Secciones
Suplemento Aniversario UNO Entre Ríos 2021

Jorge Méndez, autor de canciones que recorren el mundo

Jorge Méndez es el creador de la canción Puerto Sánchez, un emblema de Paraná que suena en los más diversos escenarios desde hace casi 60 años

Viernes 12 de Noviembre de 2021

Hay canciones que se transforman en un símbolo de un lugar y son capaces de plasmar en la mente de quien la escucha aquello que describen. Es lo que pasa cuando suena la Canción de Puerto Sánchez, el chamamé que Jorge Méndez escribió en 1963: además de contener una melodía que moviliza los sentidos, convida a quien la oye con una poesía que dibuja y define a la perfección el paisaje del popular barrio costero de la capital entrerriana, abrazando a su gente, a sus gurises; compartiendo su idiosincrasia, sus costumbres, y aquellos sentimientos singulares que se arraigan a los hábitos ribereños.

Tanto se identifica a esta canción con su autor, que hasta él mismo bromeó en alguna oportunidad: “Ya no sé si la canción es Puerto Méndez, de Jorge Sánchez”.

Jorge Méndez se destaca por su talento y su carisma..jpg
Jorge Méndez se destaca por su talento y su carisma.

Jorge Méndez se destaca por su talento y su carisma.

Escuchar la Canción de Puerto Sánchez es conocer Puerto Sánchez, aunque nunca se haya visitado el lugar. Pasa algo similar con el Puentecito de la Picada, El Jornalero y otras canciones que Méndez le regaló a la humanidad, y que hicieron que a través del arte se trasmita la identidad de los entrerrianos, logrando que nos reconozcan a los nacidos en esta tierra de una manera particular cuando traspasamos las fronteras.

“Puerto Sánchez es como un ícono de la ciudad. Me ha pasado al viajar que digo que soy de Paraná y generalmente, en lo que respecta a la música, lo más inmediato que sale o remite a nuestra ciudad es la Canción de Puerto Sánchez”, contó a UNO el destacado músico Ernesto Méndez, hijo del creador del icónico tema escrito hace casi seis décadas y que jamás perdió vigencia.

Sobre este punto, Ernesto Méndez opinó: “Es muy difícil encontrar un justificativo o una idea concreta de por qué sucede eso. Uno no sabe exactamente cuál es el aspecto que resuena en el inconsciente colectivo que hace que una canción pueda transformarse en popular; me parece que hay una magia que genera eso. Y cuando la identidad puede plasmarse en una canción, se expande y multiplica”.

Embed

Además de compartirse en su idioma original, la Canción de Puerto Sánchez fue traducida al inglés, al alemán y al guaraní. Y de igual manera que fue interpretada en los más diversos escenarios por los más destacados intérpretes y músicos del país y algunos extranjeros, hace un par de años sonó fuerte en la Muralla China, a unos 20.000 kilómetros de Paraná, cuando se la cantó a turistas y lugareños, guitarra en mano, Yamil Ponce, el reconocido médico oriundo de Libertador San Martín pero que vive en Buenos Aires, quien se hizo conocido a fines de 2017 por salvarle la vida a Joe Wolek, un ciudadano estadounidense que había sido asaltado y apuñalado 10 veces en el barrio porteño de La Boca.

Sobre este particular recital, Ponce contó a UNO: “Tengo una vida muy agitada porque viajo mucho a distintas partes del mundo a raíz de la medicina, llevando a nivel mundial lo que hemos aprendido, dando cursos y disertaciones. Cierta vez me tocó dar una charla de medicina en Pekín y en Shangai. Yo no conocía la Muralla China y decidí ir. Había llevado una guitarra porque fui invitado allá a la Embajada de nuestro país, donde canté tango. Y también la llevé a la Muralla, con gran orgullo junto con la Bandera Argentina”.

Yamil Ponce entonó la Canción de Puerto Sanchez en la Muralla China..jpg
Yamil Ponce entonó la Canción de Puerto Sanchez en la Muralla China.

Yamil Ponce entonó la Canción de Puerto Sanchez en la Muralla China.

“Ese día había 40° de temperatura y 47° de sensación térmica, un calor de locos”, agregó con una sonrisa el especialista en cirugía cardiovascular, que a través de la medicina sana corazones, tal como Jorge Méndez lo hace con sus canciones.

Algunos de los visitantes se detuvieron a escucharlo y el momento fue plasmado en un video que recibió Méndez, a quien ya había conocido previamente, forjándose entre ambos un vínculo de amistad y admiración mutua. “Cuando uno está tan lejos, genera gran alegría poder comunicarse con alguien. Allá era difícil, porque la mayoría solo haba en chino y muy pocos saben inglés, Pero me acerqué a unas chicas con las que pude hablar en ese idioma y les conté que tengo un amigo que es Jorge Méndez y que esa canción es de él”, aseguró con alegría el especialista.

Acto seguido, comentó entre risas: “Se lo mandé a él y estaba muy contento. No podía creer que había subido la Muralla China, y después de haber caminado un montón, en uno de los puntos más altos, me puse a tocar Puerto Sánchez”.

Sobre el origen de la relación que los une, recordó que un día lo llamó su mamá, que vive en Libertador San Martín, para decirle que en la puerta de su casa había un señor que decía llamarse Jorge Méndez y que quería conocerlo. Ponce, incrédulo, pensó en que no podía ser: “Le respondí a mi mamá que no debía ser cierto, que podía ser una broma, que Jorge Méndez es un cantautor muy famoso y yo soy fanático de él, y le pedí que cerrara la puerta y tuviera cuidado ¿Cómo iba a ser Jorge Méndez quien preguntaba por mí? Es como que venga Messi a mi casa”, rememoró sobre el inesperado episodio.

Embed

Pero efectivamente se trataba del consagrado músico, que le dejó sus CD, algunos pósters y cancioneros suyos a quien admiraba por su labor médica y sobre quien le habían contado que entonaba sus canciones y esas interpretaciones estaban en Youtube y redes sociales.

“Después de eso pasó un tiempo. Tengo tres libros publicados y cuando se estaba presentando el primero en la Feria del Libro en La Rural, que se llama Sanando el corazón, se lo invitó a Jorge. Para mí fue una sorpresa que fuera, así que en esa instancia cantamos juntos y fue inmensa la emoción. Él, que es cantautor y guitarrista, preparó la guitarra en los momentos previos, pero al momento de pasar me pidió que tocara yo. Yo no podía creer que fuera a cantar con él y fue muy emocionante tener esa posibilidad. No soy guitarrista y no podía creer que alguien como él, que sabe tanto de algo, te diga ‘dale, hacelo vos, tranquilo’”, expresó.

11 foto 1 gentileza Jorge Méndez.jpg
Admiración mutua. La música unió al artista y al
Admiración mutua. La música unió al artista y al "médico del milagro".

Acto seguido, señaló: “Estaba mi papá, que falleció hace poco, en diciembre; también mi mamá y gente muy querida. Fue un sueño. A raíz de eso fuimos a comer juntos después con Jorge y mi familia y nos hicimos amigos”.

Tiempo de reencuentro

“Siempre nos comunicamos con Jorge, pero mi papá estaba muy enfermo y últimamente me había enfocado en él. Yendo y viniendo, porque él estaba internado, en medio de una gira de viaje que hice por cinco países en menos de un mes, entre noviembre y diciembre del año pasado”, contó Ponce.

Fue en ese tiempo, cercano a las Fiestas de Navidad y Año Nuevo, que Jorge Méndez sufrió un accidente cerebrovascular y estuvo grave. Muy poca gente se enteró de este desafortunado hecho, tras el cual el músico permaneció internado varios meses hasta recibir el alta, y hoy sigue su rehabilitación de manera ambulatoria, recuperándose de las secuelas, en medio de lecturas, música y otras actividades, acompañado por su esposa Julia Secchi y su familia.

Jorge Méndez recibió la visita del médico Yamil Ponce, tras sufrir un ACV.jpg
Jorge Méndez recibió la visita del médico Yamil Ponce, tras sufrir un ACV.

Jorge Méndez recibió la visita del médico Yamil Ponce, tras sufrir un ACV.

Ponce lo supo hace poco, y lamentó: “En medio de la pandemia a todos nos pasaron tantas cosas a nivel personal, familiar, y colectivo. Mundialmente nos sacudió a todos y todavía me estoy enterando de personas que han fallecido, de las cuales no sabía que estaban enfermas. En medio de esto Jorge estuvo mal, grave, y cuando me enteré sentía que lo había descuidado”.

Yamil justo estaba en Entre Ríos cuando alguien le comentó del ACV de su amigo. Pasó a buscar a su mamá por Libertador San Martín para llevarla a Buenos Aires y sin dudarlo fueron directamente a la casa de Méndez a verlo. “Llegué y él estaba comiendo. Nos pusimos a cantar y fue un momento muy feliz”, destacó.

“Está con sus problemas de salud, con los achaques de la vida, como dice él, pero me encanta preguntarle cómo fue que compuso tal canción, en qué pensaba en ese momento”, dijo, y reflexionó: “Creo que esto hace que tratemos de valorar siempre a las personas que queremos en vida, a eso lo recalco mucho”.

Recuperación

Hace 32 años que Julia Secchi es la compañera de vida de Jorge Méndez y fue quien contó a UNO que el autor de la Canción de Puerto Sánchez y otras tantas canciones enquistadas en los corazones y las almas de los entrerrianos se está recuperando del ACV que sufrió hace casi un año. “Está bastante bien. Él es muy de su casa. Tiene dos bibliotecas inmensas y ama los libros. Hay algunos que hace mucho no leía o no se acordaba que estaban y ahora lo está haciendo. Y pone discos de amigos que ya no están, como de (Ariel) Petrocelli, o Hugo Giménez Agüero; los escucha y se emociona, porque eran amigos con los que nos encontrábamos todos los años en Cosquín”, comentó, sobre cómo pasa el tiempo en la actualidad el músico.

Por las mañanas va al Centro Integral de Rehabilitación Neurológica de Entre Ríos, donde se celebró la llegada de la primavera y el cantautor escribió unos versos para dedicarle al equipo que lo acompaña en este proceso, demostrando los avances de su recuperación, a sus 79 años.

UNO habló con Jorge Méndez, quien confirmó que está luchando hoy en día por recuperarse: “Pude dejar la silla de ruedas, la cama ortopédica y estoy dejando el bastón. Y estoy recuperando la movilidad de la mano, para poder usar la computadora y tocar la guitarra, que es lo que más me interesa”, indicó.

Luego remarcó con optimismo: “Hay cosas que nos parecen ínfimas, que las valoramos cuando no las tenemos. Voy a terapia ocupacional y me da mucha satisfacción tener bastante bien la parte cognitiva, la memoria y recordar poemas larguísimos me da fuerzas: a mí la poesía me salvó siempre”.

Huellas imborrables

Jorge Méndez tiene dos hijos: Guillermo, que fue guardaparques hasta su retiro y hoy vive en Ubajay; y Ernesto, músico y docente, con quien comparte la misma pasión y pudieron grabar canciones y discos juntos. “No tengo mucha conciencia de por qué elegí la música. La música estuvo de una manera tan natural en mi casa, que nunca tuve ni siquiera una duda de qué es lo que quería”, contó a UNO Ernesto, recordando aquellos días que fueron marcando a fuego su provenir: “Hoy, viendo en retrospectiva, recuerdo momentos a los que por ahí uno no le daba la trascendencia entonces, pero que los años sí. Por ejemplo, la presencia de muchos músicos que hoy a la vuelta de la vida son muy importantes y que han pasado por casa, con los que he tenido oportunidad de compartir montones de encuentros y de comidas, y de cosas puntuales. Por tirar algunos nombres rápidamente, estuvieron Aníbal Sampayo, Daniel Toro, César Isella, Zamba Quipildor, Víctor Velázquez; la cantidad de veces que ha estado, cantidad de veces en casa don Víctor, y muchos más”, rememoró.

Jorge Méndez es el creador de numerosas canciones que nos representan en el mundo..jpg
Jorge Méndez es el creador de numerosas canciones que nos representan en el mundo.

Jorge Méndez es el creador de numerosas canciones que nos representan en el mundo.

Con respecto a cuál es la canción que más le gusta de su papá, aseguró: “Nunca lo pensé. Hay unas cuantas, varias que son inéditas porque no han corrido con la misma suerte de tener tanta trascendencia como otras. Alguna que incluso grabamos hace tiempo juntos. Hay canciones muy bonitas, la de Puerto Sánchez es una, hay otra que se llama La cruz de los alambrados, que de alguna manera describe distintos lugares. Muchas de las canciones de mi papá remiten a cosas que tienen que ver con el paisaje de la ciudad”.

“Uno ha sido testigo de cómo se ha ido desarrollando la vida y estoy agradecido de poder haber visto cómo surgieron esas canciones, esas obras, y como han ido levantando vuelo y en lo que representan hoy en día muchas de ellas”, añadió con orgullo, y subrayó: “Es muy difícil para mí describir quién es Jorge Méndez. En cierta manera, lo que primero me viene a la mente, es que en su quehacer es una mezcla de músico y de poeta, fundamentalmente muy sensible a lo cotidiano, a lo que sucede permanentemente. De alguna manera, a través de su obra, de sus canciones, su poesía, es un cronista de su tiempo y su lugar; alguien que viene siendo muy sensible al momento, a la circunstancia y al lugar donde está”.

Sin dudas son muchos los músicos que admiran a Jorge Méndez y rescatan su legado. El consagrado guitarrista entrerriano Hernán Rondán Grasso es uno de ellos, y recordó: “Tengo un lazo muy allegado con él desde hace años. En 1981 yo estaba terminando la Primaria en la escuela Don Bosco, y él llego a un evento que se estaba realizando; la secretaria en ese momento, Teresita de Pirro, le dijo que yo tocaba la guitarra y don Jorge Méndez en ese momento me llamó al escenario y me prestó su guitarra”.

Hernán Rondán Grasso junto a Jorge Méndez y otros músicos.jpg
El músico Hernán Rondán Grasso manifestó su admiración por Jorge Méndez.

El músico Hernán Rondán Grasso manifestó su admiración por Jorge Méndez.

“En ese entonces, yo recién estaba comenzando mis primeras clases en la parte instrumental y con los años hemos tenido un vínculo muy fuerte. Tal es así que hemos tenido algunas charlas, nos han convocado a algunos eventos y hemos compartido momentos muy buenos”, sostuvo.

En este marco, agregó: “Para mí significó y significa mucho Jorge Méndez. Por esas charlas que hemos tenido, por sus consejos o puntos de vista. Y tuve la suerte de grabar canciones de él en uno de mis discos, que se llama Guitarra para el camino, que simboliza la guitarra de cada uno de los que andamos con la música o los que ejecutamos la guitarra. Para mí Jorge Méndez es un gran referente y debemos tenerlo siempre presente”.

Donde el cielo azul bajó

“Se despierta Puerto Sánchez en mi Paraná”, arranca la canción que describe a aquel barrio “donde el cielo azul bajó”, según la mirada de su autor. Es un barrio de pescadores, que a la margen del río y a merced de la crecidas y bajantes, cobra vida cada día cuando su gente inicia sus actividades.

Puerto Sanchez (2).JPG
Presencia destacada. Jorge Méndez de visita por Puerto Sánchez.

Presencia destacada. Jorge Méndez de visita por Puerto Sánchez.

Previo a la pandemia, cada tanto había fiesta en el lugar y a nadie sorprendía que el mismo Jorge Méndez estuviera allí, mezclado con los habitantes de la zona, o charlando de forma amena con quien arribaba al sitio y se acercaba a saludarlo.

Mariana Ríos, vecinalista de Puerto Sánchez, comentó al respecto: “La verdad, no hay palabras para describir el cariño que le tenemos a Jorge Méndez, y que él tiene por nosotros”.

“Él es mucho más que un embajador cultural y que el autor de la canción que nos representa a nivel mundial: es nuestro amigo, es nuestro juglar, es quien pone en sus letras sencillas todo nuestro sentir, toda nuestra idiosincrasia, nuestro acervo cultural”, destacó, y sostuvo: “Gracias a él conocen de alguna forma en todo el mundo a Puerto Sánchez, pero además ha estado al lado nuestro cuando lo hemos necesitado, con esa humildad, esa sencillez, ese cariño que brinda cuando viene al barrio y se para en cada puestito, en cada comedor, se saca fotos, porque sabe que de esa manera también está ayudando a ese emprendedor y a esa familia a promocionarse”.

“Jorge Méndez es mucho más que el autor de la canción emblema, icónica que nos representa. Es nuestro amigo y hermano. Es tan generoso que cada vez que lo necesitamos o que hacemos alguna actividad para recaudar fondos, útiles escolares o lo que sea, viene desde donde esté para pasar un ratito con nosotros”, concluyó con orgullo.

Suplemento Aniversario UNO Entre Ríos 2021

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario