díaz, la relación de fuerzas quedaba ocho a siete a favor del varisquismo. Y así se resolvió la votación de ayer. Fueron designados Gainza y Díaz como vicepresidentes primero y segundo.

La información oficial del Concejo, tal vez irónicamente, mencionó a Díaz y a Fadel como ediles de UNA-Cambiemos, pese a que la denominación del bloque es UNA- Frente Renovador.

Las propuestas de Ermácora y Cora para las vicepresidencias contaron con los cinco votos del justicialismo, y con el de los dos alejados del oficialismo: Ermácora y Gaitán. Sin embargo, apenas concluida la sesión ambos concurrieron al despacho de Varisco a firmar la capitulación política, poniendo a disposición del intendente su flamante bloque Paraná de pie. Incluso el exsenador justicialista por Paraná (Gaitán), en declaraciones radiales, confirmó: "Varisco sigue siendo mi jefe".

Los contratos

La alianza de Ermácora con Etienot en contra de la mayoría varisquista fue explicada por el oficialismo municipal, en los rumores de pasillo, como una cuestión relacionada con el manejo de contratos, designaciones y otros temas económicos.

"Elsa sabe que por su perfil no puede volver a ser concejal nunca más, y entonces quiere hacer caja estos dos años que le quedan", fue de las frases más amables que se escucharon de parte de funcionarios cercanos al intendente de Paraná. Obviamente será difícil conocer si existió un acuerdo de esa naturaleza, pero la sospecha quedó instalada. Tal vez a propósito de ello, la viceintendenta incluyó menciones al tema en su informe de ayer frente al cuerpo deliberativo. Dijo que en 2015 "se gastaron casi 28 millones durante la gestión anterior; añadiendo que de haberse mantenido ese nivel de gasto y tomando en cuenta el ajuste paritario/inflacionario del 42% en 2016 y del 23% en 2017, el Concejo Deliberante debería haber gastado 39 millones de pesos en 2016 y 47 millones en 2017. Sin embargo en la gestión actual se gastaron casi 17 millones de pesos en 2016 y alrededor de 19 millones en 2017, lo que implicó un ahorro de casi 50 millones de pesos en dos años, respecto de la tendencia ajustada por inflación", señaló la comunicación oficial del Concejo.

En cuanto al debate parlamentario, se consignaron frases de Etienot en respuesta a dichos de los concejales. Así, se informó que la viceintendenta se solidarizó con Salazar de Ermácora manifestando su respeto "no solo por quién es y lo que representa políticamente, sino por lo que se ha bancado hasta la fecha la concejal Salazar". Luego se preguntó: "¿Por qué los radicales no apoyan a una mujer radical para el cargo?". La misma pregunta, aseguran, se hacía Gainza respecto de Etienot, con quien comparten la militancia en el macrismo.

Comentarios