Secciones
Salud

Informaron las estadísticas de las consultas por Salud Mental

El HESM y la Residencia Interdisciplinaria atienden las consultas en forma remota todos los días de 8 a 18.

Miércoles 29 de Abril de 2020

La atención remota en el Hospital Escuela de Salud Mental (HESM) comenzó el sábado 28 de marzo. Con equipos conformados por profesionales del Hospital y de la Residencia Interdisciplinaria en Salud Mental (Risam), se propusieron dos líneas de contacto (una fija y otra de whatsapp) para escuchar, contener, informar y derivar, en los casos evaluados como necesarios.

La asistencia se extiende de 8 a 18 y funciona todos los días, incluyendo fines de semanas y feriados.

“Este dispositivo busca en principio instalar y ofrecer tres pilares del auxilio psicosocial: escuchar, apoyar y contener situaciones críticas de urgencias subjetivas evitando la saturación del Servicio de Guardia. La idea es generar una escucha no patologizadora de las situaciones y que se pueda dar lugar al sentimiento propio de una situación de emergencia y a los procesos esperables en este contexto”, explicó la Instructora de la Risam, Anabel Arias.

A casi mes del funcionamiento de estas vías remotas de consultas en salud mental (las estadísticas tomadas cerraron el jueves 23/4) se pueden hacer las primeras lecturas de este dispositivo.

mental 2.jpeg

El total recibieron 298 consultas en 27 días de las cuales un 53% fueron por la tarde y un 47% por la mañana. Dentro de los motivos, el 39% se incluye dentro de lo que se denomina orientación de la demanda. Ese punto incluye solicitud de información o redireccionamientos a otros efectores. El segundo motivo se vincula con la atención en crisis (25%). Esto supone la escucha, contención y, en los casos necesarios, la derivación a la guardia. El 26% de las consultas se vincularon con la medicación: cómo retirarla, cuándo, con qué cuidados y en qué horarios. Menores porcentajes se relacionan con el seguimiento o la primera consulta.

Entre los motivos o presentaciones del malestar más frecuentes en las consultas singulares se encuentran "los episodios de angustia/ansiedad, la dificultad para dormir, la necesidad de iniciar tratamiento psicológico/psiquiátrico, problemáticas vinculadas a la violencia de género, las dificultades económicas y laborales (temor a quedarse sin dinero, haber sido despedido de trabajos informales, etc.), el aislamiento y la imposibilidad de ver a las personas queridas, situaciones desbordante con los niños, o la transmisión de situaciones con vecinos que son usuarios del hospital".

Mariángeles Ballesteros, coordinadora del servicio de Consultorios Externos del HESM, analizó que la toma de medidas progresivas para el cuidado de la comunidad, más las políticas institucionales adoptadas para ofrecer servicios durante este tiempo de aislamiento social y preventivo, ayudaron a regular las urgencias y evitar un mayor número de crisis subjetivas. “Si tomamos en cuenta que la atención en crisis aparece en segundo lugar, entre los motivos de consultas, podemos pensar que éste es un tiempo de espera todavía sostenible. No son todas urgencias ni son predominantes, hasta el momento”, expresó Ballesteros.

mental.jpeg

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario