Secciones
La obesidad es un factor de riesgo ante el Covid

La ley de talles reabre el debate sobre cuerpos saludables

Tras reglamentarse la ley de talles, especialistas promueven abordar el problema de la obesidad, que creció notablemente durante la pandemia

Viernes 11 de Junio de 2021

Quedó reglamentada este miércoles la ley Ley Nacional 27.521, también llamada ley de talles, que establece un Sistema Único Normalizado de Identificación de Talles de Indumentaria (Suniti), que rige para quienes comercializan vestimenta nacional o importada, de manera presencial o por medios electrónicos.

ley de talles especiales.jpg

El objetivo es generar “el acceso a información unívoca en materia de talles de indumentaria”, resalta el decreto que oficializa la vigencia de esta norma, que fue sancionada hace más de un año y medio y que, además de indumentaria, incluye calzado y ropa de trabajo. La iniciativa busca implementar un sistema con medidas corporales estandarizadas para fabricar, confeccionar, comercializar e importar indumentaria destinada a la población a partir de los 12 años, procurando ponerle fin a la odisea de quienes buscan determinada ropa y solo encuentran prendas de talles chicos, o medidas de talles que difieren entre locales, o no se ajustan a las normas IRAM. Y si bien es bienvenida por considerar que es una medida acertada contra la discriminación hacia las personas obesas, a la vez abre un fuerte debate acerca de la naturalización de esta enfermedad.

obesidad.jpg

En este marco, profesionales de la salud advierten que la existencia de una ley que sea inclusiva para quienes tienen mayor masa corporal no debe desatender el debate en torno a las consecuencias que trae aparejada la obesidad, ya que este flagelo se incrementó notablemente a partir de la cuarentena y hoy genera serios efectos en la salud, incluyendo un aumento de los factores de riesgo frente al coronavirus, y una mayor probabilidad de sufrir enfermedades y problemas de salud como diabetes, hipertensión arterial, enfermedades respiratorias crónicas, enfermedad de los riñones, del hígado y algunos tipos de cáncer.

Según la Organización Mundial de la Salud, cada año mueren 2,8 millones de personas por enfermedades relacionadas a la obesidad y sobrepeso. Argentina no escapa de esta tendencia: en el primer tramo de la cuarentena más estricta, la Sociedad Argentina de Nutrición realizó una encuesta entre 5.500 personas de entre 18 y 70 años, a partir de la cual el 56,9% manifestó hacer subido de peso durante el confinamiento. En este contexto, se incrementaron además los trastornos alimenticios y los especialista instan a tomar conciencia sobre el tema para abordarlo correctamente.

Sobre esta cuestión, la licenciada en Psicología Soledad Moreno, coordinadora general de Fundación Centro y auditora de la delegación de Entre Ríos, señaló a UNO: “Que se haya reglamentado esta ley es bueno, nos puede abrir muchas puertas, pero no hay que quedarse solamente en eso, sino que debemos reflexionar y llevarle a la sociedad un mensaje coherente sobre qué es un cuerpo saludable, cómo estamos comiendo y si alguien necesita ayuda sobre este tema”.

ley de talles especiales 1.jpg

La especialista sostuvo que, si bien para las personas con sobrepeso es frustrante salir a comprar ropa y no conseguir talle, hay que establecer un debate que vaya más allá de esta problemática: “Me parece importante hablar sobre el tema, pero no podemos dejar de considerar que quienes tienen obesidad necesitan tratamiento, porque no podemos fomentar la idea de que esos son cuerpos saludables. Hay una delgada línea y debemos promover cuerpos sanos, saludables, e instar a quienes tienen obesidad a hacer la consulta y tratamiento”.

“Es bueno que haya talles para que todos puedan vestirse, pero cuidado en caer en la idea de que la obesidad es sana. En mi opinión personal, he visto programas en los medios y en redes donde influencers, sobre todo mujeres, exponen sus cuerpos. Es el cuerpo real que tienen, pero hay que ver si es un cuerpo sano. Porque no tiene que ver con la imagen solamente de bonito o no bonito, de fitness o no fitness; sino que hay que preguntarse si en la parte clínica, además de la psicológica ¿ese cuerpo está sano? ¿O tenemos ahí la probabilidad de que se desencadenen problemas cardíacos, de diabetes, en articulaciones por sobrepeso?

¿O al revés, en los huesos por bajo peso? Hay que abrir un poco el debate e ir tomando conciencia”. En este marco, advirtió: “Hay una realidad, que es que desde que empezó la pandemia y luego del momento de la cuarentena más rígida, hubo un aumento de consultas. Una vez que se van permitiendo la salidas, crecieron de manera notable las solicitudes de entrevistas para llegar al diagnóstico. No eran todos casos de bulimia o anorexia, sino que advertimos que había algunos trastornos por obesidad, que se están viendo cada vez más, que también nos consultan”.

Ley de talles.jpg

“Al ser los trastornos alimentarios desórdenes psiquiátricos o emocionales, el encierro o el aislamiento durante la pandemia pusieron en evidencia la fragilidad o vulnerabilidad de algunas de las personas. Hubo quienes pudieron transitar con mas recursos emocionales este tiempo y otros que no. Aquellos que cuenta con pocos recursos propios y también menos redes de contención, posiblemente son los que han quedado más descuidados y han caído en esto de comer de más, sobre todo considerando que al inicio de la pandemia se fomentaba a cocinar y cocinar”, dijo, y observó: “En algunos hubo algunos períodos de atracones, o de restricción alimentaria. Además, proliferó el uso de aplicaciones (apps) bastante confusas. Hemos visto adolescentes o adultos, sin guía de profesionales que sepan, bajar algunas app para hacer actividad física y por ahí algunos se han ido a los extremos, fomentando un poco la obsesión que tienen en relación a las medidas, al cuerpo, a la comida. Todo esto desde el año pasado lo vemos más a la orden del día, son consultas y referencias que nos hacen los pacientes que están presentes en el discurso”.

Yanina Gioria, licenciada en Nutrición, coincidió en que hay que considerar no solo la ley de talles sino el abordaje que se hace de la obesidad, ya que a partir de la pandemia hubo un aumento de trastornos alimentarios. Al respecto, señaló: “Muchas vecesb al estar encerrados hay factores que se potencian. Hubo ciertas conductas que tenían determinadas personas que la pandemia potenció, como bulimia o anorexia, porque estar en la casa con ropa más ancha, comiendo más y haciendo menos actividad física, entre otras muchas cosas, genera una distorsión de la imagen. Pero también es una realidad que se incrementaron los casos de obesidad”.

Sobre este punto, indicó que en su consultorio tuvo más consultas de personas de todas las edades con sobrepeso, y advirtió: “Hoy en día se está vacunando contra el Covid mucha gente con índice de masa corporal mayor a 30 por ser población de riesgo. Lo que ocurre es que hay mucha gente joven obesa y hay muchos que han fallecido por este motivo, ya que la obesidad efectivamente es un factor de riesgo importante ante el Covid,”, concluyó.

Ley de Talles Nuevo debate.jpg

La oferta de ropa plus size

Si bien los encargados de cumplir con esta disposición nacional son los fabricantes textiles, en comercios de indumentaria convencionales de Paraná señalaron que en este tiempo de “poca rotación” de prendas es muy difícil contar con todos los talles, ya que al momento de reponer stock se prioriza la compra de los que tienen mayor demanda. No obstante, hay negocios exclusivos para personas que usan talles grandes, que garantizan la disponibilidad de una variedad de modelos, colores y alternativas. Sofía, trabajadora de un local que comercializa las denominadas prendas plus size, comentó a UNO: “A muchas chicas les cuesta encontrar ropa de moda y con colores que no sean el clásico negro o los tonos oscuros para vestirse. Tenemos clientas de todas las edades que buscan estilos de los más variados, e incluso contamos con una línea de top, minifaldas, jeans, pulóvers cortos. Hoy ya la gente no tiene tantos complejos y aceptan más sus cuerpos reales.

“Antes quizás las mujeres con determinada masa corporal escondían su cuerpo usando ropa grande. Pero en la actualidad se están mostrando más los cuerpos voluptuosos en los medios y creo que la ley de talles viene a contribuir con esta mayor tendencia a aceptarse, y a estar dispuesta a probarse y usar todo tipo de prenda”, señaló la vendedora de otro comercio que ofrece indumentaria plus size, destacando que es importante que haya una ley de talles.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario