Educación
Lunes 19 de Noviembre de 2018

La educación pública en Entre Ríos marca una rara excepción

En los niveles de 3 y 5 años del jardín de infantes de todo el país la matrícula privada crece a un ritmo mayor que la estatal. Todo lo contrario ocurre en la provincia, según los números del sistema educativo nacional entre 2003 y 2016

En los niveles de 3 y 5 años del jardín de infantes de todo el país, la matrícula privada crece a un ritmo mayor que la estatal. Entre 2003 y 2016, la matrícula total del nivel Inicial aumentó un 41%, con un avance mayor en la matrícula privada, que creció un 67,2%, mientras que la estatal lo hizo un 30,2%.
Esta tendencia se da en todo el país, a excepción solo de Entre Ríos, que durante ese período mostró la tendencia contraria: el sector público se expandió un 44,6%, mientras que el privado creció un 39,7%. En el resto de las jurisdicciones del país la situación fue la inversa: 15 provincias incluso tuvieron alzas superiores al 67% en el sector privado, mientras que el resto registró subas inferiores a ese promedio nacional. Por caso, el mayor incremento se dio en Mendoza (114,4%), seguida por La Pampa (99,9%) y Chubut (77,9%). En tanto que los menores ritmos de expansión se registraron en Santa Fe (12,2%), San Luis (19,2%) y Neuquén (19,7%).
Los datos surgen de los anuarios estadísticos educativos 2003-2016 del Ministerio de Educación de la Nación, que fueron analizados e interpretados por el Centro de Estudios de la Educación Argentina de la Universidad de Belgrano.
El informe hace referencia a la Ley Nacional de Educación N° 26.206 de 2006, que estableció que la obligatoriedad escolar en todo el país se extiende desde la edad de 5 años hasta la finalización del nivel de la educación Secundaria. La sala de 5 años, con 734.138 inscriptos hasta 2016 cubría el 95,7% del total de alumnos matriculados en el 1° grado del nivel Primario.
De acuerdo con datos obtenidos por UNO, en el inicio de 2016 en Entre Ríos se anotaron 5.828 niños en sala de 3 años; 19.665 en sala de 4 años y 22.871 en sala de 5 años. En total, había 48.364 gurises en el Nivel Inicial: 35.830 pertenecían al sector público.
En 2003 –cuando aún no regía la ley obligatoria– a ese primer nivel educativo accedían 35.922 niños entrerrianos de 3 a 5 años: 24.601 ingresaron a aulas del sector público y 11.321 de jardines privados.
Esta situación de mayor expansión de la matrícula en el sector público que en el privado en la provincia obedece más que nada a la menor inversión edilicia que han tenido los establecimientos públicos de gestión privada para poder recibir a la gran cantidad de niños que esperan por un banco. Tal vez a diferencia de otras provincias, la mayoría de estas instituciones en territorio entrerriano están ligadas a la Iglesia, en muchos casos con cuotas muy accesibles, que no cuentan con mayores recursos para seguir creciendo; pero también –a partir del testimonio de un directivo consultado– también se debe en muchos casos a la falta de espacios que tienen las escuelas para poder ampliar sus instalaciones. A eso se suma, en parte, la falta de cargos docentes.
El acceso de todos los niños a la educación, de todos modos, sigue siendo deficiente. La sala de 5 años obligatoria tiene una cobertura casi total (95,7%), con algunos inconvenientes en zonas rurales; en el caso de la sala de 4 años, es obligatoria desde 2015 –por Ley N° 27.045–, y el promedio ronda en torno al 70%, con disparidades en las provincias.
Mientras que la de 3 años sigue siendo la más rezagada, y solo garantiza el derecho de alrededor del 50% de los niños. A poco de asumir, el presidente, Mauricio Macri, anunció su intención de universalizar esa sala, a la par de un proceso de construcción de 3.000 jardines en todo el país. Ello finalmente nunca se concretó, ya que a tres años de gestión se iniciaron solo 100 y no se terminó ninguno; en Entre Ríos tenían que hacerse 23.
Esa desigualdad inicial en la escolarización impacta en el proceso de aprendizaje y en la trayectoria educativa posterior de los niños. Especialistas se basan en los datos recogidos en los operativos Aprender, que revelan que aquellos que antes se escolarizaron mostraron mejores desempeños educativos.
Informe
El informe del Centro de Estudios de la Universidad de Belgrano indicó también que hay marcadas diferencias en el ritmo de esta expansión de la matrícula privada, en detrimento de la pública, en el país. Al respecto, menciona que una evolución preocupante es la matrícula estatal de la sala de 5 años del jardín de infantes, que disminuyó un 0,3% en el período 2003-2016. En ese lapso se matricularon 50.134 niños más en los jardines de infantes privados, mientras que en los jardines estatales la matrícula disminuyó en 1.476 niños. La tasa de crecimiento total de la matrícula privada casi duplica a la estatal (48% versus 25,9%).
El Ministerio de Educación de la Nación, para avanzar en la cobertura escolar de todo el nivel inicial, había propuesto que la sala de 3 años tenga una cobertura escolar del 75% de los niños en 2021 y del 100% en 2026; que la sala de 4 años tenga una cobertura escolar de 75% en 2021 y del 100% en 2026; y que la sala de 5 años tenga en 2019 una cobertura total, es decir 100% de los niños de esa edad.

Comentarios