Tarifazo
Viernes 25 de Mayo de 2018

La harina aumentó, vaticinan un pan a 70 pesos el kilo y el cierre de panaderías

La bolsa de la materia prima costaba 300 pesos hace menos de 45 días: ahora llegó a 750 y afectará a todos los productos derivados

La producción de uno de los alimentos más populares está complicada. En pocas semanas, el precio de la harina se multiplicó y en Entre Ríos advierten que en las próximas semanas hay panaderías pueden empezar a cerrar. Es que el pan aumentará su precio, unos 10 o 15 pesos más por kilo a partir del lunes o martes, pero luego y si la situación no cambia, podrá llegar a los 70 pesos.
El pan no solo es un clásico en la mesa familiar, es también un alimento barato, accesible, acompaña a cualquier comida, las hace rendir. Poco más de un mes atrás, el principal problema en las panaderías rondaba en el costo de las tarifas, en lo que habían aumentado los alquileres de los locales, en la informalidad, en la suba de insumos como la materia grasa, la levadura y también la harina como un aspecto importante, pero uno más entre tanto otros.
Sobre finales de abril los panaderos entrerrianos denunciaron una nueva suba de la harina y entonces, la bolsa de 50 kilogramos pasó de costar 320 pesos a 480, la suba era considerable, el problema comenzaba a mostrarse. Hoy la situación empeoró de manera considerable. Es que la misma bolsa llega en algunos lugares de la provincia a venderse en 750 pesos, un precio que en el corto o mediano plazo golpeará el bolsillo de los consumidores y perjudicará a las panaderías.
"La situación del precio de la harina es que aumentó más del doble en los últimos 45 días y muchos molinos ya no entregan. No sé qué pasa, no sabemos por qué cuesta más el kilo de harina acá en Argentina que en Estados Unidos", dijo a UNO el presidente de la Federación Industriales, Panaderos y Afines de Entre Ríos (Fipaer), Dante Cauvet.
Según el referente de los panaderos entrerrianos, este hecho no tiene explicación lógica y si bien no lo dijo, de sus palabras se puede interpretar una maniobra más cerca a la especulación de parte de algunos grandes molinos que a un hecho económico atado a un juego libre entre oferta y demanda. Afirmó Cauvet: "El motivo no lo pueden explicar. El año pasado fue record de cosecha, fueron 18 millones de toneladas de trigo y no ocuparon ni 6 millones de toneladas, es decir que hay un excedente de entre 10 y 11 millones. Esto llevará al quiebre de las panaderías que no van a soportar el doble en el precio de la bolsa de harina". Los números aportados por Cauvet se acercan a los informes estadísticos: la bolsa de Cereales de Buenos Aires había informado en las primeras semanas de enero que la campaña de trigo 2017/18 no solo fue abundante sino que registró un nuevo récord de producción de los últimos 18 años, al alcanzar un volumen de 17.000.000 de toneladas a nivel nacional.

Al público
Pero a pesar de la abundancia, en los últimos días el valor de las bolsas de harina se multiplicó y hoy, a 750 pesos es muy difícil para los comercios del rubro. "Así, el precio del pan llegará casi a los 60 pesos el kilogramo, a los 70", vaticinó Cauvet.
El referente de los panaderos agregó que la situación es tan insostenible que ya la semana próxima habrá incrementos en el precio del pan. "Ahora lo encontrás a 34, 35 pesos el kilogramo, pero calculamos que costará unos 10 pesos más. La semana que viene habrá una suba porque así nadie puede aguantar. Hasta ahora más o menos aguantamos, soportábamos los aumentos porque por ahí tenías alguna bolsa de harina guardada que te permitía comerte las subas, pero ahora ya no se puede", agregó.
De esta manera,el kilogramo de pan alcanzará los 45 o 50 pesos en general. En algunos lugares céntricos hoy ya cuesta 50 pesos y volverá a subir; en los barrios paranaenses se puede conseguir hasta en 25 pesos el kilo: un precio que ya será muy difícil encontrar.
Y estos vaivenes de la bolsa de harina, sumado a las bajas ventas en general y a las subas de tarifas y otros incrementos ya provocó el cierre de varios establecimientos en la capital provincial. Pero Cauvet explicó: "En Paraná y en Entre Rías los cierres no se dan tanto, los hay pero no en la proporción que se dan, por ejemplo, en Buenos Aires. De todos modos creo que en los próximos días y meses va a ocurrir de persistir esta situación".
También se sabe que atrás del aumento de la harina llegan los incrementos en otros productos de panaderías como los bizcochos o las facturas y las prepizzas, como así también en otros alimentos de la canasta básica como las galletitas, los fideos secos o las pastas.
"Se da que los molinos grandes que tienen capacidad compraron todo el trigo para todo el año y hay otros más pequeños que hoy se encuentran con que no tienen. Si se mira el precio internacional del trigo, hoy en Argentina es uno de los más caros. Es insólito".
Según contó Cauvet, en Paraná hay unas 200 panaderías y de ellas, más del 50% no están inscriptas. Explicó que la ilegalidad en el sector es muy grande. "Y en la provincia son unas 600 en total", agregó.
El resto de los incrementos que se sienten en el comercio, afectan al rubro en general como las subas del gas y de la energía eléctrica, pero Cauvet reafirmó: "Las tarifas aumentaron, sí, es indudable que aumentaron el costo, pero hoy el incremento más significativo es el de la materia prima y de alguna manera ha tapado al otro".
Esta situación se repite en el país y son numerosas las federaciones y organizaciones de panaderos como la de Entre Ríos, que realizaron reclamos y advirtieron sobre la situación. Habrá que ver qué ocurre y sí se soluciona el problema, mientras el pan será cada vez más caro.

Comentarios