Secciones
Astronomía

La astronomía adquiere interés, y renace como actividad y hobby

Un grupo de amigos de Concepción armó un grupo de aficionados y ya son más de 200 los interesados en participar de los encuentros.

Domingo 21 de Julio de 2019

Con eclipses de sol y de luna repitiéndose como si estuvieran diagramados en una campaña de marketing, a 50 años exactos del alunizaje caracterizado como el evento extraterrestre más importante de la historia de la humanidad, indudablemente que la astronomía ha adquirido un interés que hacía años no gozaba.

Hoy se multiplican las explicaciones en las redes sociales y en los medios de comunicación, y estalla en formas muy gratas para el aprendizaje y el entretenimiento, sobre todo de los más chicos, que logran alejarse un rato de las pantallas para poner su mente en objetos que despiertan su imaginación y los obliga a pensar en distancias, órbitas, planetas, lunas y estrellas.

En Concepción del Uruguay nació hace poco tiempo un grupo de amigos que, paulatinamente, lograron sumar a otros que en pocas semanas se transformaron en cientos de interesados en observar el cielo nocturno tratando de entender su inmensidad.

astroamigos4.jpg

Los Astroamigos de Concepción lograron concentrar el miércoles a más de 200 personas en la placita Columna del barrio Puerto Viejo, un barrio que se considera a sí mismo algo singular, por lo que la invitación era para ver “El cielo de la placita Columna”.

“La idea se fue forjando de a poco, y en realidad el interés nos superó gratamente, porque hubo mucha gente que se sumó, la noche acompañó, y ahora nos ha generado un compromiso que nos resulta ineludible, sobre todo con los más chicos y los jóvenes, porque son ellos los que pueden tomar esto como algo para profundizar o continuarlo como un hobby que enseña muchísimo”, señaló a UNO Leonardo Hoet, un profesor jubilado de La Histórica que comenzó con esta actividad hace muchos años, cuando se recibió en la Escuela Normal de profesor de Matemáticas y Cosmografía.

“Es que antes el título del profesorado era ese, y la materia Cosmografía se enseñaba en la escuela Secundaria, a partir de allí uno comienza a interesarse y encontrar todo lo maravilloso que encierra el Universo”, remarca Leo.

Con solo dos telescopios, mucho interés de la gente, y el apoyo de los Amigos de la Placita Columna, se organizó una noche de observación que terminó con una multitud que pudo ver una luna llena entrando en menguante, Júpiter, Saturno y estrellas de distinto tipo.

astroamigos3.jpg

La semilla

La iniciativa tuvo su origen en la Regional Uruguay de la UTN, donde Leo Hoet es docente, allí les presentó la iniciativa a los alumnos de hacer una observación en mayo con una jornada de dos clases de Física de Ondas, y de Coordenadas y Observaciones

“Hubo más de 70 inscriptos y estuvimos hasta las 11 de la noche, acá hubo mucha matemática y física, pero el interés por ver los cuerpos celestes en toda su magnitud supera lo estrictamente académico, fue un éxito y enseguida surgieron otras ideas”, dijo.

El fin de semana siguiente surgió la posibilidad de llevar la idea a la ciudad de Colón, y desde ahí arrancó el primer grupo de WhatsApp, eran poco más de 20.

“El pasado 2 de julio hubo un eclipse de sol, se vería al atardecer, por lo que necesitaríamos un lugar alto para poder hacer una buena observación, teníamos estudiantes de la Uader entre los interesados y fueron ellos los que pidieron permiso para poder usar la azotea del edificio de la Universidad, pensamos que seríamos los mismos, y llegaron más de 80 personas para participar, la gente de la Uader tuvo la amabilidad de dejarnos todo el tercer piso para poder trabajar con comodidad, fue realmente una gran sorpresa”, recuerda Hoet.

Entre la gente que se fue sumando había muchos padres de chicos en edad escolar –Primaria y Secundaria– y entre todos, tiraron la idea de programar algo que permita una mayor llegada sobre esta actividad que cautivaba el interés de los jóvenes.

astroamigos2.jpg

El cielo de su plaza

“Aprovechamos las vacaciones para fomentar la actividad, pero para organizar una buena observación se necesita un buen lugar oscuro, una noche veo la Plaza Constitución, conocida como la Placita Columna por todos nosotros, y noto que estaba a oscuras porque estaba en obras, era el lugar ideal, solicitamos los permisos, nos juntamos con los Amigos de la Plaza, y después de una suspensión por mal tiempo, finalmente lo hicimos este 17 julio, fue un éxito”. Actualmente son un grupo informal, pero tienen miembros de Colón y Gualeguaychú, juntos están tratando de avanzar a paso firme para lograr hacer de la Astronomía una actividad que invite a los jóvenes a estudiar, a investigar y a tener la observación del cosmos como un hobby que puede dar grandes satisfacciones.

“No tenemos lugar donde reunirnos ni sabemos cuándo lo vamos a repetir, nosotros queremos hacer algo más grande, pero queremos hacerlo bien, hoy nuestro grupo de WhatsApp ya tiene 110 miembros, abrimos una fanpage de Facebook (Astroamigos Concepción del Uruguay) y ya tenemos una gran cantidad de seguidores. Sería interesante darle continuidad”, puntualizó Hoet. En este sentido también recuerda que en los años 84, 85 y 86 se había formado en Concepción del Uruguay una Asociación de Amigos de la Astronomía que funcionaba en la parroquia San Roque, “pero fueron otros tiempos, los equipos eran caros, se nos vino la hiperinflación encima y con el tiempo todo se fue diluyendo”.

astroamigos1.jpg

Colaboración

Leo Hoet y Eduardo Burovsky son los astrónomos aficionados de Concepción, junto a Brian Gerard y Abel Ramos de Colón, y Eduardo Veronessi, de Gualeguaychú, son los pilares de este reverdecer de la actividad astronómica como afición popular en esta zona de la costa del Uruguay.

Están buscando los mecanismos para encontrar un lugar donde reunirse y diagramar nuevas y mejores actividades. “Estoy jubilado y con tiempo libre, eso es fundamental, con el interés que todo esto ha despertado vamos a seguir armando cosas para que la gente pueda disfrutar, en Gualeguaychú se han dado cursos de astroturismo, una iniciativa innovadora que ayuda a fomentar la creatividad en tiempos donde todo ya viene armado y los chicos no tienen formas de pensar más allá, esta es una buena posibilidad”, remarca el astrónomo uruguayense.

La idea de reunir gente de distintas ciudades es también una forma de potenciar la actividad sin generar competencias, unificando esfuerzos, conocimientos y equipos. “Todos salimos ganando y generando una actividad con muy buen contenido y resultados”, señaló el docente de Concepción.

Embed

Equipos disponibles

Uno de los puntos salientes de esta actividad es la necesidad de contar con equipos que permitan una visibilidad plena del objeto observado. “El miércoles hubo cinco o seis personas que nos pidieron para armar los telescopios, es que siempre habían tenido interés, habían comprado telescopios, pero nunca pudieron armarlos. En este resurgir de la astronomía muchas personas me cuentan que tienen ganas de comprarse un telescopio, hoy hay de todo en el mercado, pero siempre es bueno asesorarse primero. Por comprar cosas que no son adecuadas quizá no se logra ver bien y se termina perdiendo el interés inicial desperdiciando una oportunidad interesante, tenemos nuestra página de Facebook, allí pueden hacer consultas y nosotros les responderemos sobre temas de equipamiento”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario