Secciones
La Provincia

Industria del software aplaude la ley de promoción y aguarda por el Parque Tecnológico

Empresas que crecen, en una región con recursos humanos calificados pero aún con falencias para brindar condiciones para su mayor desarrollo

Miércoles 12 de Junio de 2019

Desde el sector de industrias vinculadas al desarrollo de software de Paraná y la región manifestaron su satisfacción y expectativa por la promulgación, el lunes, de la Ley Nacional Nº 27.506 de Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento. Se trata del rubro con más empleos directos y emprendimientos de los incluidos en la normativa, que incluye también a la producción de contenidos audiovisuales, el desarrollo de videojuegos y electrónica.

Sin datos oficiales, comprenden en la provincia varios centenares de actores de esos sectores, pero tiene un potencial aún mayor al incluir rubros como nanotecnología, biotecnología, geología, servicios para la electrónica y la comunicación, entre otros.

Entre los beneficios, incluyen quita de retenciones o doble imposición en pagos por exportaciones, entre otras exenciones y beneficios en los costos laborales.

El integrante de la Cámara de Industrias de Software de Paraná Pablo Menna consideró que la nueva ley “es más inclusiva e importante” que la anterior, que ya al incluir otros rubros relacionados con los servicios basados en el conocimiento, permitirá una mayor interacción entre distintas disciplinas, como la biomédica e informática; o de ingeniería electrónica con software, que incentivará a la creación de nuevas startups”, como se denomina a las empresas con ideas innovadoras, que se apoyan en las nuevas tecnologías.

Destacó de la ley particularmente el beneficio que traerá a las empresas la posibilidad de incluir como anticipo de pago anual de Ganancias, la doble imposición que se debe abonar al exportar producción hacia países sin convenios bilaterales con Argentina, lo que encarece los costos y se perdía competitividad con productos de esos lugares.

Realidad

El sector del software es uno de los que presenta mayor desarrollo en la región. Se estima que entre emprendedores, empresas nacionales e internacionales hay en Paraná y en la zona más de 30 desarrollos de software, y concentran alrededor de 800 puestos de trabajo. Hay también incipientes desarrollos en la costa del Uruguay, particularmente en ciudades como Concepción del Uruguay y Concordia.

Tanto a nivel nacional como local, esta industria ha ido creciendo a un ritmo del 7% o el 8% anual. “Mientras todas las otras industrias están en recesión, nosotros crecemos, se sigue generando demanda de recursos humanos, que no es suficiente”, acotó.

“La industria del desarrollo del software es importante para la ciudad y la región. Tener un parque tecnológico hubiese permitido que empresas como Mercado Libre hubieran pensado en instalarse. Hoy ya está acá y en Santa Fe, instalada y con varios programadores trabajando en ambas ciudades”, señaló Menna, que aseguró que entre ambas capitales provinciales hay una importante generación de recursos humanos calificados por el conglomerado de universidades existentes. “Aquí en Paraná tenemos un déficit importante en el crecimiento de la industria, porque no supimos generar las condiciones para retener esos recursos humanos, que se terminan yendo hacia otros lugares. El paradigma mundial hoy es la disputa por el talento, por el conocimiento que se está yendo y es cada vez más cotizado”, indicó.

La falta de avance del proyecto del parque tecnológico es uno de esos condicionantes para el desarrollo local. La idea, en ciernes desde 2011, tuvo una encendida polémica en el Concejo Deliberante hace un par de años, cuando por un solo voto no pudo prosperar su instalación en un sector de 14 hectáreas del Parque Nuevo Humberto Varisco. La resistencia fue ante la reacción de sectores ambientalistas y políticos con el propósito de mantener a salvo el lugar como área natural protegida, sin intervenciones.

“El proyecto está vivo, seguimos discutiendo y charlando con los gobiernos municipal y provincial para la instalación de un parque y un distrito tecnológico para que todas las empresas que se instalen allí tengan algún tipo de beneficio adicional. Esto tiene que ser política de Estado y es importante que los gobiernos así lo tomen: el desarrollo tecnológico es fundamental para poner valor a nuestras cadenas productivas. La tecnología es transversal a todas y cada una de las industrias. Somos una provincia productora de comodities y no hemos incorporado tecnología, entonces seguimos siendo una provincia relegada. El desarrollo tecnológico es un desafío que tenemos para generar arraigo de nuestros jóvenes con alta formación”, opinó, y sostuvo que hubo reuniones de la Cámara de Industrias del Software con todos los candidatos a intendente. Pasado el acto electoral, aguardan que se pueda avanzar con los gobiernos municipal y provincial.

Beneficios impositivos e incentivos por 10 años

El Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento tendrá vigencia desde el 1° de enero de 2020 hasta el 31 de diciembre de 2029. Había sido sancionada por unanimidad el 22 de mayo por el Senado de la Nación.

Propone incentivos fiscales para las empresas de informática, software, biotecnología, servicios profesionales exportables e industrias del entretenimiento y creativas, entre otras.

En su artículo tercero dispone la creación del Registro Nacional de Beneficiarios del Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento en el que deberán inscribirse quienes deseen acceder al nuevo régimen.

Los beneficiarios gozarán de estabilidad fiscal, es decir que no podrán ver incrementada su carga tributaria total nacional,y alcanza a los impuestos directos, tasas y contribuciones impositivas que tengan como sujetos pasivos a los beneficiarios inscriptos, los derechos o aranceles a la importación y exportación.

Como incentivo adicional se establece un bono de crédito fiscal transferible por única vez, equivalente a 1,6 veces el monto de las contribuciones patronales que corresponda pagar; además las empresas quedarán alcanzadas por el impuesto a las Ganancias en la alícuota reducida del 15% en la medida en que mantengan su nómina de personal; y tampoco serán sujetos pasibles de retenciones ni percepciones del Impuesto al Valor Agregado (IVA); entre otros beneficios.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario