Secciones
Familias

La fuerza de profes y familias ante la letra fría de las normativas desactualizadas

El segundo trimestre cerró el viernes. La experiencia pedagógica en medio de crisis social, sanitaria y económica y del agobio emocional.

Domingo 06 de Septiembre de 2020

Esta semana marcó el cierre del segundo trimestre del año lectivo 2020 en la provincia y en el muro de facebook de la escuela Nº17 Héroes de Malvinas de Gualeguaychú, la rectora Verónica Miranda escribió: “Esta etapa será más difícil tal vez que lo transitado anteriormente porque estamos cansados, con más inconvenientes en lo económico, algunos afectados en la salud y en lo emocional hasta agobiados” y explicó que por las condiciones anteriormente enumeradas: “Las propuestas de cierre de trimestre para los chicos las hemos flexibilizado, el trimestre según calendario escolar cerró el 4 de septiembre, pero nos extenderemos ajustándonos a nuestra realidad”. Y pidió a las familias y a los alumnos “seguir todos en el camino del estudio, el esfuerzo, la responsabilidad, el compromiso y la alegría por tener la posibilidad de pertenecer a una escuela renovando a diario el compromiso con la educación. No son tiempos fáciles, pero sin educación serían tiempos más angustiantes de superar”.

Diario UNO se contactó con la directiva de la institución para conocer la realidad del alumnado, de los profesores y la evaluación de la virtualidad a la hora de enseñar.

“Es una escuela pública, de segunda categoría, está emplazada en una zona semicéntrica de la ciudad, a la vuelta del corsódromo, ocupa media cuadra aproximadamente. Poseemos aproximadamente 390 estudiantes y 90 personas en planta funcional (contando entre ellos cargo de rectora, vicerrectora, secretaria, asesora pedagógica, cuatro tutoras, cuatro preceptores, un referente técnico escolar, dos auxiliares administrativas y dos ordenanzas, cuatro talleristas y el resto docentes que varían según licencias/suplencias)”, describió.

profesores.jpg
La fuerza de profes y familias ante la letra fría de las <a href=normativas desactualizadas" id="2436765-Libre-1402925093_embed" />

La fuerza de profes y familias ante la letra fría de las normativas desactualizadas

El establecimiento educativo está organizado en dos turnos, de mañana ciclo orientado con 4º, 5º y 6º, tres divisiones cada uno; y de tarde ciclo Básico común con tres divisiones también por cada curso. “Hemos crecido en cinco divisiones desde el año 2015 a la fecha y debido a la demanda de banco hacia nuestra escuela podríamos tener más divisiones, pero no tenemos más espacio”, explicó Miranda que gestionó la construcción o ampliación de tres aulas más pero sin respuesta positiva a la fecha.

Titular del cargo desde agosto 2014 -mediante concurso extraordinario de antecedentes y oposición- dio cuenta de cómo han sido estos meses de escolarización virtual. “Asumimos el desafío de seguir garantizando el derecho a la educación de nuestros estudiantes, respetando el debido resguardo de la salud de todos y cada uno, en estos seis meses hemos seguido fortaleciendo nuestras prácticas pedagógicas e institucionales tendientes al encauzamiento de las trayectorias escolares de nuestros estudiantes y que hacen distintiva la identidad de nuestra institución educativa. Nos posicionamos desde una mirada proactiva y no reactiva, nos anticipamos imaginando en marzo un escenario trimestral y hasta anual en esta nueva modalidad virtual y desde allí construimos nuestra propuesta de contingencia institucional, no fue ni es fácil, por momentos es agotador”.

La profesora en Filosfía, Psicología y Pedagogía reflexionó sobre el trabajo en equipo, la escucha atenta, la empatía, el generar tiempos/espacios virtuales para construir acuerdos y aún en el desacuerdo encontrar puntos de encuentro. “Nuestra finalidad como institución educativa es el diseño y desarrollo de estrategias que potencian el trabajo colaborativo atendiendo las particularidades de nuestros estudiantes y docentes, generar contenidos digitales propios utilizando diversas aplicaciones y herramientas tecnológicas, sostener y contener emocionalmente a nuestra comunidad educativa”.

A la consulta sobre la tarea compartida de familias y docentes, Miranda explicó: “Focalizarnos en sostener las trayectorias escolares en alto riesgo es el mayor desafío porque nos encontramos completamente solos frente a ello, la escuela y familia de nuestros estudiantes juntos, pero solos. No hay políticas educativas públicas concretas para ello, solo letra fría de normativa, porque a la hora de concretar el acceso a los recursos tecnológicos por ejemplo, las computadoras prometidas no llegan, la conectividad gratuita para estudiantes y docentes es inimaginable para quienes gobiernan y abordar cuadernillos diseñados con contenidos descontextualizados va en detrimento de nuestra mejora continua (los textos planteados son para Capital Federal y provincia de Buenos Aires, muy lejos de nuestra realidad e identidad provincial y regional, además de los errores conceptuales que encontramos). Planteamos cada dificultad en este tiempo, como en ciclo lectivos anteriores, gestionamos, reclamamos con fundamentos de ley, de deber ser una y otra vez y las respuestas no llegan ni en tiempo ni en forma, todo lo que se hizo y hace es gracias al esfuerzo, sacrifico, compromiso, visión y ganas de cada miembro de nuestra querida comunidad educativa, cada uno de nosotros asumimos la responsabilidad de enseñar y aprender aunque quienes deben garantizarnos con hechos esos derechos no lo hagan, nosotros seguiremos forjando un futuro argentino mejor como reza nuestra marcha entrerriana”.

Con posgrado de Profesora Superior en Filosofía, Psicología y Pedagogía y posgrado por beca de Directores Líderes en Acción y Líderes en Aprendizajes, la directiva señaló: “Cada familia, una vez más ha dado todo lo mejor que ha podido, hoy más que nunca se visualiza este vínculo tan relevante en la vida escolar de cada uno, familias que realizaron un video-poema junto a sus hijos, realizaron desafíos físicos desde lo lúdico, construyeron maquetas y dieron sus clases grabadas desde el teléfono de una mamá que agobiada y todo por lo complejo de la situación se tomó el tiempo y nos lo regaló colaborando una vez más de modo conjunto en la educación de su hijo en los primeros pasos en nuestra querida escuela. Podría afirmar que este año muchas familias han recordado también lo aprendido en sus vidas y ahora cobra otro sentido”.

Pese a que se remarca que la educación virtual llegó para quedarse, la docente sostuvo: “Afirmo que –y lo digo como madre de dos estudiante– es agotador en algunos instantes resolver y aprender así sin un docente al lado, la figura del ‘profe’, de la ‘seño’ es mucho más trascendente de lo que nos quieren hacer creer, se puede y es hermoso aprender virtualmente, pero la calidez humana que da la presencia física de un docente, el clima que genera con sus estudiantes en un aula, en un paseo, repartiendo una galleta, todo ello es irreemplazable y eso también educa”.

Conectividad y aprendizajes

“Hemos abordado estrategias a través de diversas herramientas, aplicaciones, redes. A saber; se trabaja a través de grupos de whatsapp, Facebook, aulas virtuales, correo electrónico, clases mediante plataformas zoom, meet. Cada medio elegido ha sido acordado en relación al manejo de los estudiantes frente a los recursos tecnológicos, los de 1º año por ejemplo están en grupos de Facebook pero mediante los perfiles de sus adultos responsables; 6º Año además sumó desde el inicio aulas virtuales porque ya había trabajado anteriormente en ellas. En general, no se decidió unificar en una sola herramienta priorizando de este modo la posibilidad de utilizar, tanto docentes como estudiantes, la mayor cantidad de recursos para incursionar en su manejo, evaluar ventajas y desventajas, trabajar colaborativamente con los demás, etc”, reseñó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario