Secciones
María Grande

La Municipalidad de María Grande quiere desalojar a dos centros educativos para adultos

El intendente Solari argumenta que quiere "poner en valor" los edificios. Allí se capacita laboralmente y se concluye la Secundaria.

Domingo 05 de Enero de 2020

En la ciudad de María Grande funcionan dos instituciones dependientes de la Dirección de Educación de Jóvenes y Adultos del Consejo General de Educación. Son el Centro Comunitario N° 21 y el Centro de Formación Profesional N° 390, que están ubicados en los barrios Martín Fierro y Castaldo respectivamente.

Si bien esas instituciones debían recibir financiamiento nacional, durante los últimos cuatro años no lo recibieron y se mantuvieron funcionando exclusivamente gracias a los aportes de la gestión provincial y a la autogestión de los centros.

Ambos centros desarrollan sus actividades en instalaciones de propiedad municipal, desde hace ocho años en el caso del CC21 y desde hace cuatro años el CFP390.

La Provincia se hace cargo del pago de los salarios de nueve capacitadores laborales, y la autogestión de los centros implica que muy pocas veces se requiera alguna inversión del municipio, ya que las cooperadoras de los dos centros tramitan soluciones económicas a diferentes problemas.

La noticia

El 3, en el marco del receso administrativo provincial y municipal, muchos de los integrantes de estas comunidades educativas y laborales se sorprendieron al leer la información publicada en la página oficial del gobierno municipal, encabezado desde el 10 de diciembre por Héctor Solari, respecto del decreto del Ejecutivo N° 227/19. Allí se anunciaba la decisión de “...discontinuar con el compromiso asumido por la gestión que le precede en la figura legal de COMODATO de los espacios físicos afectados al desarrollo de las actividades de ambos centros”.

Los capacitadores, docentes, coordinadoras, autoridades del CGE y autoridades políticas provinciales, y la comunidad en general recibieron con sorpresa la ingrata noticia.

La coordinadora de Educación de Jóvenes y Adultos de Paraná Campaña, Laura Albarenque, se mostró apenada por la decisión de la gestión municipal de Cambiemos. “Creemos que hay que retomar el camino del diálogo y la posibilidad del acuerdo, que fue el propuesto hace unos dos meses, cuando invitamos a las autoridades que todavía eran electas y que hoy están en funciones, a tomar conocimiento cierto de las cosas y a conocer lo que estamos haciendo. Estamos pidiendo a las autoridades del Consejo de Educación que nos asesoren porque el comodato fue firmado con las autoridades del CGE, y estamos comunicándonos con la comunidad educativa de ambos centros”.

Incluso la coordinadora del Centro 21 refirió que antes de asumir Solari había tenido expresiones respecto de hacer mejoras para el lugar donde actualmente funciona, por lo que la sorpresa es aún mayor.

Extraña situación

Albarenque recordó que en los últimos días de noviembre de 2019 se produjo un hecho extraño. “Nuestros trabajadores y alumnos vivieron momentos de tensión ante una visita intempestiva del actual intendente y quienes ahora lo acompañan como funcionarios, y de un fotógrafo”.

La coordinadora de Educación se refirió a lo que en su momento le contó la trabajadora que se encontraba allí. : “Llegaron de imprevisto en camionetas, bajaron, entraron como seis personas (...) me preguntaron de quién percibía el sueldo y qué tareas cumplía (.. .) sentí lo mismo que sentí cuando en los años de dictadura entraron a mi casa. Revisaron, tomaron fotos, preguntaron...”, indicó Albarenque.

También señaló que en días posteriores los referentes de los centros invitaron a Héctor Solari, en ese momento intendente electo, a mantener una reunión, durante la cual se lo puso en conocimiento “respecto de las gestiones avanzadas para tener la forma legal de comodato respecto de ambos espacios físicos”.

La coordinadora indicó que hubo pocos puntos de acuerdo y una expresión de cierre de la reunión que los dejó preocupados.

“Nos generó asombro, más viniendo de un intendente electo, que nos dijera: ‘Yo soy así, voy a entrar cuando quiera y como quiera. Y al que no le guste que se vaya acostumbrando, así que avisale a tu gente’”, contó.

Convocatoria

El sábado por la tarde hubo una reunión de un numeroso grupo de docentes, alumnos, autoridades políticas locales, referentes gremiales y vecinos en el Centro de Capacitación 390, donde al llegar se encontraron con que, por debajo de la puerta, en un sobre, se había dejado una copia del Decreto Nº 227/19.

“Fue una vez más decepcionante. Vivimos en una ciudad donde a diario tratamos y nos encontramos entre quienes transitamos los mismos ámbitos, con distancias de apenas unos 20 minutos a pie (...) comerciantes, clientes, docentes, estudiantes nos reencontramos en otros ámbitos cumpliendo funciones públicas, somos vecinos, nuestros hijos asisten a las mismas instituciones educativas. No entendemos qué impide el diálogo”, señaló Albarenque.

Y abundó: “La actual gestión municipal no nos ha convocado a las instituciones educativas en juego, ni los referentes locales, ni las autoridades máximas del CGE han recibido comunicación fehaciente de esta decisión. Encontramos una copia del decreto bajo puerta al asistir a una reunión en la que nos autoconvocamos para evaluar, analizar y comunicar la situación”, indicó.

Respecto del encuentro, indicó: “Era imprescindible dar lugar a la expresión colectiva de las sensaciones y emociones, de los temores, de la incertidumbre”, precisó.

Poner en valor

Albarenque asegura que no comprende la intención de las autoridades municipales. “En la página oficial la publicación se tituló ‘Pondremos en valor...’ ¿Es que acaso el intendente considera que las acciones de educación y capacitación no son valorables socialmente? ¿Es que la construcción colectiva de espacios de educación y de capacitación laboral no tienen valor social para esta gestión? Muchas veces los referentes de los distintos espacios políticos reclaman que a las personas se las capacite, se las prepare para el trabajo. Esto es lo que se hace acá”, enfatizó.

La matrícula que se certificó en el ciclo 2019 entre los dos centros fue de aproximadamente 200 estudiantes. “En su amplia mayoría son personas que encuentran en esta modalidad la oportunidad y la posibilidad de capacitarse en distintos oficios, en el marco de una propuesta pública y gratuita; que son habilitados por una certificación oficial”, señaló.

Oportunidades

La Modalidad de Educación Primaria de Jóvenes y Adultos posibilita que personas que no han alcanzado su certificación Primaria puedan hacerlo. “Estas personas requieren de oportunidades cercanas, de una modalidad con inserción territorial, con proximidad afectiva, que pueda incorporarlos, contenerlos y sostenerlos con todo lo que ello implica: entender de horarios de trabajo flexibles adaptados a las actividades laborales, a la crianza, al maternaje, y a procesos que requieren tiempos particulares”, explicó Albarenque.

Luego señaló que los docentes y capacitadores laborales de la modalidad son quienes acompañan estos procesos. “Pero el éxito del mismo depende especialmente de las condiciones antes descritas, por ello hemos bregado y gestionado, insistido y persistido en acercar las propuestas educativas a los distintos barrios donde se presentaba claramente la necesidad. No desconocemos que falta llegar a otros, pero sí conocemos que en estos centros aún quedan procesos por acompañar y personas sin educación Primaria, mal que nos pese como sociedad”

Entre 2016 y 2019 en el CC21 se ofreció la propuesta de Educación Secundaria Modalidad Semipresencial, orientada a adultos que no habían logrado el título Secundario, con una primer cohorte de 37 egresados en su mayoría compuesta por trabajadores de la administración pública y una segunda cohorte de 34 egresados que en su mayoría fueron mujeres jóvenes.

“A esas mujeres la maternidad las encontró solas, o el trabajo doméstico les robó el sueño de hacer algo más, o las situaciones de vulnerabilidad les restaron opciones para promover su enorme potencial”, describió

“Se cercena el acceso a la educación”, según Lara

El diputado provincial Diego Lara sostuvo que ve con preocupación la decisión del intendente de María Grande respecto de los centros de educación de adultos. El legislador consideró la medida innecesaria y que atenta contra el derecho a la educación de los sectores más postergados.

Lara, que fue intendente de la ciudad en dos oportunidades, explicó que es absurda la pretendida justificación acerca de que el comodato se firmó sobre el final de la gestión anterior. “Estos centros funcionan hace muchos años allí, y si bien es cierto que el comodato se firmó poco antes de terminar la gestión de Hugo Maín, fue el resultado del trabajo de meses. A uno le queda la sensación de que se recurre a cualquier excusa para sacar a la gente de esos lugares”, indicó.

Lara aclaró que incluso muy cerca de la zona hay un Centro Integrador Comunitario construido durante su gestión, que tiene amplios espacios para desarrollar diferentes acciones del municipio”.

“No se entiende la necesidad de esta medida, en contra del acceso a la educación. Uno no quiere pensar que tras casi 40 años de vida democrática pueda existir una actitud de revanchismo que termina cercenando la posibilidad del acceso a la educación a tanta gente”.

“Siempre escuchamos que se pide que a la gente se la capacite. Pues eso es lo que se hace en estos centros, y con un gran resultado”, precisó

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario