Secciones
Bolsa de Cereales

La Bolsa de Cereales de Entre Ríos cumplió 41 años

La Bolsa de Cereales fue inaugurada en 1979 por un grupo de pioneros vinculados a la actividad del campo y hoy lleva adelante un gran labor.

Lunes 16 de Noviembre de 2020

Se cumplieron 41 años de la creación de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos, que fue inaugurada el 16 de noviembre de 1979 por un grupo de pioneros cristalizaba un viejo sueño: la idea de impulsar para el campo una herramienta útil de alcanzar nuevas fronteras para la agricultura, según informó la entidad a través de su sitio oficial.

“Hoy podemos decir que los objetivos fundacionales se cumplieron, aunque además el accionar de nuestra Bolsa se abrió hacia toda la sociedad” resaltó el actual presidente de la institución, Diego Maier, quien además señaló: “bregamos no sólo por una producción agropecuaria de calidad, en consonancia a las buenas practicas agrícolas, sino que sobre todo nos interesa el crecimiento del factor humano. Trabajamos en pos de impulsar el desarrollo agropecuario entrerriano.”

bolsa cereales.jpg
La Bolsa de Cereales de Entre Ríos cumplió 41 años 

La Bolsa de Cereales de Entre Ríos cumplió 41 años

Historia

“Hemos usado una facultad propiamente humana, que es la de crear”, decía en su discurso inaugural Guillermo Gaviola, el primer presidente de la entidad, durante la asamblea fundacional que se realizó en uno de los salones del hotel Mayorazgo, hace 41 años atrás, cuando se congregaron 104 voluntades que, movidos por la misma inquietud, la dieron vida a la Bolsa de Cereales de Entre Ríos.

Aquellos representantes de casi todos los departamentos entrerrianos constituyeron un hito, el punto de partida de un esfuerzo madurado por largo tiempo. Se fundaba así la segunda Bolsa de Cereales que conocía el país: la primera es la centenaria institución de Buenos Aires.

El periodista Luis Perrier describía: “El 16 de noviembre de 1979 fue de calor húmedo. Cuando clausuraba sus sesiones la asamblea fundacional de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos una bienhechora y refrescante lluvia comenzó a caer sobre la capital entrerriana. Era como si sobre la semilla recién plantada cayera el agua a manera de bautismo, premonitoria de su feliz crecimiento”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario