Secciones
La Provincia

"Ilarraz abusó con impunidad de un montón de gurises"

El párraco de San Benito Abad, Leonardo Tovar, testigo en la causa por abuso sexual, dijo que "sería una pena" que la investigación se cayera. Pidió que el acusado vaya preso y, paralelamente, se le realice un juicio canónico.

Viernes 30 de Noviembre de 2012

El párroco de San Benito Abad, Leonardo Tovar, que declaró como testigo en la causa contra el cura Justo Ilarraz por abuso sexual de menores, dijo públicamente que “sería una pena que esta causa se caiga porque estamos ante un hecho aberrante y muy triste”.

“Ilarraz abusó indiscriminadamente y con total impunidad de un montón de gurises que se lo habían encomendado sus familias humildes, sencillas y de mucha fe, para la formación y la educación religiosa, muchos con inclinaciones sacerdotales. Amparándose en la Iglesia, en la confianza de los padres y de estos niños y adolescentes, abusó terriblemente de ellos. Tenemos que seguir rezando y pidiendo por justicia, porque sería muy triste que esta causa decaiga”, ahondó Tovar.

En ese orden, el sacerdote que acompañó a algunas de las víctimas, afirmó que “hay que centrarse en que hay un degenerado, que abusó de muchos niños y adolescentes, y que hoy tiene que estar preso”.

“Para mi conciencia, (Ilarraz) es un abusador y es culpable”, aseguró el sacerdote en declaraciones a Canal 11, quien argumentó sus dichos con dos motivos: “Le creo a las víctimas que golpearon la puerta de mi parroquia cuando todas las puertas se les cerraban, y con las cuales hice un compromiso de vida. No voy a parar en lo que a mí me corresponde hasta que se haga justicia”, afirmó. Por otro lado, señaló que “es culpable porque lo dijo el obispo”.

“El Arzobispado, el 13 de setiembre, sacó un comunicado oficial donde reconoce los hechos”, recordó el sacerdote, quien trajo a colación que “la Iglesia Arquidiocesana de Paraná sacó un comunicado donde dice que Ilarraz es un abusador, que los hechos existieron y que las víctimas no mienten. Entonces no estamos hablando de hipótesis, porque la Iglesia ya dijo que Ilarraz es un abusador”.

Incluso rememoró que “hubo una investigación diocesana donde se lo declaró culpable al padre Ilarraz”, por lo que consideró que “la gente simple debe entender que no es una locura de las víctimas, porque la Iglesia ya dijo que es culpable”.

En este contexto, Tovar indicó que Ilarraz “está enfermo, pero la misericordia y el perdón exigen reparación. Y una de las formas de reparación que hoy necesitamos es en la Justicia civil, la cárcel o la sanción que se requiera; y en la justicia eclesial que no sea más sacerdote, porque hasta ahora está con licencia”.

“Según la legislación de nuestro santo padre Benedicto XVI, basta una duda sobre alguno de los clérigos sobre estos delitos, para que quedemos suspendidos de nuestra función”, observó al respecto. Por esta situación opinó que “debería estar en marcha el juicio canónico al padre Illaraz”.

Por último pidió seguir el ejemplo del Papa que ha pedido perdón a víctimas de pedofilia. “Públicamente se reconoció el hecho del abuso, pero no se le pidió perdón a las víctimas ni a las familias”. Y también requirió a “la gente que habla mal y con ligereza, que los hombres hablan hoy porque para nadie es fácil decir que lo han violado”.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario