Secciones
Salud

Inauguraron obras y nuevos equipamientos en el hospital San Martín de Paraná

Se presentaron las dos torres de videoendoscopía y dos torres para intervenciones laparoscópicas

Domingo 12 de Mayo de 2019

La ministra de Salud, Sonia Velázquez, presidió la presentación de las cuatro torres (dos de videoendoscopía y dos para procedimientos de laparoscopía) provistas al hospital San Martín de Paraná, en un acto celebrado en el salón auditorio del establecimiento. En la oportunidad estuvo acompañada por el director Carlos Bantar, quien detalló el impacto que tiene la incorporación de este equipamiento. Posteriormente las autoridades se trasladaron hasta el sector de la Guardia del nosocomio para realizar el corte de cinta e inaugurar formalmente la nueva Unidad de Cuidados Intermedios (UCI).
En la oportunidad la ministra manifestó: "Primero quiero destacar la decisión política del gobernador Gustavo Bordet, de fortalecer y poner en valor las instituciones de Salud en lo que hace a la capacidad de atención; como también al recurso humano de una institución que está a la altura de las circunstancias y nos ha permitido llevar adelante las gestiones para poder recepcionar esto".
Al momento de presentar la aparatología, la ministra precisó: "Estamos hablando de más de 10 millones de pesos de inversión en equipamiento, que se hace por una decisión política del ejecutivo provincial, orientando los recursos económicos con rigor técnico para que sean dirigidos hacia donde verdaderamente debemos fortalecer".
La llegada del equipamiento de referencia, que fue adquirido con financiamiento del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF), "no habría sido posible si la provincia no hubiese podido demostrar capacidad de cumplir metas sanitarias, que se traducen en prestaciones realizadas y en indicadores que están siendo monitoreados permanentemente, y que nos permiten acceder a estos recursos financieros", explicó la ministra.
Además, dentro del servicio de Guardia, se inauguró la nueva UCI destinada a albergar a aquellos pacientes que necesitan de un cuidado más exhaustivo que el que se produce en la sala general, pero no tan requirente como el que se brinda en una terapia intensiva. Allí Velázquez señaló: "Esto era otro anhelo importante en el que veníamos trabajando hace un año y por la decisión política del gobernador para dotar a la institución de un mayor fortalecimiento pudimos constituirlo con la complejidad requerida".
La ministra completó: "Esto de ningún modo suple a la terapia intensiva, pero necesitábamos dotar de mayor capacidad resolutiva al equipo de salud para brindar una respuesta en tiempo y forma al paciente y poder trabajar de forma más descentralizada; y no tenemos dudas de que va a redundar en una mejora en la calidad de atención para el paciente".

Cuidados Intermedios
Cabe señalar que la Unidad de Cuidados Intermedios, que se construyó en la antigua sala de internación de mujeres, dispone de cuatro camas, aire acondicionado, baño propio y salidas para requerimiento de oxígeno y la utilización de respiradores de asistencia ventilatoria mecánica. Además tiene entradas independientes hacia terapia intensiva o desde la calle, y se readecuó el espacio incorporando otra abertura, para abrir una salida lateral rápida en los casos que se necesite trasladar al paciente para la realización de estudios.
El director del establecimiento, Carlos Bantar, señaló: "Cuatro camas es el número que se adapta al personal del área; teniendo presente que la planificación de esta obra fue acompañada por un diseño de fisiología médica en el manejo de pacientes críticos que nos permite potenciar el recurso humano capacitado para la atención de estos casos".
Asimismo, recordó que no es el concepto transformar la Guardia en una unidad de terapia intensiva, "sino simplemente ofrecer un servicio cada vez más eficiente en lo que respecta a un espacio donde se salvan vidas".
Acerca de qué cambió y en qué aumenta la complejidad de esta sala, Bantar explicó "Hoy el hospital brinda servicios médicos de alta complejidad que requieren de un período de observación de 12 a 14 horas en cuidados críticos (por ejemplo cirugías de tiroides, de cabeza y cuello) que saturarían innecesariamente la sala de Terapia Intensiva".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario