Secciones
Concordia

La premisa es crear conciencia en los accesos al Lago de Salto Grande

Insisten en la prohibición de circulación en las partes traseras de camionetas o camiones. Se labraron muchas actas, admiten en Tránsito.

Sábado 01 de Febrero de 2020

Todos los veranos con las temperaturas en ascenso uno de los lugares de mayor aglomeración de personas en Concordia es la zona del lago de Salto Grande. Las cinco playas que cuenta el espacio público a escasos metros de la represa hidroeléctrica, se transforman los fines de semana porque allí también se emplazan dos predios termales.

Inclusive, desde la delegación local de guardavidas de Sugara han advertido por la gran cantidad de gente que llega a disfrutar de las bondades de la naturaleza, debido a las temperaturas en aumento. “El río y el lago están bajos, hay altas temperaturas y mucha afluencia de gente. Se reactivó el turismo interno”, comentan los guardavidas en sus puestos de trabajo. También en materia de prevención se busca salvaguardar el tránsito en los accesos a las distintas playas, como también a lo largo de toda la avenida Monseñor Rösch y ruta 015.

Vehículos de menor y gran porte se puede observar en el tránsito, principalmente los día domingo para llegar a destino. En los últimos años desde diferentes áreas de control se ha querido profundizar en la concientización respecto a la seguridad ya sea de los automovilistas, como motociclistas. Justamente, la exigencia del casco protector, además de toda la documentación reglamentaria es materia de observación por parte de los agentes de la Dirección de Tránsito local. Al mismo tiempo se exige la utilización de los cinturones de seguridad para los ocupantes de vehículos de menor y gran porte.

“Es tarea del municipio trabajar en función de la seguridad, por cuestiones obvias de que la gente se va a recrear a la zona del lago. Este momento es cuando más se incrementa el transito vehicular por avenida Monseñor Rösch y en la ruta 015”, contó a UNO el director del área de Tránsito, Walter Báez. “En muchas ocasiones se han labrado actas a motociclistas por el uso indebido, ya sea por falta de casco, como también de papeles. Los operativos han ido en aumento”, agregó.

En tanto que en uno de los aspectos que se pretende crear mayor conciencia y de hecho en los operativos impiden la normal circulación es la de personas viajando en la caja de camionetas, como también en la parte posterior de los camiones.

El último domingo por la mañana, de milagro no se dio un accidente de consideraciones mayores en la avenida Monseñor Rösch a la altura de la trepada del Golf Club Concordia. Una camioneta cargada con personas en su parte trasera tuvo un desperfecto en plena circulación y que se agudizó al sobrepasar los nuevos reductores de velocidad. A los escasos metros de los reductores comenzó a desprenderse literalmente el eje trasero hasta salirse por completo y quedar en plena avenida, con el agravante de que la circulación a esa hora era intensa. No solo que el elemento no impactó a ningún transeúnte, que habitualmente caminan o corren por el lugar, sino que el mismo conductor pudo controlar la maniobra y no pasó a mayores con los ocupantes que viajaban en la caja trasera.

“Se han labrado actas a muchas personas por el uso indebido de ir circulando en las cajas de las camionetas. Hemos hecho nuestra actuaciones a personas que iban en una camioneta con caja y que puede ser un peligro para ellos mismos. Los invitamos a no poder circular e inclusive a que puedan desplazarse en el transporte público. Notamos que el traslado de personas en la parte trasera no es como se daba antes. Además, en los autos pedimos que se respeten las normas, como el debido uso del cinturón de seguridad”, precisó.

A su vez, Báez se refirió a los operativos preventivos que se efectúan en zona de Villa Zorraquín, donde en el horario de regreso se acumula una multitudinaria caravana. “Es una decisión del intendente Alfredo Francolini de hacer los operativos preventivos en toda la zona de Villa Zorraquín. Para un mejor flujo de vehículos se pone en intermitente a los dos semáforos de ambas puntas para que la congestión no sea mayor. Es decir, funciona un solo semáforo”, manifestó.

Playa Sol, Palmeritas, Los Médicos, Las Perdices y Península Soler son un verdadero refugio para muchas familias en épocas estivales y Báez indicó que “buscamos que sean todas medidas preventivas para que la gente que se desplaza a la zona del lago pueda pasar un día sin problemas. Es una acción de trabajo que se realiza para brindar un mejor servicio. Se trabaja de manera mancomunada también con el puesto de policía que existe en el ingreso al lago de Salto Grande”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario