Secciones
La Provincia

La librería Códice cerrará tras 33 años

Su propietaria, Blanca Sinner, dialogó con 97.1 La Red Paraná y dijo que las ventas se vieron muy afectadas luego de que la anterior gestión municipal le prohibiera sacar libros a la calle. La concejal Cristina Sosa dijo que intentará revertir la medida.

Jueves 29 de Noviembre de 2012

Tras 33 años de actividad, la histórica librería paranaense Códice cerrará sus puertas. Su propietaria, Blanca Sinner, señaló que los motivos responden a múltiples factores, pero señaló que uno de ellos fue la prohibición de sacar stands con libros a la calle, resolución tomada por la anterior gestión municipal.

“Pienso irme de Paraná, pero estoy abierta a que si alguien quiere haerse cargo, podemos negociar los derechos, porque creo que hemos creado un camino en todo Entre Ríos, ya que también proveemos a pequeñas librerías del interior, que van a sufrir la falta de libros y eso es lo que más me preocupa”, dijo en el programa Maldición, va ser un día hermoso, por la 97.1 La Red Paraná .

Sobre los motivos del cierre, dijo que “es una sumatoria de cosas, mi idea es irme de Paraná, y a mí lo único que me mantenía acá era la librería pero ya he cumplido un ciclo, ya que Códice abrió sus puertas el 2 de mayo de 1979, son 33 años y medio”.


Asimismo, señaló que el impedimento de sacar los libros a la Peatonal “me perjudicó enormemente. Hace 12 años, la Cámara de Libreros pidió que 10 días al año sacáramos todos los libros a la calle. Esta situación me dio mucha vergüenza, pero como se hacía en todo el país, sacamos los libros a la puerta. Y tuvimos tanto éxito, que el público me pidió que lo siguiera haciendo. Primero me daba vergüenza, pero terminó siendo una buena ocasión para promocionar la lectura, así que durante muchos años estuvimos en la puerta, lo cual favoreció mucho”.

Explicó que sus clientes siguieron buscándola, pero perdió al comprador ocasional.

“Hace un par de años, durante la gestión de José Carlos Halle se me prohibió continuar con esto. No me dieron argumentos, me dijeron que arruinaba la estética, por ahí tengo la resolución, que es bastante irrisoria. Y yo le pagaba a la Municipalidad, además era una fuente de trabajo, y los comerciantes de la zona estaban contentos, porque eso atraía gente a esta zona de la Peatonal”, precisó Sinner.

Finalmente, añadió “he hecho mucho por el libro , como se dice en España, el librero, más que un comerciante, es un promotor cultural”.

La producción del programa se comunicó también con la concejal Cristina Sosa, a quien Sinner había solicitado que interceda para revertir la medida que impide la venta de libros en la calle.

“Uno coincide en la preocupacion cuando se habla del cierre de una librería. La señora Sinner se hizo pesente en forma escrita pidiendo la posibilidad de poder hacer uso del espacio público y estamos trabajado para tratar de concretar esta posibilidad”, sijo la edila, y añadió que “me comprometo a dar una propuesta efectiva y hacer las gestiones que fueran necesarias”.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario