Secciones
hospital

Instan a intensificar los cuidados y la distancia social durante embarazos

Hospitales públicos y nosocomios privados de la provincia conformaron una red para acordar criterios durante la gestación y el parto.

Martes 24 de Marzo de 2020

En el hospital materno infantil San Roque se registran 10 nacimientos diarios en promedio, y en tiempos de coronavirus, desde el área de Maternidad confirmaron que cuentan con “un cronograma en caso de que llegue una paciente sospechosa”, aunque no brindaron más datos. Sí se sabe que para prevenir contagios dentro del nosocomio, se hace especial hincapié en que los pacientes internados pueden estar acompañados solamente por un familiar, debe respetarse el horario de visitas y extremarse los cuidados, tales como lavarse las manos para ingresar a cualquier sala. “Es una cuestión de salud y de cuidado para todas las personas que están en el hospital. Si no sabe dónde hacerlo, pregunte, esto es una prioridad para todos”, indican entre las recomendaciones que comparten en el lugar, donde desde el viernes pasado un celador controla el ingreso de personas.

A su vez, en su Fanpage explican: “Es fundamental para el cuidado de pacientes y trabajadores reducir la circulación de personas dentro del hospital, por eso se restringió el horario de visita de 15 a 16 y solo se permite una visita por paciente, y solo puede haber una persona acompañante por cada internado”.

También en otros nosocomios donde atienden embarazadas y se realizan partos y cesáreas se informan medidas similares. Por ejemplo, en el sanatorio Rawson expresaron: “Desde nuestra institución se dispuso, a modo de prevención, permitir solo una persona acompañante por paciente durante toda su internación. De esta manera, quedan restringidas las visitas, prohibida la circulación en pasillos así como la permanencia en la sala de espera de familiares y visitantes”.

Pero más allá de las medidas que cada institución aplique, desde la Dirección de Maternidad e Infancia del Ministerio de Salud formaron esta semana grupos de WhatsApp (wsp) con referentes de hospitales, clínicas y sanatorios de toda la provincia, para compartir criterios que sean de utilidad para todos y puedan definir un protocolo de acción en caso de presentarse una mujer embarazada en la que se detecte el coronavirus. Así lo confirmó la doctora Graciela López de Degani, especialista en Ginecología y Obstetricia, y jefa del Servicio de Ginecología del San Martín, adonde se derivan casos críticos, ya sea de pacientes con alguna infección, con hemorragia grave o con alguna complicación de cualquier especialidad que requiera tratamiento obstétrico porque está embarazada; o por un parto, cesárea o puerperio complicados.

En este marco, comentó que hoy a las 8 se reunirá con su equipo en dicho hospital para delinear un protocolo para eventuales casos de embarazadas con diagnóstico de coronavirus, y explicó a UNO: “Estamos previendo qué puede pasar si en una mujer embarazada se detecta el coronavirus. El lunes se hizo una red con gente de Maternidad e Infancia de la Provincia, con un grupo bastante amplio de profesionales de todo Entre Ríos que atienden mujeres embarazadas y estamos charlando y debatiendo todos los temas referentes a su atención”.

“Estamos en el momento de juntarnos también virtualmente para elaborar esta norma para toda la provincia, conectados, discutiendo esta temática que no ocupe”, manifestó la especialista.

López de Degani también es referente del sanatorio Río –donde se registran alrededor de 25 nacimientos por mes– y señaló que en la institución ya confeccionaron un protocolo en base a los que se utilizan en China, Inglaterra y España, y también a los lineamientos del Ministerio de Salud de la Nación, que ya compartió con sus pares para su consideración. “En el sanatorio Río tenemos un protocolo y tiene que ver con una serie de medidas que estamos viendo con un grupo de la provincia, evaluando por ejemplo si la trasmisión vertical se produce en caso de embarazadas con coronavirus, aunque todavía no tenemos ningún caso, y esperamos no tener”, comentó.

En este marco, refirió: “Contamos con una serie de medidas que tienen que ver con la eventual embarazada con coronavirus. Si bien hay poca experiencia en el tema, China, Inglaterra y España han hecho algunos protocolos que estamos analizando y en base a eso armamos una normativa”.

Asimismo, señaló: “En el Sanatorio, además, aplicamos una serie de medidas de prevención, que tienen que ver con que puede acompañar a una mujer que va a dar a luz una sola persona, que puede ser su marido, su pareja o su madre. Además de que la presencia de los familiares está restringida, se indica la distancia social, uso de barbijo, y que no entre gente que tenga tos o alguna manifestación similar, y por supuesto ninguna persona que haya viajado a alguna zona de riesgo”.

A su vez, manifestó: “El acceso es muy restringido, porque se conoce, a través de los estudios que se han hecho en China y otros países, que pueden ser más graves las consecuencias del coronavirus en una embarazada, por una inmunodepresión propia de su estado”.

Pasos a seguir

En el protocolo que confeccionó el sanatorio Río y que se puso a consideración de otras instituciones para armar uno provincial, se especifica que “en los casos confirmados de mujer gestante con COVID-19, se mantendrá a la embarazada internada en aislamiento hasta cumplimentar con los requisitos de alta, definidos en las recomendaciones nacionales”.

También indica que “se debe realizar una vigilancia materno fetal estricta, monitorización de signos vitales y de frecuencia cardíaca fetal” y “ante deterioro clínico materno se debe establecer su ingreso a la unidad de cuidado intensivo; ante falla orgánica y/o estado fetal no satisfactorio, se podrá considerar finalizar la gestación”.

“La neumonía viral en mujeres embarazadas se asocia con un mayor riesgo de parto prematuro, restricción de crecimiento intrauterino (RCIU) y mortalidad perinatal”, aclara el texto, entre otros puntos. Además, se explica: “La evidencia actual no indica la necesidad de cesárea. Sin embargo, se necesita mayor información y definir la posibilidad de transmisión materno infantil en el momento del parto. Se sugiere el campeo inmediato del cordón”.

Sobre este punto, López de Degani recordó el caso de un recién nacido que contrajo coronavirus en el Reino Unido, y observó: “Es un tema que se está debatiendo, pero se dice que ese bebé contrajo la enfermedad en el canal de parto, porque no había virus ni en la placenta ni en el cordón. La vía hematógena, que es la vía de trasmisión vertical, como la llamamos nosotros, madre e hijo, estaba libre y el bebé sin embargo tenía coronavirus. Por eso se está discutiendo si en mujeres embarazadas confirmadas de cornavirus la vía de nacimiento sería la cesárea, pero todavía no hay nada concluyente”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario