Secciones
La Provincia

Jóvenes eligen a las escuelas técnicas para conseguir empleo

En el medio local se sumaron nuevas especialidades, atento a las demandas del mercado. Si bien la formación exige un año más de cursado y una mayor carga horaria, la matrícula se sostiene  

Sábado 01 de Noviembre de 2014

Las propuestas de las escuelas técnicas se fue diversificando en los últimos años con el objetivo de dar respuestas a las demandas del mundo laboral. En este sentido, en Paraná se fueron abriendo nuevas orientaciones, que se sumaron a la enseñanza tradicional en este tipo de espacios de capacitación.

Si bien educarse en una escuela técnica demanda un año más de cursado y supone una mayor carga horaria, quienes optan por esta alternativa conocen que esta relación concreta que se establece con el mundo del trabajo les posibilita una inserción laboral más certera.

La oferta a nivel local, en las distintas instituciones, incluye tecnicaturas vinculadas a la electromecánica, la construcción, la informática, la aeronáutica, la aerofotogrametría, la construcción naval, la administración de empresas, la industria del vestir, la gastronomía, entre otras. Y entre establecimientos públicos y privados son ocho las escuelas que brindan esta opción, con distintas orientaciones: la escuela de Educación Técnica N° 1 Francisco Ramírez, la Nº 2 Almirante Guillermo Brown, la N° 3 Teniente Luis Cenobio Candelaria, la N° 4 Centro de Formación Profesional, la N° 5 Malvinas Argentinas, la N° 100 Puerto Nuevo, la N° 3 Enrique Carbó, y el instituto privado de educación técnica Juan XXIII.

La mayoría ofrece una formación que incluye doble jornada, donde los talleres posibilitan adquirir los conocimientos prácticos y las habilidades para el desempeño en diversos oficios, según la especialidad que se elija.

 

Propuesta

Roberto Ríos, rector de la escuela técnica EET N° 2 comentó a UNO que muchas veces es esta carga horaria la que hace que muchos alumnos desistan de concurrir a un establecimiento de este tipo. Sin embargo, recalcó: “Lo que los papás tienen que ver es que es una fortaleza ese año más y esa mayor carga horaria, ya que los estudiantes egresan con un título con incumbencia laboral que tiene una validez nacional que les permite trabajar en cualquier empresa del país”.

Asimismo, explicó: “Los títulos han ido cambiando en las escuelas técnicas, adaptándose a los requerimientos relacionados al mundo del trabajo y atendiendo las demandas de la sociedad. Por ejemplo, desde este año sumamos la Tecnicatura en Gastronomía, ya que es una especialidad que responde a las demandas del mercado”.

Por su parte, Ileana Ferrari, rectora de la EET N° 1, comentó: “La cantidad de inscriptos se sostiene año a año. Lo que creció es la oferta educativa que hay en el medio. Se crearon nuevas escuelas en los últimos tiempos”.

En este sentido, aclaró: “Concurrir a una escuela técnica supone un compromiso para cursar el doble turno, un año más, mayores exigencias, más carga horaria, y por allí no todos los chicos están concientizados de poder asumir esa obligación. Nosotros tenemos un cursado por la mañana 7.40 a 12.05 y por la tarde de 14 a 18.20. Contamos con un comedor que cubre ese espacio intermedio del chico que no puede volver a su casa, que es una ayuda importante, pero la carga horaria es mucho más extensa que en la escuela común”.

Por otra parte, recordó que también disponen en esa escuela de una oferta educativa del turno noche, desde 18.30 a 23.35, para alumnos de más de 18 años, en la modalidad de Escuela Secundaria para Jóvenes y Adultos (ESJA).

“La mayor parte de la demanda es de las orientaciones tradicionales, como Maestro Mayor de Obra y técnico electromecánico”, agregó.

También en la escuela Nº 100, donde los alumnos egresan con el título de técnico en Construcción Naval, comentaron que “la matrícula se sostiene”, aunque confiaron en que todavía hay cupos disponibles y por eso, al igual que en la mayoría de los establecimientos con educación técnica, se extiende la inscripción durante las próximas semanas.

“No tenemos el número exacto de inscriptos a disposición, pero es similar al de años anteriores. Acá se otorga un título que es único en la región y por eso llegan estudiantes de Chaco, Corrientes y otros lugares”, señaló su rector, Martín Pannuto.

“Sigue habiendo muchos inscriptos porque motiva muchísimo egresar con un título técnico profesional, donde se adquieren un montón de enseñanzas en los talleres, a manipular las herramientas y demás competencias”, sostuvo.

 

Alta demanda

En las escuelas técnicas se comparte el mismo ciclo básico durante los tres primeros años y en el cuarto se elige la especialización, que se cursa durante cuatro años más, para completar los siete años de enseñanza Secundaria.

“Ahora ha repuntado, este año tuvimos una mayor matrícula. En nuestro caso sí cerramos ya la inscripción porque se completó el cupo. Incluso quedaron alumnos en lista de espera”, contó a UNO Francisco Pradón, integrante del personal administrativo de la EET N° 3 Teniente Luis Cenobio Candelaria, cuya orientación inicial fue la Tecnicatura en Aeronáutica, que en la actualidad tiene una alta demanda al momento en que se abren las inscripciones, y que completa sus opciones con dos tecnicaturas más: en Aerofotogrametría y en Computación.

 

Comedor escolar

Los docentes de las escuelas técnicas coinciden en que en la actualidad hay un mayor incentivo para cursar con esta modalidad, ya que se cuenta con la posibilidad de una salida laboral acorde más concreta que si se obtiene un título de bachiller, por ejemplo.

Con una mayor carga horaria, disponer de los recursos para tener un comedor escolar para que los estudiantes puedan almorzar es un aliciente con el que no contaban todos los establecimientos. “En la EET N° 2 recién hace un par de semanas hay comedor escolar y es un dato importante que convoca a más alumnos”, contó a UNO Roberto Ríos, rector de esta escuela, que comparte el predio donde funciona la EET N° 1, y también ahora el espacio físico del comedor.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario