Secciones
La Provincia

La mitad de los vinos que se toman en Paraná son malbec

La tendencia marca que los que más se venden son los que rondan entre los 25 y 55 pesos. El 75% de los clientes siguen siendo hombres. Una botella de champagne llega a valer unos 1.000 pesos.

Viernes 02 de Noviembre de 2012

Realizando una cuenta muy rápida en las vinerías reconocen que un poquito más del 50% de los vinos que se venden, en la capital provincial, son malbec.
 

El resto se divide entre algunas de estas variedades: cabernet sauvignon, que ocupa el lugar del “gran abandonado”, o los más modernos como el merlot, syrah, tanat, tempranillo o el pinot noir que va en vías de extinción. En cuanto a lo que se viene, aseguran que el petit verdot, dará que hablar.
 

En cuanto al más elegido, que es una casta de origen francés (más concretamente de la ciudad de Cahors) en Argentina se calcula que se beben 55 millones de litros al año.
 

En cuanto a los precios, en la capital provincial los más elegidos son los que van desde los 25 pesos hasta los 50 pesos.
 

Gustavo, encargado de la vinería de Pellegrini y Paraguay, confirmó a UNO que el 10% de sus ventas queda reservado a los vinos de alta gama.
 

En su local se puede encontrar una botella de vino que ronda los 400 pesos y una de champagne que supera los 1.000 pesos.
 

“Si bien somos un local joven, con un par de años en la zona, podemos decir que el negocio sigue creciendo”, aseguró en la vinería que también abre al mediodía. Si bien las ventas fuertes llegan a la noche, la atención a los proveedores y la coordinación de los envíos a domicilio se realizan mejor a primera hora.
 

Es que si bien los comercios que se dedican a la venta de vinos vienen teniendo muy buenos años, que se cristalizan en ampliaciones y aperturas de nuevas sucursales, también entendieron la importancia de diversificar productos.
 

Por eso ahora se encuentran desde salamines de primera calidad, hasta pan casero, aceitunas, aceites de oliva, chocolates y habanos. A las delicatessen se les suma un sector especial para las bebidas blancas que muchas veces están acompañadas por las botellas que están relacionadas con la diversión nocturna.
 

Este último tiempo aparecieron en escena las cervecitas importadas (españolas, alemanas y holandesas) y las que se fabrican en Paraná que ya compiten de igual a igual con las de la región. En definitiva, Entre Ríos no será el gran consumidor de vinos pero tiene lo suyo.

La exportación
El malbec, además de ser la variedad más vendida en el país, es la que más se exporta. En la industria vitivinícola está considerada como el buque insignia argentino.
 

En los últimos nueve años se pasó de vender 11 a 300 millones de euros. Las ventas en el exterior llegaron en 2011 a los 99 millones de litros.

Vienen con tapa a rosca
Hace unos años llegaban las primeras noticias impulsadas por las principales bodegas del país en donde se anunciaba que llegaba el momento de los vinos con tapa a rosca. La explicación que se daba era que no alcanzaba la producción de los corchos siliconados en comparación con la producción de vino.
 

“La gente todavía se rehúsa a comprar vinos con tapa a rosca. Esto ya pasó cuando se cambió de los corchos de alcornoque a los siliconados. Si el vino es bueno, te adaptás”, aseguró el encargado de la vinería de calle Pellegrini. La bodega Rutini se adelantó a sus competidores en el mercado y lanzó la línea de vinos La Vuelta, que son todos a rosca, incluso hasta el champagne.

Buscan aumentar su consumo con nuevas promociones
En Argentina se consumen, en promedio, 26 litros per cápita por año, lo que representa una gran baja si se compara con los 90 litros que se consumían hace 40 años. El terreno fue ganado, a fuerza de marketing, por las gaseosas, “las aguas” o las cervezas.
 

Ante una caída en el consumo de vino, que es común a casi todos los países del mundo donde existe una tradición vinícola, el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) junto con las provincias de Mendoza y San Juan y la Federación Hotelera Gastronómica de la Argentina (Fehgra) buscan propuestas creativas para impulsarlo nuevamente.
 

Si bien el 65% del consumo nacional es de vinos de mesa (en tetra brik principalmente), hay una vuelta a la búsqueda de vinos finos de mayor calidad, lo que los organismos que motorizan esta iniciativa quieren impulsar ofreciendo un vino de calidad pero a precios promocionales en la mayoría de los restaurantes de la Argentina.

Plan
Es por eso que el plan es lanzar un vino que se denominará Turista que no cueste más de 26 pesos y que permita que los consumidores vuelvan a la costumbre de tomar vino en todas las comidas.
 

Siguiendo con la explosión del malbec en el país y en el mundo, la Asociación de Profesionales en Enología y Alimentos de Argentina, que es miembro de la Unión Internacional de Enólogos (UIE) junto a la Municipalidad de la ciudad de Mendoza, realizarán la VII edición del concurso Vinos Malbec al Mundo que se realizará desde el 21 al 23 en la capital internacional del vino. Los objetivos de este concurso se resumen en promocionar al varietal malbec, producido en diferentes regiones del mundo, y presentar a los consumidores la amplia gama de vinos que pueden elaborarse a partir de esta cepa.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario