Salud
Miércoles 22 de Noviembre de 2017

La asamblea intersectorial ratificó su campaña en defensa de la Ley de Salud Mental

Diferentes sectores se reunieron para analizar la situación actual de la normativa ante el cambio por decreto que impulsa el macrismo

"El nuevo ministro habría decidido volver todo a fojas cero y convocar a una mesa de diálogo entre diferentes sectores", dijo Martín Cabrera, integrante del Órgano de Revisión de Salud Mental de la Provincia de Entre Ríos, en el marco de la Asamblea permanente en defensa de la ley de Salud Mental que se llevó a cabo ayer en la Plaza 1° de Mayo de Paraná.

La información –se explicó en el lugar– refleja el pensamiento del nuevo titular de la cartera de salud, Adolfo Rubinstein, más allá de que todo parece indicar que el Gobierno no va a dar marcha atrás con el proyecto de reforma del Decreto reglamentario Nº 603/2013 de la Ley Nacional de Salud Mental Nº 26.657.

La primera asamblea intersectorial se había realizado la semana pasada en la Facultad de Trabajo Social y los ejes de aquel encuentro fueron replicados en diferentes reparticiones relacionadas con el área de Salud.

La creación de la Asamblea data de 2016, pero se reactivó por la creciente preocupación ante posibles cambios en la normativa nacional que rige desde 2010 y cuyos principales artículos fueron reglamentados en 2013.

Limitar derechos
Representantes del campo de la salud mental, de organizaciones de derechos humanos, del arco político, de entidades no gubernamentales y usuarios se autoconvocaron a través de redes sociales para discutir acerca de un proyecto que básicamente viene a restringir derechos adquiridos a los usuarios. "Se ha contrapuesto la Ley Nº 26.657 con el decreto surgieron dos puntos fundamentales: el artículo 3 y el artículo 7.

El primero alude a la concepción de salud mental que se tiene en la 26.657 que cambia en el decreto reglamentario; y el segundo enumera los derechos, fundamentalmente los humanos, en el decreto hay algunos sin reglamentar y a otros que los cambia totalmente", afirmó a UNO Delfina Noé, licenciada en Psicología y residente interdisciplinaria con sede en el Hospital Escuela de Salud Mental.

Según la profesional el retroceso en materia de derechos para los usuarios parte del cambio "de antropología de base". En otras palabras, "en la Ley Nº 26.657 se habla de padecimiento mental y en el decreto reglamentario se cambia a trastornos mentales, o trastornos del comportamiento. El sujeto deja de ser autónomo, no puede producir y no pude contribuir a la comunidad con todo lo que eso implica".

Noé aclaró que "el poder lo pasa a tener el médico, ya no tanto el equipo interdisciplinario, como lo plantea la Ley Nº 26.657. Ellos piden básicamente que sea todo sustento científico, que se pueda probar, lo que se pueda medir, que se pueda cuantificar".

En su argumentación la psicóloga sostuvo que "lo tutelar desaparece, porque los usuarios dejan de ser objetos de cuidado, no están más bajo el tutelaje del Estado, sino que acompaña este proceso siempre partiendo de la presunción de capacidad del sujeto. El sujeto sigue siendo autónomo, ciudadano y que tiene derechos: puede votar, puede casarse, puede comprar, vender. Lo tutelar es un paradigma pasado que con el nuevo decreto puede reinstalarse".

Respecto del ámbito de actuación de los equipos interdisciplinarios explicó: "Es un punto que está como medio dibujado si se quiere en la ley, habla de los equipos interdisciplinarios, habla en función de los diagnósticos, pero es como que siempre queda todo en poder de decisión de los médicos". La especialista se mostró sorprendida por el cambio por decreto ya que fue pergeñado a espaldas de la opinión de los equipos de salud, las organizaciones y todos los equipos afectados. "No puede ser que se retroceda en derechos adquiridos", concluyó.

Micrófono abierto
Fueron varios los oradores los que alimentaron el debate en torno a una problemática que genera preocupación en la comunidad en general. La concejala de Paraná (Cambiemos) Karina Llanes pidió la palabra para dar cuenta de la comunicación que mantuvo con legisladores de su partido en el ámbito nacional. "Me dijeron que este proyecto se había frenado", aseguró.

En tanto, su par del Frente Para la Victoria, Stefanía Cora, propuso a la asamblea que se votara la moción de presentar un proyecto en el Concejo Deliberante que declare el rechazo a los cambios en la Ley de Salud Mental. "Es para contar con una herramienta de carácter institucional", señaló. La propuesta fue avalada por la gran mayoría de los presentes en el centro de Paraná.

Actividades en defensa de la Ley de Salud Mental Nº 26.557.
La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) realizó asambleas simultáneas en diferentes efectores de salud con la finalidad de discutir la situación la ley nacional de Salud Mental.

"Ante el intento de modificación del decreto reglamentario de la Ley Nº 26.657 los trabajadores de la salud mental junto a distintos organismos del sector nos movilizamos en defensa de la ley. Creemos que estás modificaciones van en perjuicio de los derechos de los usuarios y de las instituciones que pluralmente garantizan la aplicación de la misma", se suscribió en un comunicado.


Rechazo al decreto
Senadores y senadoras del bloque del FPV-PJ expresaron su rechazo a las modificaciones que el gobierno nacional busca imponer en la Ley de Salud Mental. Así lo manifestaron en un proyecto de declaración, donde remarcaron que se trata de un retroceso violatorio de derechos humanos, informó APF.

Comentarios