La Provincia
Lunes 05 de Noviembre de 2018

La Municipalidad pidió la conciliación obligatoria en el conflicto salarial

El intendente reclamó a la dirigencia reflexionar luego de que se mantuviera la retención de servicios en Paraná que afecta la recolección de residuos y otras áreas estratégicas.

El intendente de Paraná, Sergio Varisco, confirmó que el gobierno municipal pidió que se dicte la conciliación obligatoria en el marco del conflicto por cuestiones salariales con los gremios de trabajadores municipales, que dispusieron ayer la retención de servicios. La medida, que repercute en servicios esenciales como la recolección de residuos, comenzó ayer. "Es un paro absolutamente inesperado", señaló el intendente, y vinculó la protesta con el inicio de la campaña electoral. Desde los gremios anticiparon que no acatarán la disposición.

La Municipalidad de Paraná pidió la conciliación obligatoria debido a la retención de servicios que llevan adelante los trabajadores dedicados a la recolección de residuos y a las tareas del área de Obras Sanitarias. "Es un paro absolutamente inesperado, que nos tomó por sorpresa. Hasta el viernes y sábado tuvimos diálogo con el sindicato por distintos temas. Creo que tiene que ver con la política y que comienza la campaña electoral. Pedimos la conciliación, porque es lo que corresponde, para hacer la última paritaria del año", sostuvo Sergio Varisco.

Asimismo, señaló: "Me parece que la dirigencia gremial tiene que reflexionar. No son tiempos de este tipo de medidas, y no es legal que se hagan de manera improvisada, porque si no uno tiene que pensar que lo que se quiere, en definitiva, no es luchar por los trabajadores sino mejorar alguna posición de poder".

A través de un comunicado firmado por los secretarios generales del Sindicato Unión Obrero y Empleados Municipales (Suoyem) y del Sindicato del Personal de Obras Sanitarias (Sposer), Jorge Brocado y Ramón Ortiz respectivamente, se indicó: "Para el caso de que la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social haga lugar a tal petición, la misma no será acatada por cuanto las asambleas y retención de servicios debidamente notificadas obedecen a incumplimientos por parte del municipio que ya fueron conciliados y acordados", expresaron.

Los dirigentes Brocado y Ortiz se presentaron espontáneamente en la Secretaría de Trabajo para rechazar el pedido de conciliación obligatoria del municipio. "Para el caso de que la Secretaria de Trabajo y Seguridad Social haga lugar a tal petición, la misma no será acatada, por cuanto las asambleas y retención de servicios debidamente notificados obedecen a incumplimientos por parte del municipio. No obstante ello desde las asociaciones gremiales aquí firmantes se expresa que se está dispuesto a sentarse a una mesa de diálogo con el Ejecutivo municipal en esta Secretaría, pero fuera de un ámbito de conciliación obligatoria", indicaron en una nota Brocado y Ortiz.

Comentarios