Secciones
vacuna

La cercanía de una vacuna contra el Covid alienta al turismo entrerriano

En el sector trabajan en un plan de acción para retornar a la actividad en un plazo cercano, con los protocolos que demanda la "nueva normalidad".

Sábado 15 de Agosto de 2020

La vacuna contra el coronavirus -cuya fórmula fue desarrollada por la Universidad de Oxford- que se fabricará en el país podría estar lista para su aplicación en diciembre. Este anuncio trajo algo de alivio, o al menos acrecentó una cuota de esperanza en distintos sectores de la sociedad.

Uno de los más comprometidos por esta pandemia fue el del turismo, una actividad que tuvo un fuerte desarrollo en Entre Ríos en las últimas décadas, de la mano de importantes inversiones tanto del sector público como el privado, y cuyos referentes aguardan con ansias poder volver a trabajar. No es para menos: llevan más de cuatro meses en un profundo parate, sin ingresos, y muchos de los emprendimientos vinculados al rubro ya sucumbieron ante la crisis generada por el Covid-19, mientras otros hacen equilibrio para no caer en la quiebra.

Del sector dependen cuantiosas fuentes de trabajo de manera directa e indirecta, sobre todo en aquellas localidades con un importante desarrollo de productos termales y otros atractivos que impulsan a la denominada Industria sin chimeneas. Y si bien aún no hay definiciones certeras de cuándo podrán retornar a la actividad, el panorama resulta más alentador acorde a los avances de la ciencia que posibilitarán acceder a una “nueva normalidad”.

En medio de un intenso trabajo para que la reapertura del turismo sea exitosa cuando estén dadas las condiciones, dirigentes del sector con vasta experiencia en el tema compartieron su visión y sus expectativas con UNO.

Gastón Irazusta, actual secretario de Turismo de la Provincia, analizó al respecto: “Todavía tenemos que ser cautelosos, sin perder de vista la seguridad sanitaria, que es lo que nos marca la posibilidad de avanzar en determinadas cuestiones. Partimos de la base de que queremos que el regreso de la actividad turística sea lo antes posible, y es lo que necesitamos, ya que la crisis en la que la pandemia ha sumido al sector es realmente histórica, no solamente en nuestra provincia, sino también en el país y en el mundo”.

“En este tiempo, además de estar buscando paliativos y de acompañar al sector turístico con medidas que puedan hacer más llevadera esta cuestión, estamos enfocados en generar las herramientas para esa nueva realidad que se avecina y que va a marcar un poco el rumbo de la actividad turística. Por eso hemos generado una gran cantidad de protocolos y seguimos en el proceso de capacitación y formación, no solamente para el sector público sino también el privado, todo vía digital. Venimos realmente con un volumen muy grande de participación y mucho interés”, explicó.

Asimismo, el funcionario adelantó que se impulsan en un principio medidas de reactivación que van a venir de la mano de un turismo interno en la provincia, para lo cual ya se están gestionando convenios con distintos agentes bancarios y financieros para generar facilidades a los usuarios al momento de poder viajar: “Algo que se mantiene en los anhelos de la gente es la necesidad de viajar, de salir, a pesar de lo golpeadas que están las economías. A esto sin dudas lo tenemos que capitalizar y es lo que estamos procurando a través de un plan de reactivación”, dijo, y aseguró: “Hoy hay nuevos rasgos y casi como un reflejo a la pandemia se idealiza la posibilidad de salir a lugares abiertos a disfrutar de la naturaleza, de los paisajes; sobre esto Entre Ríos tiene mucho para ofrecer, y lo estamos de alguna manera poniendo a disposición con diferentes alternativas”.

Por su parte, Sebastián Bel, director ejecutivo del sector Turismo de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) a nivel nacional, empresario y vicepresidente segundo de la Cámara Entrerriana de Turismo (CET), reflexionó: “El anuncio de una vacuna contra el coronavirus nos ilusiona a todos con que los tiempos se vayan acortando y podamos darle un salto evolutivo a toda esta pandemia. Parte de la enseñanza que nos va dejando esto es que hay que ir analizando el día a día, y hay que tener un gran poder de adaptación, porque los escenarios van cambiando en períodos muy cortos. En este mismo sentido, nos pueden llegar las buenas noticias de que se vislumbre una vacuna en un plazo mucho menor al que se estimaba inicialmente”.

A su vez, señaló: “Mientras esperamos que esto ocurra, debemos estar lo suficientemente preparados para contar con todas las herramientas disponibles para cuando tengamos la posibilidad de regresar a la actividad, y así poder salir a prestar los servicios y generar una actividad turística de calidad, que tanto bien hace a la rueda económica no solo de los sectores particulares sino también a toda la provincia”.

Sobre las expectativas en el mediano plazo, sostuvo que tras el anuncio del presidente, Alberto Fernández, sobre el convenio para producir la vacuna en el país “hay otro estado de ánimo en el empresariado y en la sociedad”, y comentó: “El tema de la vacuna trajo un alivio, debido especialmente a que lo que reinaba hasta el lunes o martes era la incertidumbre. Esto cambia el panorama para la actividad turística, fuertemente afectada al no poder circular entre las fronteras provinciales, no funcionar el tránsito aéreo ni los micros, ni poder transitar libremente en las rutas. Todo esto imposibilita totalmente que se desarrolle la actividad y hasta que no se resuelva no podremos funcionar, ni siquiera con un turismo interno dentro de Entre Ríos, ya que si bien eso ayudaría en algo, no sería sustentable para las empresas del sector”.

Bel también estimó que en Entre Ríos podrá proyectarse la temporada de verano: “Creo que va a funcionar, aunque no como lo venía haciendo anteriormente, ya que todos los argentinos que podamos viajar vamos a tener que comprometernos a cumplir con los protocolos, con la distancia social y demás”, indicó. Acto seguido, evaluó: “En ese sentido Entre Ríos tiene una ventaja y una oportunidad, ya que el sistema de alojamiento con el que cuenta la provincia, principalmente en la costa del Uruguay o en las costas cercanas a los ríos, son cabañas y bungalows, departamentos y otros similares, que permiten mantener cierto distanciamiento. A eso lo veo positivo y alentador y creo que vamos a tener que empezar a trabajar para esa época”.

Por otra parte, manifestó que espera que esta semana se apruebe definitivamente la ley que declara la emergencia en el sector, y que ya cuenta con media sanción en la Cámara de Senadores, ya que traerá un alivio al empresariado del rubro para poder sostenerse hasta que se habilite la reapertura del turismo. El dirigente se refirió además a los emprendimientos que no resistieron esta pandemia y adelantó que deberán hacer un relevamiento cuantitativo y cualitativo para impulsar que puedan volver a trabajar.

En tanto, Leonardo Schey, actual presidente de la CET, explicó: “La Cámara está trabajando desde el día uno de la pandemia con capacitaciones, buscando información sobre los lugares donde el turismo ya retornó a la actividad y están trabajando bien. Procuramos empaparnos en el tema, hacer un diagnóstico y difundirlo entre nuestros socios, e hicimos una convocatoria a toda la actividad privada”.

En este marco, comentó que además de observar los países europeos, posaron la mirada en cómo comenzaron a trabajar en la República Oriental del Uruguay: “Hace 15 o 20 días se habilitaron las termas de la ciudad de Salto, por supuesto con una capacidad más reducida. Eso a nosotros nos alienta a tomar alguna iniciativa. Hemos compartido algunos foros con representantes del gobierno uruguayo y de referentes termales de ese país que nos explicaron cómo están funcionando, cómo llevan adelante los controles y los protocolos y cómo trabajan en los distintos aspectos. Estamos procesando y analizando esa información para que cuando llegue el verano tengamos armado un plan”, concluyó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario