Paro Nacional
Sábado 23 de Junio de 2018

La falta de transporte público garantizará la contundencia de la huelga nacional del 25

Será el tercer paro contra Mauricio Macri. Se plegará todo el arco sindical: no habrá clases ni bancos, y en algunas áreas habrá guardias mínimas

El lunes se realizará el tercer paro general de la Confederación General del Trabajo (CGT) contra el gobierno de Mauricio Macri y el modelo económico que –con algunas variantes– se viene ejecutando desde que comenzó la gestión en 2015. Sin mucho convencimiento al principio, los referentes de la central obrera anunciaron una medida de fuerza que con el correr de los días fue sumando el apoyo de todo el arco sindical del país, incluso del moyanismo y el decisivo respaldo de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), que en buena medida garantizará la efectividad del reclamo. En Paraná, como en el resto del país, no se prestará el servicio de corta, media y larga distancia, según confirmó a UNO el secretario general adjunto de UTA Entre Ríos, José Rodríguez. Sin transporte público, el impacto de la huelga será aún mayor teniendo en cuenta que el universo de los trabajadores se moviliza en ese servicio diariamente.


La docencia entrerriana también hará sentir su descontento al plegarse a la huelga de 24 horas, que resentirá la actividad en las escuelas de toda provincia. Por este motivo, el Consejo General de Educación (CGE) emitió una circular con el propósito de comunicar a los docentes la forma de justificar las inasistencias del paro docente. En el documento el organismo que rige las políticas educativas alude al paro del transporte, y contempla a los maestros que no adhieran a la medida, deberán hacer una exposición policial en la comisaría más cercana a su domicilio. En el mismo se precisa también que "es condición para justificar la inasistencia que dicha exposición policial sea presentada dentro de las 24 horas de efectuada en el área de personal correspondiente".
Sobre las expectativas en relación a la convocatoria para sumarse al paro, el secretario general de Agmer Entre Ríos, Marcelo Pagani, sostuvo que la adhesión "será alta".
"Estamos trabajando para que sea así, recorriendo las escuelas en toda la provincia para que se entienda qué significa este paro, en función del ajuste, los tarifazos, y para que se pueda visualizar este proyecto donde los trabajadores y los jubilados serán la variable de ajuste", advirtió el dirigente en declaraciones a UNO.
Agmer no resolvió movilizarse, pero habrá acciones departamentales tales como volanteadas y asambleas, según la modalidad que defina cada seccional. Ayer se realizaron dos horas de asamblea por turno en las delegaciones Paraná, Victoria y Federal.

Sin bancos
Otro de los servicios que se verán afectados será el bancario, ya que las entidades financieras públicas y privadas no atenderán al público ni se podrán realizar operaciones durante toda la jornada. Así lo confirmó el secretario general de la Asociación Bancaria Paraná, Juan Carlos Navarro, quien confirmó que la medida se llevará a cabo "sin concurrencia a los lugares de trabajo" y además vaticinó que entre los trabajadores "el acatamiento será importante".
"Los bancos tendrán las puertas abiertas por una cuestión legal y solamente asistirá el personal jerárquico", explicó, y señaló algunas particularidades que se pueden dar en algunas entidades de la banca privada. "Los bancos de origen extranjero ejercen una presión permanente con sus trabajadores, pero es un hecho que la atención va a estar resentida", argumentó. Y puso como ejemplo la actitud de instituciones como el Santander Río que se caracteriza por tener "una política antigremial".
El sindicalista anticipó que el abastecimiento de los cajeros automáticos "estará garantizado" atento a que se cargaron ayer con normalidad, pero a la vez advirtió que puede haber faltante en algunas sucursales.
Los bancarios, junto a la CGT Regional Paraná, se concentrarán el lunes a las 10 en la Plaza 1º de Mayo para evaluar el alcance de la huelga, como así también distribuir volantes y visibilizar la problemática del sector. "A las decisiones antipopulares en materia económica se le sumaron la inflación, los tarifazos, la devaluación de nuestra moneda ante la disparada del dólar y el dispendio de reservas del Banco Central", manifestó el secretariado de la seccional Paraná.
Se pliegan ATE y UPCN
Tanto la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) como la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) confirmaron su adhesión al paro general. La conducción de ATE, en principio, había dispuesto una medida de fuerza para el 19, pero en la necesidad de confluir junto al resto del movimiento obrero decidieron cambiarla para el 25. El secretario de Organización, Víctor Sartori, dijo a UNO que se garantizarán guardias mínimas en servicios críticos, como el área de Salud, y que para la administración pública será "como un feriado".
Por otro lado, sostuvo que se participará junto a otras organizaciones gremiales en el acto de la Plaza 1º de Mayo de Paraná.
"El paro nacional dispuesto encuentra sus razones en la necesidad de expresarle al gobierno nacional nuestro más enérgico repudio al ajuste salvaje al que somete a los trabajadores. El veto a la rebaja de tarifas aprobado por el Congreso nacional, el anunciado acuerdo con el FMI, sus consecuencias sobre el empleo, la obra pública, los sistemas de seguridad social, las economías regionales y los servicios públicos no hacen más que agravar dramáticamente la ya insoportable situación social", enfatizó en un comunicado la dirigencia de UPCN .
"No vamos a permitir que al ajuste lo hagan otra vez a los que menos tienen, los trabajadores ocupados y desocupados, los jubilados y los sectores más vulnerables, que ya viven en condiciones sociales extremadamente precarias. No vamos a tolerar que se insista en ajustar más la economía social en busca de un equilibrio fiscal. Los números deben cerrar con los trabajadores adentro. Basta de ajustar a los que menos tienen", indicaron.
"En la provincia, desde UPCN solicitamos formalmente a la Dirección de Comedores Escolares la elaboración de un menú alternativo para que el personal de la cocina también pueda adherirse a la medida de fuerza. Asimismo se respetarán las guardias mínimas en todos los servicios críticos", plantearon en cuanto a la modalidad que tendrá la acción gremial en esa área en particular.
Enersa cierra sus oficinas
La Empresa de Energía de Entre Ríos (Enersa) comunicó que, con motivo del paro general, las oficinas comerciales permanecerán cerradas ese día. No obstante, se continuará atendiendo el servicio con los sistemas de guardias correspondientes. Asimismo, la empresa recordó a sus usuarios que, para consultas, reclamos o inconvenientes, pueden llamar sin cargo al Servicio de Atención Telefónica Integral (SATI) 0-800-777-0080, las 24 horas, todos los días del año.

También los universitarios
La Asociación Gremial de Docentes Universitarios (AGDU) adhirió al paro nacional convocado por CTA y CGT contra los tarifazos, el ajuste y el acuerdo con el FMI. Además anunció la profundización del plan de lucha, ante la falta de respuestas del gobierno nacional a los reclamos del sector.
Los integrantes de la comisión directiva cuestionaron que el Ministerio de Educación de la Nación sostenga el techo del 15% de aumento salarial en las negociaciones con los trabajadores. "En este contexto de inflación y ajuste, ese porcentajes es inadmisible", afirmaron.
Además remarcaron que la profundización de las medidas "no se da solo por los reclamos puntuales del sector universitario, sino también por la coyuntura económica que atraviesa el país".
Los docentes universitarios entrerrianos exigen la reactivación de la paritaria del sector, que se encuentra paralizada. Además rechazan el recorte del presupuesto universitario y la subejecución de la partida universitaria. Repudiaron el retraso en el envío de fondos para salarios y gastos de funcionamiento de las universidades, y para el pago de capacitaciones. Además reclamaron la liquidación del Fondo de Garantía de Sustentabilidad del Sistema Integrado Previsional Argentino y, por último, impugnaron la injerencia y exigencias del Fondo Monetario Internacional sobre las universidades nacionales.

Con guardias mínimas
El secretario general del Sindicato del Personal de Obras Sanitarias, Ramón Ortiz, brindó las razones por las cuales la organización se plegará al paro. "Que terminen con los despidos del sector público o privado, el impuesto a las Ganancias en el aguinaldo, paritarias libres, el no ingreso al FMI, y sobre las políticas del gobierno nacional, como el impuestazo", subrayó.
Otra de las preocupaciones que afectan al sector tiene que ver con la anunciada reforma laboral, sobre lo cual Ortiz dijo: "No estamos dispuestos con esta reforma a perder derechos como el aguinaldo o vacaciones. Lo conseguido está bien ganado y no queremos perderlo", recalcó.
Sobre la inflación y la suba en los precios no solo de impuestos sino también de los alimentos señaló: "Hoy día tenés que decidir si pagás impuestos o comprás para comer".
En la misma línea argumental se ubicó el mensaje del secretario general de los trabajadores viales, Juan Carlos Lallana. Soever se sumará a la retención de servicio nacional propuesta por la CGT y la FAT Vial. Lallana sostuvo que las principales demandas pasan por el "convenio colectivo de trabajo, por el aumento de la inflación", y dijo: "Los trabajadores viales, hasta hace dos años atrás, cambiábamos de auto, arreglábamos nuestra casa, nos íbamos de vacaciones, hasta salíamos a cenar con nuestras mujeres y ahora casi no llegamos a fin de mes, entonces cómo no vamos a estar preocupados".
De todos modos aseveró que confía en las palabras del gobernador de que "ningún trabajador va a estar por debajo de los índices de inflación".

Comentarios