Secciones
La Provincia

Jacob busca dar el batacazo en Agmer

La elección para renovar las autoridades de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer)  tienen expectativas marcadas territorialmente.

Martes 04 de Noviembre de 2014

La elección para renovar las autoridades de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer)  tienen expectativas marcadas territorialmente. Una de ellas es lo que suceda en Paraná, seccional donde desde hace tiempo se impone la agrupación Rojo y Negro, pero donde el frente de la Lista Integración no resigna las expectativas.
El que busca dar el batacazo electoral es Daniel Jacob, un docente de Ciencias Sociales que da clases en escuelas de Colonia Avellaneda y San Benito. Milita en la agrupación Paulo Freire desde 2011. La Freire forma parte de la Lista Integración, junto a las agrupaciones Celeste y Celeste Compromiso.
Si bien Jacob nunca militó en la Rojo y Negro, la mayoría de los integrantes de la Paulo Freire provienen de ese sector, y por eso la expectativa electoral es mayor. “Lo nuestro tiene que ver con una cuestión colectiva. Con un conjunto de compañeros, de militantes, de delegados de escuelas que hemos comenzado a transitar este camino y creemos que tenemos posibilidades de conducir el gremio”, explicó Jacob. “Hace 11 años que soy docente y que soy delegado de escuela 10 años. Uno cuando es delegado siente las ganas de cambiar la realidad”, agregó. “Venimos creciendo desde 2011 y hoy notamos especialmente una muy  buena recepción en las escuelas ”, precisó el dirigente gremial.
Jacob rescató la metodología del frentista. “Planteamos tener un sindicato unido y fuerte para disputarle a la patronal  lo que necesitamos. Somos un frente donde dejamos de lado las diferencias pensando en la unidad de los trabajadores. Ese es el camino que empezamos a transitar. Creemos que el todo está primero, dejando de lado las diferencias de agrupaciones”
En ese sentido se refirió a las diferencias metodológicas con la otra lista. “Tanto el paro como la asamblea son herramientas de lucha. Nos planteamos la lógica de confrontar-negociar, negociar-confrontar. Creemos que hasta ahora es lo que mejor resultado ha dado, cuando hay que negociar se negocia y cuando hay que confrontar se confronta. Si no, uno puede pegar, pegar y pegar pero si nunca habla con el otro nunca va a conseguir las reivindicaciones que se buscan”, añadió.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario