Secciones
COVID-19

Incertidumbre con los viajes de egresados a Bariloche por los efectos del Covid-19

El turismo estudiantil comienza en julio y las agencias mantienen las fechas de los viajes. Sin embargo, no descartan reprogramarlos a futuro.

Jueves 16 de Abril de 2020

Bariloche cuenta ya con medio centenar de casos de coronavirus: hasta ayer sumaban 49 personas contagiadas y dos curadas. Estiman que el Covid-19 llegó a través de turistas que arribaron en avión y se propagó primero al personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), y luego entre sus familiares.

Pero el panorama nacional y mundial genera incertidumbre en las agencias que trabajan con el turismo estudiantil y que desde distintas partes del país cada año trasladan hacia este destino a miles de adolescentes que cursan el último año de la Secundaria para el anhelado viaje de egresados.

Si bien hay cautela para hablar del tema y tratan de llevar tranquilidad a las familias, en la intimidad de las charlas quienes se dedican a este rubro estiman que recién en septiembre se podrá volver a recibir contingentes de alumnos. Todo dependerá de lo que vayan definiendo en conjunto las carteras de Salud y de Turismo.

Por ahora, las agencias de todo el país mantienen sus oficinas cerradas, cumpliendo con el aislamiento preventivo obligatorio. En sus redes sociales explican: “Debido a la situación actual sanitaria mundial de público conocimiento, tomamos las medidas de prevención recomendadas para evitar la propagación del Covid-19 (coronavirus); y cuidando con la misma responsabilidad tanto a ustedes como a nosotros, les informamos que nuestras sucursales no estarán atendiendo al público de manera presencial”. Si bien dejan algún número de contacto para que las familias hagan consultas, suelen estar saturados, y es a través de sus fangage o Instagram donde responden las dudas de los padres, que generalmente refieren a cómo seguir pagando las cuotas de manera on line.

“Estamos en cuarentena, hasta que no se levante no se está operando. Por ahora todo sigue normal y la gente está pagando el viaje, ya que todavía no sabemos lo que va a pasar y para la fecha de salida todavía faltan algunos meses”, explicó a UNO Marcelo Grasso, referente de una agencia entrerriana del rubro.

Asimismo, comentó: “Los viajes del Secundario a Bariloche arrancan en julio. Hoy no se puede afirmar nada porque estamos todos esperando qué va a suceder. Cuando fue la pandemia de la gripe A los viajes se realizaron igual, corriendo las fechas para septiembre u octubre. En caso de que esto continúe cuando haya que salir con los grupos que van a este destino, lógicamente va a haber que reprogramar las fechas de salida”.

“Hoy no se pueden reprogramar los viajes porque no sabemos hasta cuándo será la cuarentena y cómo se seguirá desarrollando la pandemia. Las empresas irán tomando las determinaciones junto con el Ministerio de Turismo”, aclaró.

Según contó, los estudiantes entrerrianos que vienen pagando el paquete a Bariloche desde el año pasado, o incluso desde 2018, viajan generalmente entre agosto y octubre, pero hay casos de gente de Córdoba o Santa Fe que suelen salir incluso en diciembre. Al respecto, indicó: “Faltan varios meses y tengamos la esperanza de que esto se solucione en este tiempo. Lo que pase con el turismo estudiantil va a depender de las medidas de seguridad que se vayan a tomar”.

Mientras tanto los referentes del sector están atentos a la situación sanitaria. Se aguardan también las definiciones de la Asociación de Turismo Estudiantil de Bariloche (Ateba).

Diego Vázquez hace 26 años que trabaja en el rubro y aseguró: “Con exactitud y en base a información fidedigna se puede decir muy poco sobre el tema. Estamos en contacto con la gente de los boliches, de las excursiones; las empresas estamos conectadas para ver qué es lo que se va diciendo, y hay un gran signo de pregunta sobre lo que va a suceder”, dijo a UNO.

A su vez, remarcó: “Queremos llevarle tranquilidad a la gente, porque por el momento todo se va a desarrollar con normalidad. Sí estamos atentos a lo que se viene a nivel país y a los lineamientos del Ministerio de Salud y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en cuanto a lo protocolar”.

En este marco, afirmó: “Este año tenemos unos 3.000 pasajeros de Paraná, Santa Fe, del interior de las provincias de Córdoba y de Entre Ríos. Por ahora todo sigue normal y la gente sigue pagando las cuotas a través de medios electrónicos”.

No obstante, analizó: “Son viajes que se vienen pagando en algunos casos con dos años de anticipación y debemos llevarlos a cabo. Como empresa vamos a hacer lo correcto, y si en julio Bariloche no llega a estar a operativo por la pandemia, vamos a correr las fechas. En esto hay que tener en cuenta las necesidades, lo que va a pasar y las lineamientos de Salud de acuerdo a la curva de contagio”.

Panorama

Cada año las agencias comienzan con la promoción y la venta del viaje de egresados en marzo, pero al estar suspendidas las clases y regir el aislamiento preventivo obligatorio este tema viene demorado, por lo que no se conocen los valores actuales del paquete a Bariloche para el turismo estudiantil. El año pasado se comercializó a un precio cercano a los 90.000 pesos, incluyendo 11 días y ocho noches de alojamiento, traslados, pensión completa, boliches y excursiones. La financiación se extendía entre 12 y 16 cuotas, según la fecha en que se firmara el contrato.

Hubo cursos que optaron por un viaje a Camboriú con las mismas condiciones, pero a un costo menor: estaba a 60.000 pesos, cuando no estaba vigente todavía el impuesto PAIS, que suma un 30%.

En el caso de Bariloche, la temporada alta para el turismo estudiantil se extiende desde fines de junio hasta octubre. Según confió un operador turístico que prefirió que no se difunda su nombre, hay colegios privados que eligen viajar en las vacaciones de julio para que no le corran faltas. Sobre este punto, advirtió: “Es muy probable que en Bariloche esté todo cerrado en julio e incluso también se habla de agosto. Se correrían las fechas de los viajes recién desde septiembre en adelante”.

Como se sabe, el turismo estudiantil implica una importante aglomeración de gente en las excursiones, boliches y demás, por lo que no puede garantizarse la distancia social recomendada, en una ciudad en la que ya se registra un alto número de contagios y según dicen, la cuarentena se cumple parcialmente.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario