salud
Miércoles 04 de Abril de 2018

Intensifican la vigilancia por el caso de sarampión e instan a la vacunación

Confirmaron la enfermedad en una beba de 8 meses y se puso en alerta a la Salud nacional Considerado un brote, tomaron medidas

Entre Ríos no posee casos de sarampión reportados desde 2000, donde se recuerda un brote que trajo graves inconvenientes y hasta personas fallecidas en todo el país. Sin embargo, ante el alerta emitido por Nación por la confirmación de la presencia de la enfermedad en una paciente de ocho meses en Buenos Aires –y sin antecedentes de viaje– el Ministerio de Salud de la Provincia intensificó la vigilancia epidemiológica e instó a la vacunación.

Embed


Fue Salud de la Nación quien emitió un alerta, ya que el laboratorio de referencia de la Ciudad de Buenos Aires confirmó un caso de sarampión en una beba de 8 meses residente allí y sin antecedentes de haber viajado a otro país con circulación de la enfermedad.
Esta situación se suma a los casos reportados en países de América como Venezuela, Antigua y Barbuda, Brasil, Canadá, Colombia, Guatemala, Estados Unidos, México, Perú, y recientemente Ecuador, así como en el resto del mundo, y el tránsito de personas desde y hacia esos países actualmente afectados. Ante el hecho, el gobierno de Entre Ríos, a través de la cartera sanitaria, replicó el alerta.
El sarampión es una enfermedad viral, por lo que no posee tratamiento, es de rápido contagio y tiene un período de incubación de siete a 18 días en los que se presenta fiebre, tos, conjuntivitis y exantema maculopapular, es decir granitos en el cuerpo. Pero además se informó que puede producir meningitis, neumonías con insuficiencia respiratoria e incluso alteraciones cerebrales.
La directora del Programa Ampliado de Inmunizaciones, Albana Gabini, contó a UNO que la enfermedad estaba eliminada de América desde 2016 y desde 2000 no la había de manera autóctona. De ahí la preocupación.
"Los casos de América, como los dos de Argentina que hubo en 2017 son importados, son de personas que viajan la exterior y vienen con el virus. Esos casos se han autolimitado por una buena cobertura de vacunas. La vacuna es la triple viral, es gratuita y obligatoria, se aplica al año de edad y un refuerzo al ingreso escolar".
Si bien en el país al momento hay un solo caso, se considera un brote y las medidas se deben tomar igual para que no se disemine. "El sarampión es una enfermedad altamente contagiosa y que se expande rápido", dijo Gabini, y agregó: "En Argentina nos da para preocuparnos, pero siempre hemos tenido buena vigilancia epidemiológica". También sostuvo que a eso se agregan las buenas coberturas y las campañas de seguimiento de la enfermedad. En este año esto se hará entre setiembre y octubre para vacunar a todos los niños de 1 a 4 años independientemente de sus calendarios y más allá de que ya le hayan colocado la vacuna en su momento. "Eso es así porque se acumulan niños que no se vacunaron en los cuatro años porque los padres no querían, se olvidaron o por cuestiones religiosas. Justo cae este año, el anterior se hizo en 2014", destacó la especialista.
De acuerdo al reporte nacional, la paciente contagiada inició los síntomas con tos y fiebre para posteriormente presentar exantema. Al tratarse de una enfermedad de notificación obligatoria enseguida se efectuó el informe con el envío de muestras al Laboratorio de Referencia de Buenos Aires.
Actualmente la paciente está en observación con buena evolución, no presenta antecedentes de vacunación por ser menor de un año y la investigación epidemiológica de contactos y búsqueda de fuentes de infección se encuentra en curso.
Según informó el Ministerio de Salud entrerriano, para no tener la enfermedad resulta esencial vacunarse con dosis de triple viral que es una vacuna que previene sarampión, rubeola y paperas. En niños se aplica de forma gratuita y obligatoria al año de edad y al ingreso escolar (5 o 6 años). En el caso de los adolescentes y adultos deben tener también dos dosis aplicadas salvo aquellos que nacieron antes de 1965, que no la necesitan porque se consideran inmunes. Esto es así por haber tenido contacto con el virus antes de que se incorporara la vacuna. Gabini agregó además que la aplicación debe ser certificada por el carné, si no se la tiene o no se sabe hay que acercarse a un vacunatorio.
También informaron que al ser una vacuna a virus vivo atenuado no debe aplicarse en embarazadas e inmunosuprimidos como trasplantados y oncológicos, entre otros.
Ocurre que los médicos jóvenes, como así también los padres recientes, no vivieron brotes de sarampión y muchas veces la enfermedad no se sospecha de entrada, por eso también están en alerta.
Como método de prevención reafirmaron la necesidad de controlar los carnés de vacunación.
En estos días fue extendido el horario del vacunatorio del San Roque en Paraná para así atender a quienes llevan a sus hijos por la triple viral, pero también por la campaña de vacunación contra la gripe y por la fiebre amarilla. De todos modos, la vacuna contra el sarampión, según Gabini, debe encontrarse en todos los vacunatorios y en los centros de salud de la provincia.

Comentarios