Tarifazos
Miércoles 17 de Abril de 2019

Impacto de las subas: el 40% de los usuarios de gas natural paga sus facturas vencidas

Se incrementó la mora de usuarios del servicio en Paraná, aun a riesgo de sufrir un corte en el suministro. Ya rige el nuevo cuadro tarifario

Desde principios de este mes comienza a regir un nuevo incremento escalonado en la tarifa de gas natural, que sumará un 26% en total y se irá aplicando por tramos. La segunda actualización será a partir del 1° de mayo y la tercera al inicio de junio. Así lo confirmó a UNO el gerente de Redengas, Mario Luna, quien recordó que estos valores se verán reflejados 60 días posteriores al inicio de cada período de consumo, es decir que la suba de este mes se va a percibir en la factura que llegará a los hogares promediando el mes de junio.
La entrada en vigencia del nuevo cuadro tarifario coincide con la época en que comienza el mayor consumo, debido al descenso de temperatura en otoño e invierno. Si bien todavía no es pleno el uso de la calefacción en los hogares, ya que hasta ahora en la región los días han sido templados, numerosos usuarios manifiestan a diario su preocupación por los importes que puedan recibir debido al uso de estufas y artefactos similares, en un contexto en el que a muchas familias se les hace cuesta arriba afrontar el pago de la boleta de este servicio.

Esta situación se nota al momento de operar los vencimientos. Según comentó Luna, registran un aumento de la morosidad, aún a riesgo de que se extienda y la empresa disponga de la interrupción del servicio por falta de pago. En este marco, también advirtió que es más alto el porcentaje de quienes pagan sus facturas cuando ya pasó la fecha de vencimiento. Sobre este punto, observó: "Antes era el 30% la gente no pagaba hasta pasado el vencimiento, y hoy estamos en un 40%". No obstante, aclaró: "Hay una mayor demora en el pago, pero a la larga los usuarios terminan abonando".

Cabe recordar que la empresa ofrece distintas alternativas para hacer frente la factura. Además de las oficinas comerciales de Redengas, hasta la fecha de vencimiento se puede pagar también en otros lugares habilitados para el cobro del servicio. Una vez vencida, hay una fecha límite para pago en bancos; y luego solo se puede realizar la cancelación en las oficinas comerciales, tras lo cual, en caso de incumplimiento pasado un plazo, la empresa está facultada para dar aviso para efectuar el corte. "No es nuestro interés cortar el suministro, sino que queremos cobrar el servicio que ya se prestó. Vemos cada caso en particular de las personas que se acercan a las oficinas, cada situación, y si hay voluntad de pago de la gente tratamos de ofrecerle alternativas", explicó Luna.

Lo mismo ocurre con las instituciones a las que les cuesta cada vez más costear las boletas, sobre todo los clubes que cuentan con piscinas climatizadas. "En los clubes es difícil que puedan bajar el consumo, al menos no tengo en mente que haya pasado, y por ahí hemos tenido casos de clubes que nos han pedido unos días más para pagar. Y aunque sea con atraso, han ido cumpliendo", señaló el gerente de Redengas.

Si bien son contados, también manifestó que hubo algunos ilícitos en casos en que se procedió a concretar algún corte por ausencia de pago y lograron reconectarse clandestinamente. "Es más difícil con el gas pero se ha llegado a detectar algún usuario en esta situación, pero son mínimos los casos porque son rápidamente detectados y ante una situación la empresa actúa retirando el medidor y cerrando le paso de gas", advirtió.


Menos obras
En Paraná son 57.000 los usuarios conectados a la red de gas natural. Si bien existe una demanda desde hace años para su extensión a distintas zonas de la capital entrerriana y hasta el año pasado algunas obras se concretaron, este año la empresa no tiene en vista avanzar con ninguna nueva ampliación. "Se han hecho trabajos en 2017 y 2018, e incluso hasta el mes pasado seguimos avanzando, a pesar de cómo está la situación, pero para este año no se tiene previsto hacer obras", confió a UNO Luna.
Uno de los inconvenientes que encuentra Redengas para abarcar más zonas de la ciudad es que los costos de conexión a los hogares hoy en día es muy alto, y son muy pocos los usuarios que afrontan tal inversión, que incluye materiales y mano de obra, gastos de habilitación, entre otros aspectos. Al respecto, refirió: "La velocidad con la que la gente se conecta al servicio no es la que uno podría esperar, ese es un poco el problema. Todo se hace más lento, hay más demora. Una instalación interna tiene un costo importante y la gente lo va haciendo en la medida que puede, y hoy por hoy no hay posibilidad de financiarla".

Respecto al menor consumo, Luna destacó que a la par de las campañas que abogan por un consumo responsable, las subas que parten de la quita de subsidios también tienen que ver con este resultado: "El consumo promedio ha venido cayendo en los últimos años, y entendemos que es por una cuestión de costos", concluyó.

Comentarios