Secciones
pandemia

La educación hospitalaria se brinda on line para garantizar el aprendizaje

Debido a la pandemia del Covid-19, los alumnos que están internados y los docentes enfrentan el desafío de compartir educación de forma virtual.

Sábado 12 de Septiembre de 2020

Más de 3.000 alumnos recibieron educación domiciliaria y hospitalaria en 2019, destinada a quienes por razones de salud no pudieron concurrir a clases. No obstante, este año la pandemia del Covid-19 modificó la dinámica de esta modalidad de enseñanza: desde marzo los niños que deben permanecer un tiempo considerable internados tienen garantizada su trayectoria escolar de manera on line, con el acompañamiento docente. En la actualidad son solo tres chicos los que están en la Sala de Oncología del hospital materno infantil San Roque realizando su tratamiento. Son oriundos de los departamentos La Paz y Uruguay, y reciben sus clases de manera virtual. Verónica Ríos, coordinadora provincial de Educación Domiciliaria Hospitalaria, que depende de la Dirección de Planeamiento del Consejo General de Educación (CGE) de Entre Ríos, explicó a UNO que en los demás hospitales de la provincia “suele ser muy breve el período en que están los chicos internados, por esta situación de pandemia” y por eso no se están dando clases en estos espacios, y refirió: “En el San Roque tenemos estos tres casos, pero las docentes no pueden ingresar por la situación sanitaria, al menos hasta que el protocolo de Salud lo habilite. Así que el trabajo en la Sala de Oncología es virtual y se articula con las escuelas de origen y las familias”.

educación hospitalaria.jpg
La educación hospitalaria se brinda on line para garantizar el aprendizaje 

La educación hospitalaria se brinda on line para garantizar el aprendizaje

“Este año hay muy pocas situaciones particulares en las que hemos nombrado una docente domiciliaria, como por ejemplo si no hay conectividad en áreas de islas o rurales, donde se hace llegar el material de forma impresa; ya que en el resto de los casos los chicos pueden seguir las clases de su escuela de origen desde sus hogares en este contexto de educación virtual”, mencionó Ríos.

Asimismo explicó: “Para las docentes domiciliarias y hospitalarias no era nuevo este trabajo en aislamiento, porque ellas vienen usando todas estas herramientas y estrategias, y lo hacen a veces de manera virtual con los chicos en los domicilios o en los hospitales. Respecto a la conectividad, no hemos tenido inconveniente, los chicos tienen sus netbooks y el San Roque nos habilitó en su momento en su red”.

Son 17 las referentes departamentales que actualmente realizan esta noble tarea, y en algunos Departamentos hay también docentes a cargo. “Son 29 cargos de docentes, distribuidos en los distintos departamentos. En Paraná hay siete, en Concordia dos; en Uruguay hay una maestra, al igual que en Villaguay y en Federacion”, sostuvo la coordinadora provincial.

Con respecto a la labor que llevan adelante, comentó que trabajan con todos los niveles, desde el Inicial, hasta la Secundaria de Jóvenes y Adultos. Sobre el tiempo que comparten con los alumnos que permanecen dentro del nosocomio, indicó: “En la sala de Oncología va variando el tiempo que están. Hay chicos que pueden permanecer dos años en el hospital, aunque en ese lapso van y vienen a sus casas. Hay otros que son derivados a Buenos Aires para hacerse estudios y entonces debemos coordinar con esta modalidad allá. Lo que implica el tiempo en cualquier tratamiento no lo podemos predeterminar”.

“Hay chicos internados en Oncología que por ahí están en la última fase de la quimioterapia. Algunos ya tuvieron el alta, otros van a volver a ingresar para hacerse las quimios, y cuando las familias ya conocen en qué fecha vuelven al San Roque, saben que tendrán clases con la maestra hospitalaria. Por ahí vamos rotando a los docentes, por lo que implica emocionalmente el trabajar dentro del hospital, pero los niños y sus familias piden la misma seño del año pasado porque los chicos se acuerdan y tratamos de que permanezca ese vínculo”, subrayó.

A veces la tarea no es sencilla, ya que las docentes que acompañan a los nenes en un ámbito hospitalario se encuentran en ocasiones con la noticia de que el pequeño al que acompañaban falleció, y es una situación difícil, que causa una gran tristeza. “En alguna oportunidad es la misma docente la que pide un cambio, porque estas situaciones tienen que ver con lo emocional y lo afectivo, e influye bastante. Por eso tratamos de brindarles capacitación y en breve haremos un el seminario que tiene como objetivo brindar más herramientas para trabajar en este contexto”, sostuvo Ríos.

Satisfacciones

Sobre las mayores satisfacciones de realizar esta singular labor, Ríos afirmó: “Es muy gratificante poder brindar a las familias la atención que necesitan. Y lo más triste es cuando se sabe que hay situaciones sin solución. Pero esta modalidad siempre me gustó y es un gran compromiso”.

Por otro lado, contó con orgullo: “Otra de las propuestas que realizamos y en la que somos pioneros en Entre Ríos a nivel país es llevar la Educación Física al contexto hospitalario. Se hizo una prueba piloto durante los tres últimos meses de 2018 en los hospitales San Roque de Paraná; en el Masvernat, de Concordia, y en Gualeguaychú, y estamos esperando para poder implementarlo de manera definitiva”.

Por su parte, Eugenia Enrique, referente departamental de Paraná y que hace cinco años acompaña en su aprendizaje a los pequeños que están internados en el hospital San Roque, rescató: “La mayor satisfacción para nosotros es poder ayudarlos en su trayectoria escolar, de modo que después se puedan incorporar de nuevo en su escuela de origen”.

No obstante, reflexionó: “Hoy es difícil trabajar con los chicos en medio de esta situación que estamos pasando con la pandemia, porque no es lo mismo estar con ellos en el hospital que comunicarse telefónicamente o de manera virtual”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario