Secciones
La Provincia

La conducción de ATSA responde a las críticas

El gremio que dirige Omar Duerto acusó de “mentirosos” a los referentes de la Azurduy. En 2015 habrá elecciones

Martes 11 de Noviembre de 2014

La comisión directiva de la Asociación de los Trabajadores de la Sanidad Entre Ríos (ATSA) y su secretario general, Omar Duerto, respondieron a los dichos vertidos por la representante de la Agrupación Juana Azurduy, Mariela Ponce. Sobre la modificación del estatuto, planteada como una dificultad por el espacio opositor para presentarse a elecciones, Duerto aclaró: “La comisión directiva está conformada por 31 secretarías y hemos incorporado cuatro o cinco secretarías más, por el crecimiento que ha tenido la institución. Además incorporamos a la cantidad de congresales, porcentajes por regiones”.
El estatuto divide -precisa Duerto- a la provincia en seis regiones, en cada una de las cuales se toma el porcentaje de cantidad de afiliados: anteriormente era de 1 cada 20 congresales y se propuso reducirlo a 1 cada 15. El gremialista destacó que esto se traduce en un incremento de trabajadores incorporados en las listas, aunque también se busca que la actividad privada “en el interior de la provincia sea más familiar entre los empleados y los médicos.  Estando dentro de la comisión directiva, le cabe la tutela sindical al trabajador que puede sentarse a discutir con el patrón la problemática de cada empresa”.
Señaló que los cambios propuestos en el estatuto se vienen discutiendo en forma consensuada, en el seno de la comisión directiva y en los diferentes congresos. “En ningún momento los compañeros Ponce y Martínez se opusieron a los cambios”, explicó Duerto. Cabe mencionar que los referentes de la Agrupación Juana Azurduy, Mariela Ponce y Germán Martínez,  quienes habían presentado su propuesta en una visita UNO, fueron críticos con la gestión de Duerto.

 

 

Licencia gremial

 


Si bien se refirió a varias cuestiones,  Duerto admitió que “la ruptura del grupo” se aceleró cuando a Ponce le devolvieron la licencia gremial. “Al estar en desacuerdo con lo proyectado como comisión directiva, no puede estar sentada en la mesa del gremio y ocupando la actuación dentro de la secretaría gremial. Aclaró que la decisión dispuesta por la comisión directiva entró vigencia el 28 de mayo, en virtud de algunas irregularidades que pusieron de manifiesto la falta de compromiso de Ponce para cumplir con la tarea dirigencial que le demandaba la secretaría a su cargo. Tanto el titular del gremio como sus compañeros negaron que la exsecretaria gremial haya realizado un relevamiento en el interior de la provincia. Al respecto el sindicalista sostuvo: “Nunca fue, ha mentido a todos los compañeros, mientras estuvo en el cargo”.

 

 

 

Convocatoria a elecciones

 

 


Las autoridades de la ATSA aseguraron que no se tienen precisiones respecto a la convocatoria para renovar la comisión directiva. La actual comisión cumplirá su mandato el 23 de noviembre de 2015, aunque todo depende de la resolución del Ministerio de Trabajo ante la posibilidad de modificar el estatuto.  “Si sale aprobado el estatuto por el Ministerio de Trabajo, las elecciones se realizarían en julio, para entregar el mandato en agosto. No se ha convocado ni se ha llamado a alguna asamblea extraordinaria. El 12 de diciembre vamos a convocar a un congreso extraordinario para conformar la Junta Electoral, la que estará abocada a controlar los padrones, los afiliados, la cantidad de porcentaje que tiene cada región y poder convocar en fecha y en término”, detalló.
En su descargo, la conducción sindical se defendió de las acusaciones, que entre otros aspectos ironiza sobre el extenso mandato de Duerto, quien lleva 25 años como secretario general. “Hoy hace -por Ponce- esas críticas porque está del lado de afuera y se quedó sin el apoyo de todos los que estamos trabajando. Ha presionado a dos o tres compañeros; les ha hecho cambiar el horario de trabajo para ubicarse ella de la mejor manera”, justificó en declaraciones a UNO. El titular de la ATSA calificó como “compleja” la realidad laboral del sector de la sanidad. Explicó que ello se debe a “una cadena de problemas con la actividad privada, sobre todo con las dos obras sociales más grandes que tiene el país. En Entre Ríos muchas clínicas dependen del PAMI y el Iosper, que no paga en término y repercute en los trabajadores de clínicas y sanatorios que no cobran en fecha y término. Hoy más del 50% de los trabajadores de clínicas no ha cobrado el sueldo”.
A su turno Diego Suárez Verdier, delegado gremial de la Clínica Modelo, pidió a los compañeros de Sanidad que “se informen, lean, y analizar cuál es la propuesta de esta gente, porque la verdad es que no tienen propuesta”. Por otra parte, consideró que “la compañera está mintiendo a los trabajadores de la Sanidad. Estaría bueno que los compañeros le pregunten que hizo en los siete años, cuatro de los cuales estuvo en la secretaría de Seguridad Social y hasta del 28 de mayo en la secretaría Gremial”. Por las diferentes irregularidades que fueron detectadas en el funcionamiento de la secretaría Gremial, la comisión directiva dispuso un reordenamiento de ese espacio. Un equipo de trabajo concentra toda la información requerida por el afiliado, hasta tanto se normalice la situación. “Con esa actitud ella logra dividir a la gente y las empresas de salud que no conocen esta situación, toman represalias con gente que no tiene nada que ver. Se generan peleas internas entre los compañeros”, remarcó Miguel Khun, secretario de Deportes.
Acompañaron al titular de ATSA, Miguel Khun, secretario de Deportes de la filial Entre Ríos; Mario Albornoz, secretario Adjunto de Concepción del Uruguay; Lidia Heinitz, congresal; Raquel Clemente, congresal; Marcela Galarza, delegada de Concepción del Uruguay; Félix Demediuk, delegada gremial del sanatorio Rawson y Diego Suárez Verdier, delegado gremial de la Clínica Modelo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario