Secciones
Producción

La producción aún no está en emergencia, coinciden el gobierno y los productores

Para la Provincia, por ahora solo 10% o 15% de cultivos están dañados. Federación Agraria evaluará el panorama, en unos 15 días

Lunes 28 de Enero de 2019

La declaración días atrás por parte del gobierno nacional de la emergencia agropecuaria en el Litoral –que abarcó Chaco, Corrientes, Santiago del Estero y Santa Fe– generó algunas reacciones políticas o sospechas entre quienes vieron que la exceptuación de Entre Ríos tenía que ver con algún enfrentamiento o conflicto signado por lo partidario.
Sin embargo, ante la consulta de UNO, hubo una coincidencia ayer en torno a que la situación productiva entrerriana aún está en mejores condiciones que el resto de las provincias de la región, castigadas por las inundaciones por lluvias y desbordes de ríos.
En principio, para que Nación declare una emergencia e incluya territorios provinciales, cada una de esas jurisdicciones debe previamente haber tomado esa decisión. Y Entre Ríos no decretó aún esa medida, por lo que pedir a la Nación, no tiene sustento jurídico, y despeja sospechas políticas de una supuesta exclusión arbitraria o con tintes políticos.
El secretario de la Producción de la Provincia, Álvaro Gabás, dijo a UNO que justamente para acceder a los beneficios de la Ley de Emergencia Agropecuaria, previo a pedir a Nación, necesariamente tiene que estar declarada a nivel provincial: "Los cultivos están en muy buen estado, en general, como trigo, maíz y soja. No es la situación del año pasado, cuando declaramos la emergencia por sequía, ya que más del 50% de la producción estaba perdida. Acá hay un porcentaje mínimo de pérdida de la producción; estamos hablando de un 10% o 15% aproximadamente, por ahora", confió el funcionario.
De todos modos, aclaró que se trata de una medida en evaluación, ya que aún no hay nada definido. "Una posibilidad es que se declare la emergencia hídrica a nivel provincial, pero no solo desde el punto de vista productivo sino también sanitario y urbano". Seguidamente, remarco que "la situación de Entre Ríos es positiva respecto de otras provincias. Hay que ir viendo como evoluciona la situación; eso no quita que se declare la emergencia más adelante, de acuerdo con el panorama. Pero hoy no están dadas las condiciones técnicas, porque los cultivos están en una buena situación".
Así, remarcó frente al criterio que exige la declaración de una emergencia, que implica pérdidas mayores al 50%. Por eso marcó que no se cumplen aún los elementos técnicos para adherir a una norma de ese tipo, más allá que puede disponerse para algunos departamentos. Según las primeras observaciones, hay dificultades en la zona este, norte y también en el centro de la provincia, con la soja de segunda, la agricultura y la apicultura.
"Hay que tener en cuenta también que la herramienta que el gobierno nacional planteó con esta nueva ley, la provincia ya la tiene en mejores condiciones: por ejemplo, la tasa del 50% del banco Nación, nosotros la tenemos a 15% para los productores. Es una política del gobernador, permanente; cuando las tasas están por encima del 60%, aquí el sector productivo la tiene a 15% y 30%", graficó.
Por su parte, el referente de Federación Agraria Argentina de Entre Ríos Alfredo Bel reconoció que desde el sector no hay un planteo de emergencia, aunque aclaró que dependerá de la evaluación que realiza la entidad, el próximo 8 de febrero. "Nosotros estamos haciendo evaluaciones, porque entendemos que esto es un proceso; el impacto en la producción aún no podemos dimensionar. En febrero en Villaguay vamos a terminar de definir cuál es la situación en varias actividades: tenemos problemas en citricultura; en algunas zonas del departamento del sur, sobre todo concentrado Islas; problemas en el arroz por falta de sol que impacta en el rendimiento; con la soja de segunda y todos los cultivos que se siembran después del trigo, porque ahí hubo pérdidas directas porque en muchos casos no se pudo sembrar o lo que se pudo está en muy malas condiciones", reflexionó.
De todos modos, señaló que la prioridad de los sectores productivos hoy en la provincia, es por el estado de los caminos: "El mismo gobernador lo ha reconocido; los caminos son un desastre a lo largo y ancho de la provincia. Por eso ha pedido asistencia a la Nación; nosotros pensamos que estando en el mes de enero, hay un presupuesto aprobado que se puede ejecutar".
"El tema de los caminos es prioritario, y días atrás Vialidad provincial reconoció que hay 5 a 60 caminos con cortes. Es imprescindible que Vialidad asuma la situación y tenga las condiciones para al menos "dar paso", como decimos, porque a esta altura no se van poder mejorar los caminos
En la provincia hay unos 20.000 productores en actividades como citricultura, lechería, ganadería, agricultura y forestación. La temporada pasada, por la sequía, accedieron a beneficios de la emergencia unos 8.000.

Medidas por 180 días en el Litoral

El Estado de Emergencia Hídrica, declarado por el gobierno nacional para el Litoral, tiene un plazo de 180 días.
Incorpora medidas "para preservar la continuidad de la actividad productiva y la conservación de los puestos de trabajo de los sectores afectados", como créditos a bajas tasas de interés; instruye a la AFIP a contemplar la situación de aquellos contribuyentes cuyo establecimiento productivo se encuentren afectado por la emergencia; y exige a la Secretaría de Energía a establecer un régimen tarifario especial provisorio en el servicio de gas para el sector productivo, entre otras disposiciones anunciadas días atrás.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario