Secciones
Concordia

La causa judicial de Bruno Escobar suma un nuevo capítulo

El exdirector municipal de Inspección General ya no está imputado; ahora solo queda el propietario del boliche. Enojo de la familia del afectado.

Sábado 23 de Noviembre de 2019

Bruno Escobar aún está en plena rehabilitación por un accidente que tuvo en un boliche bailable en setiembre de 2016, cuando cayó desde las escaleras de Costa Cruz y le produjeron lesiones graves en su columna vertebral. Recientemente, el exdirector de Inspección General de la Municipalidad de Concordia, Jorge Boujón fue sobreseído por el Juez de Garantías Mario Figueroa, tras un pedido conjunto de su abogado defensor y del Ministerio Público Fiscal.

Por el hecho estaban acusados los hermanos Pietrantrueno –uno de ellos falleció– como titulares del local nocturno y un grupo de funcionarios municipales, como responsables de los controles en las medidas de seguridad y aspectos relacionados.

“La imputación de Jorge Boujón fue en junio de 2018. Si bien había elementos de prueba en un primer momento para imputar, no resultaron suficientes a esta altura del proceso, donde la Fiscalía tiene que reunir todos los elementos de prueba para efectuar un requerimiento de elevación de la causa a juicio y proyectarse en una futura sentencia condenatoria”, así explicó la fiscal María José Fonseca. De esta manera solamente quedó Guillermo Pietrantrueno como único imputado en la causa. Cabe destacar que por el caso Bruno Escobar, en marzo de 2017 renunciaron el mismo Boujón, Martín Santana, por entonces secretario de Gobierno, y Marcos Wdowiak, asesor legal del municipio.

El abogado defensor de Boujón, Marcelo Spinelli indicó a LT 15 Radio del Litoral que “el papel de Boujón en la causa, en la cadena de acontecimientos era el más débil de todos. Si alguien no tenía que ver era Boujón. Él cumplió con su tarea, fue responsable, a su función la cumplió como corresponde y desde el punto de vista legal tampoco podemos considerar que la conducta de Boujón no estaba encuadrada en el delito que se le imputaba”. Para el profesional “este tipo de episodios genera mucha sensibilidad”.

Spinelli recordó que a su defendido se lo imputaba por el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público. “Boujón es un empleado de carrera, no es un funcionario público, ni de cargo político. Lo sostuve en la audiencia, no había delito y la conducta no era reprochable. El último informe de Boujón era que estaban dadas las condiciones para su habilitación, pero faltaba el final de obra y precisamente el accidente estaba vinculado a una obra”, manifestó.

“Él la pasó muy mal con este tema, tuvo el gran apoyo de su esposa y de sus compañeros de trabajo que lo aprecian por la calidad de persona que es. Para personas comunes estar involucrado en un proceso penal no es fácil, le genera todo un trastorno. Él necesita seguir trabajando, tiene a sus dos hijas estudiando, su gran sufrimiento eran sus hijas”, finalizó Spinelli, quien recientemente fue elegido presidente de la Cooperativa Eléctrica de Concordia.

Respuesta

En declaraciones periodísticas, Eliana Escobar, hermana de Bruno indicó que lo ocurrido no fue un accidente, sino de un grave error humano. Esa noche “el personal del boliche lo trató como una bolsa de basura y lo dejó tirado en la calle, seguido a esto nos enteramos que el boliche no contaba con la habilitación correspondiente y para rematarla la ineficaz movilidad que le brindó la ambulancia, uno de las causas que agravó el cuadro de Bruno”.

Y agregó a Radio Ciudadana: “Nosotros esperamos una Justicia ejemplar, porque mi hermano quedó en silla de ruedas de tal forma que le costó la mayor parte de la funcionalidad de su cuerpo. No puede comer solo, higienizarse solo y ni siquiera puede ir al baño como una persona normal”. La joven “ve muy mal” la decisión que tomó la Justicia.

No obstante, el abogado de la familia Escobar, Roberto Berán manifestó a UNO que continúa la demanda civil al municipio y al estado provincial “porque en el local bailable entraban más de 2.000 personas en un primer piso y no tenía barandas, por esa escalera se cayó este chico y quedó cuadripléjico”. El profesional, que hace dos años representa a Escobar, indicó que “la causa está en trámite, hay un plantel de competencias de que tendría que ser en lo contencioso-administrativo, pero ya está contestado, el fiscal ha dicho que corresponde la competencia al juzgado que tiene. El juez tiene que dictar resolución de esa competencia y después de eso vendrá la prueba”.

Berán entiende que “hubo una cantidad de pruebas y por cuestiones de estrategias procesales, se fue haciendo todo en su debido tiempo”. Y destacó que “lo que se dictó en sede penal, no tiene injerencia en sede civil, por lo que la causa no queda para nada cerrada”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario