Secciones
La Provincia

Inició la Cuaresma: el pescado ya está un 80% más caro que el año pasado

Además de la demanda estacional, los precios fueron subiendo debido a que hay escasez de mercadería. Estiman que habrá más incrementos

Viernes 08 de Marzo de 2019

Esta semana inició la Cuaresma, con el Miércoles de Ceniza que marca el tiempo litúrgico de penitencia y conversión, según la tradición católica. El consumo de pescado es costumbre en este período y ante un leve incremento en la demanda, sumado a la escasez de mercadería debido a que hay poco pique por las condiciones del río, los precios de las distintas variedades ya empezaron a subir.
En la zona céntrica de Paraná se puede conseguir el kilo de pescado picado desde 100 pesos en adelante, y el de filet alguna especie a partir de los 150 pesos, y si bien sigue siendo más barato comprar pescado que carne vacuna –el kilo de asado y otros cortes está alrededor de 300 pesos–, los vendedores alertaron que en un año sus valores treparon en promedio un 80%. "Incluso hay cosas que subieron más del 100%", señaló Mario, un comerciante que atiende al público en su pescadería de calle Perú desde hace más de 20 años.
En base a su experiencia de todos los años, no descartó que a medida que se vaya acercando la Semana Santa siguen registrándose incrementos. "Nosotros trabajamos con la clientela de siempre y hay un poco más de consumo ahora, que ya entramos en la Cuaresma. Los precios vienen cambiando toda las semanas. No se puede fijar un valor de acá a Semana Santa porque es algo imposible, sobre todo cuando viene subiendo el combustible, algo fundamental que se necesita para ir a buscar pescado, ahora que no hay en la zona y hay que hacer más kilómetros para conseguir mercadería", sostuvo, y resaltó: "Nosotros nos movemos mucho afuera. Lo más cerca es Diamante, pero por ahí llegamos a hacer entre 200 y 500 kilómetros para buscar pescado, y cuando más lejos vamos, el costo es más caro".
Respecto a lo que más requieren los clientes, indicó que "llevan más despinados, más filet, o milanesas", y aseguró: "Antes la gente llevaba el pescado entero, ahora pide más lo elaborado, y busca precios". Sobre este punto, refirió: "Un filet de boga, que es algo barato y lo llevan, sale hoy 190 pesos el kilo. También buscan mucho el molido, que está 100 pesos, porque rinde para hacer varias comidas, como tartas, empanadas, hamburguesas, pan de pescado y otros platos. Actualmente conviene más que un kilo de carne vacuna, que está cerca de los 300 pesos, pero no sabemos lo que puede pasar: hoy el pescado molido sale 100 pesos, pero de acá a 10 o 20 días no sé".
En una tradicional pescadería de avenida De las Américas al 3900 señalaron que ya desde el miércoles están "a pleno". Javier Santana, uno de los propietarios, afirmó a UNO: "Hay mucha gente muy ligada al catolicismo, y en esta Cuaresma lo que más están buscando son los filet y los despinados. La tendencia de ventas es lo que está procesado: como hamburguesas o milanesas: solo el 10% lleva el pescado entero".
"El kilo de milanesa o filet de sábalo y moncholo arranca en los 149 pesos para arriba, obviamente de primera calidad, sin espinas, sin grasas; hay opciones más baratas en el mercado, pero no con estas características. En el caso del filet o milanesa de boga o tararira, está a 199 pesos; y de surubí o pejerrey sale en 299 pesos", dijo.
En concordancia con Mario, sostuvo que "hay poca mercadería en cuanto a pescado de río", y opinó: "Venimos de unos meses que han sido caóticos. Estamos con congelados hace tiempo. En la costa donde se vende pescado ya casi que va a remate al mejor postor, porque como hay tan poco hay que pelearla para conseguir algo".
En su comercio también venden pescado de mar, cuyo consumo fue creciendo notablemente en la región. Al respecto comentó: "Lo más básico que llevan en pescado de mar es la merluza o el atún. Se consume más que antes y de a poco la gente va acostumbrándose a estos productos. Vendemos muy bien los mariscos y el salmón rosado, que ha tenido un avance exponencial de venta, un poco porque está de moda", indicó.
El salmón rosado es costoso, porque es importado y las subas del dólar incrementaron su valor: "Se vende a 799 pesos el kilo, ya limpio, de primera calidad; hay otro producido en Chile que sale 200 pesos menos, pero es de otra calidad", aclaró.
Respecto a los mariscos, comentó que los precios son variables: "Hay de todo: desde el kilo de mejillones que sale 300 pesos, hasta el de vieira pelada del Pacífico que está 1.400 pesos. Lo que tiene mucha salida es un mix de mariscos, que cuesta 220 pesos el paquete de 400 gramos, ya envasado al vacío, limpio y listo para consumir".
En referencia a los aumentos, confió que fueron disímiles; "Hay cosas que se fueron a muy alto precio, sobre todo las que vienen de otro lado, como los mariscos o el salmón de Chile, o los mariscos del Pacífico, porque sus valores van ligados al tema del dólar y subieron 40%. 50% y más también".
Consultado sobre si hay más demanda atento a las subas de la carne vacuna, porcina o de pollo, analizó: "El pescado tiene sus clientes específicos. El que consume carne de vaca se vuelca más al cerdo o al pollo cuando los precios están altos".
En locales de alimentos congelados también ofrecen pescados de río y de mar. Rosario, quien trabaja en un negocio de calle Pellegrini, manifestó que la mayor demanda se advierte "más cerca de Semana Santa". En las góndolas se pueden conseguir diferentes variedades y precios: el kilo de filet de merluza está 239 pesos y el de milanesa a 279, el pacú despinado cuesta 459 pesos, el de rabas rebozadas se encuentra a 490, y la cazuela de mariscos para cuatro personas está 179 pesos.
En otro comercio que vende solamente pescados congelados, el kilo de filet rebozado de tararira ronda los 235 pesos, el de sábalo 150 pesos, el de merluza sale 265, el de boga 215, y el de pejerrey o de dorado oscila los 250 pesos.
En cuanto a pescados de mar, hay distintas opciones, desde el atún rojo, que está 225 pesos el kilo, hasta el salmón rosado, que por ser importado sale 799 pesos.
Verónica, quien atiende el local, comentó a UNO: "La gente ahora empezó por averiguar precios, y en esta época se empezaron a registrar algunos incrementos, principalmente por las subas del combustible, que hace que sea inevitable que impacte en los valores de los productos. Y más cerca de las Pascuas seguramente va a haber otros aumentos".
"Lo que más se lleva en esta fecha es la merluza o mariscos en lo que es pescado de mar; y lo que es de río, tiene más salida la boga, la tararira, el sábalo", aseveró, y mencionó que el surubí, que es otra de las opciones predilectas, no sale tanto porque está más caro: está 320 pesos el kilo.
Por su parte, Alejandro González, quien tiene una pescadería en Puerto Sánchez, comentó que sus clientes habituales ya están buscando pescado para freezar: "Vienen y buscan pescado ahora porque ya saben que el Jueves y Viernes Santos no se consigue tanto o habitualmente está mucho más caro. Ya lo lleva para guardarlo congelado y se asegura tener mercadería y no pagarla a un precio que no vale", concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});