Secciones
Concepción del Uruguay

"Judíos en Concepción del Uruguay", una historia que debía ser contada

Gustavo Sirota presentó un libro que inició con una investigación de su padre. La obra completa un capítulo de la historia reciente de la ciudad

Sábado 25 de Mayo de 2019

El mes de mayo ha sido de gran intensidad cultural para la comunidad judía de Concepción del Uruguay. Por un lado se está llevando adelante una muestra dedicada a la trascendente historia de Ana Frank, la adolescente judía cuyo relato sobre la persecución nazi es hoy conocida en todo el mundo. Pero mucho más cercana en los afectos y los nombres, se ha presentado formalmente en los últimos días, un trabajo formidable sobre la historia de los judíos que eligieron a Concepción del Uruguay como el destino donde desarrollar sus raíces.
Se trata de una profunda investigación que finalmente cuajó en forma de libro tras muchos años de labor. El iniciador fue Benito Sirota, padre de Gustavo, hoy un reconocido profesor uruguayense que tomó la posta de su padre y finalmente completó el trabajo que ahora ha sido publicado y puesto a la consideración de los lectores.
La gestación de la obra tropezó con la inexistencia de trabajos previos de investigación sobre el tema. "Fue como armar un rompecabezas", expresó Gustavo durante la presentación del libro que tuvo lugar esta semana en el salón del Club Social de Concepción. "Existe material sobre las colonias judías pero no sobre la ciudad", enfatiza Gustavo para dejar claro adonde apunta su obra.
Cabe señalar que a pocos kilómetros de La Histórica, Basavilbaso guarda una rica historia sobre el origen de las colonias llegadas hasta esta zona de Entre Ríos. El libro de Sirota apunta a estos aspectos de la vida de la colectividad judía, destaca la transformación operada a partir de su asentamiento en la zona rural argentina, de un pueblo abocado en sus lugares de origen a tareas artesanales o comerciales, "donde la tierra les estaba vedada".
A lo largo de su presentación, también hizo hincapié en los valores de la comunidad judía. "Una identidad muy fuerte nos ha permitido pervivir como ningún otro pueblo a lo largo de la historia", para poner de relieve la fuerte tradición trasmitida, por siglos, de padres a hijos. La acción de la comunidad Judía en Concepción del Uruguay cobra vida en la narración del profesor Gustavo Sirota, apasionado por la historia, la política y un fanático del fútbol, sobre todo de su amado San Lorenzo, temas que compartían con su padre, Benito Sirota, socio en la idea y la creación del trabajo.

Ayer y hoy
"El judío se construye en comunidad", sentenció para interpelar –en cierto sentido– a la actualidad de la sociedad argentina. "Es una deuda que tenemos, al menos desde mi mirada, en este momento de la vida del país, en que no podemos recoger sueños colectivos y pensar imaginarios que nos contengan a todos, con la diversidad y la pluralidad que ello significa".
A lo largo de una amena exposición sobrevoló los orígenes de las primeras instituciones judías uruguayenses, dedicadas fundamentalmente a iniciativas solidarias, y la actuación pública de vecinos judíos desde la segunda mitad del siglo XIX, con una mención especial para aquellos que cursaran estudios en el Colegio del Uruguay "Justo José de Urquiza".
También puso de relieve el rol de la mujer que estuvo presente en todas las organizaciones judías, desde sus inicios, en un momento donde se libra "la lucha por la igualdad para destruir construcciones como el patriarcado. Y en esto los judíos han dado ejemplo desde siempre", sentenció

La historia reciente
Este libro forma parte del "Ciclo de Publicaciones de Autores Locales", un plan de edición y publicación de trabajos que ya tuvo días pasados una presentación similar con el libro de Sussy Quinteros con sus "Aproximaciones a la historia de la Educación Física", también promovido por la Municipalidad de Concepción del Uruguay.
En este sentido, el intendente municipal, José Lauritto, participó de la presentación a la que calificó como "una caricia al alma" y subrayó el compromiso del autor y el acompañamiento de la sociedad.
Al respecto reseñó que "el ciclo es posible porque hay quienes escriben y nos pone muy contentos que sean uruguayenses" porque que haya "quienes nos ayuden a construir lo que tiene que ver con nuestra memoria colectiva no es un hecho menor. Hay mucho material del siglo XIX, pero no tanto del XX. Por eso quisiera valorar estos aportes que nos posibilitan construir esta etapa". En ese sentido, el titular del ejecutivo manifestó el deseo que estas iniciativas abran el camino a un nuevo destino propuesto desde la gestión, representado en la creación del futuro Museo de la Ciudad, por instalarse en la planta baja del viejo edificio de la Municipalidad, "algo que nos debemos", acotó.
"Somos una ciudad con mucha historia a la que no hemos sabido reflejarla suficientemente", definió. Y agregó que "quizá para ello no sea suficiente trabajar con los objetos sino también a través de la construcción de los relatos". El intendente agradeció, además, a los concejales de los cuatro bloques con representación en el Concejo Deliberante, que autorizaron el presupuesto para la organización del Ciclo, y a todas las instituciones que prestaran su decidida colaboración en su realización. Antes de la disertación del Profesor Sirota, hablaron a modo de presentación la profesora Betina Scotto y la vicepresidente del Centro Social Israelita Argentino, Zulema Salomón de Temnik.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario