Secciones
Cáncer

Intensifican las acciones para prevenir más casos de cáncer en Entre Ríos

Crece su prevalencia y el Ministerio de Salud provincial firmará mañana una serie de convenios con el Instituto Nacional del Cáncer

Miércoles 15 de Agosto de 2018

Trabajar en la prevención y en la detección precoz de los distintos casos de cáncer, tanto en niños como en jóvenes y adultos, será una prioridad en los ámbitos de la salud pública de Entre Ríos, en un contexto en el que el 20% de las muertes en la provincia se debe a esta enfermedad, donde se incrementaron tanto en hombres como en mujeres los fallecimientos por tumores colorrectales y pulmonares, según los datos aportados por el Instituto Nacional del Cáncer (INC).
"Vamos a empezar con la organización y la profundización de programas especificos, como son el de cáncer de cuello de útero y el colorrectal, porque son enfermedades prevalentes. Existen estudios específicos que son de bajo costo y que pueden hacerse en la población en general, realizando un screening en la población sana o en casos donde pueden existir lesiones pero todavía no existen síntomas, ya que no solo se puede hacer prevención sino también diagnóstico precoz", señaló a UNO Claudia Enrique, quien hasta ahora es la responsable del Programa de Prevención de Cáncer de Cuello de Útero y desde mañana será la directora del Instituto Provincial del Cáncer, organismo que impulsará una serie de medidas para que los hospitales públicos puedan garantizar los análisis pertinentes y los tratamientos a quienes no tengan obra social ni recursos para hacer frente a esta dolencia.
La funcionaria a su vez contó que organizarán los programas de Prevención de Cáncer de Mama y el de Cuidados Paliativos, reforzando las actividades que ya se están realizando en estos ámbitos.
Para impulsar estas auspiciosas iniciativas, mañana a las 10 en el Centro de Medicina Nuclear de Entre Ríos (Cemener), situado en Oro Verde, autoridades del Instituto Nacional del Cáncer, entre ellas su presidenta, Julia Ismael, firmarán una serie de convenios con el Ministerio de Salud de la Provincia, a cargo de Sonia Velázquez, para trabajar sobre en el control del cáncer colorrectal y del cáncer de cuello de útero, y en la detección viral de lesiones por el Virus de Papiloma Humano (HPV). Al respecto, Enrique indicó: "De esta forma daremos inicio oficial a las acciones del Instituto Provincial del Cáncer, abordando el cáncer en general. Se firmarán dichos convenios, junto con el de Cuidados Paliativos". A su vez, adelantó que estarán presentes representantes del programa de Cáncer de Mama de la Nación, con quienes compartirán información y definirán acciones atravesadas para la estrategia de atención primaria. "Porque son todos problemáticas para trabajar no solamente en el tratamiento más especifico y la mayor tecnología, sino también en la pesquisa y en la búsqueda activa de las poblaciones de riesgo", explicó.
También mencionó que a la par que la gente se haga chequeos médicos periódicos, "se necesitan los servicios organizados, de manera que sean accesibles a las poblaciones de menores recursos y puedan realizarse los estudio en forma rápida y ágil, y que además se garantice el tratamiento posterior". En este marco, manifestó que ya iniciaron un relevamiento en los principales hospitales de la provincia, para conocer con qué recursos se cuenta y cuales hay que brindar en cada caso. "Estamos procesando los datos, pero sabemos que se hacen tratamientos en los cuatro hospitales principales de la provincia", sostuvo, en referencia a los nosocomios Justo José de Urquiza, en Concepción del Uruguay; Centenario, en Gualeguaychú; San Martín en Paraná; y Delicia Concepción Masvernat en Concordia.

Evitar el contagio del HPV
La doctora Enrique destacó la importancia que tendrá para los entrerrianos la firma del acuerdo referido a la detección del HPV, y explicó: "Es un virus que está relacionado íntimamente con el cáncer de cuello de útero, y a raíz de este convenio se van a poder llevar a cabo acciones que van a permitir que una mujer que está en riesgo de tener un cáncer se le determine mucho antes".
La profesional adelantó que desde el Instituto Provincial del Cáncer trabajarán en dos líneas de acción: "Por un lado, se va a continuar con la vacunación en la niñas desde los 11 años, con dos dosis, que desde 2016 se incorporó también al calendario de los niños a partir de la misma edad. Se establece de este modo para prevenir que las niñas desarrollen puedan tener cáncer de útero cuando desde el momento de tener relaciones sexuales, y ademas evitar otras enfermedades relacionadas, porque se vincula también el HPV al cáncer de vulva, de vagina, de ano y de boca". Acto seguido, aseguró: "La idea es prevenir todos estos cánceres y además que los varones tampoco tengan esta enfermedad y participen en el contagio, que se da muy fácilmente con este virus. Si bien la mayoría de las personas lo eliminan solas de su organismo, en algunos casos continúa desarrollándose, persiste y es lo que hace que la persona se ponga en riesgo de terminar con un cáncer".
Enrique subrayó la conveniencia de vacunar a las niñas y los niños a partir de los 11 años –que está incluida en el calendario oficial y es gratuita– y subrayó: "Es una edad donde las madres no tienen muy presente esta vacunación, que está destinada a prevenir enfermedades que tienen que ver con el inicio de las relaciones sexuales, y eso hace más efectivos los resultados, a diferencia de si la vacunación se realiza en un adulto y que ya inició su vida sexual, donde no hay que esperar los mismo resultados".
Respecto a la otra línea de acción que mencionó Enrique, refiere a la prevención de las enfermedades específicas y resaltó que la más prevalente es justamente el cáncer relacionado con el HPV, es decir, el de cuello de útero. "La idea es organizar los servicios para que todas las mujeres a partir de los 30 años puedan hacerse, junto con el Papanicolau, una prueba del HPV, y en función de eso ubicar a la mujer que más riesgo padece de tener lesión, que es la que tiene el HPV positivo", expresó.
La especialista recordó que es fundamental trabajar en prevención porque "no hay tratamiento etiológico (antiviral) para el HPV" y comentó: "Lo que hacen los ginecólogos es tratar la lesión que causó el virus. Y si se detecta el HPV antes de que se produzca una lesión, se realiza un seguimiento sobre esa paciente y apenas aparece se inicia el tratamiento. Eso permite que la mujer siga viviendo y hasta pueda seguir teniendo hijos".

En la mira
Otro punto al que hizo referencia Enrique es el de la incidencia de las fumigaciones en el crecimiento de los casos de cáncer en distintas localidades entrerrianas. "Atendemos esta problemática dentro de lo que son los factores que aumentan el cáncer", sostuvo, y señaló: "Es un tema a trabajar con la Secretaría de Ambiente y con Agroindustria, porque lo que en realidad debería haber es un control de cómo se utilizan estas sustancias y en qué lugares".
Por último, afirmó que dentro del Instituto harán asimismo un relevamiento de casos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario