Secciones
Transporte

Hubo objeciones al pedido de los empresarios

Tras el pedido de las concesionarias del transporte urbano de aumentar la tarifa, este miércoles se reunió el SITU que realizó objeciones a dicho planteo. Por otra parte, se advirtió "un notorio incumplimiento en la prestación del servicio"

Miércoles 10 de Julio de 2019

Este miércoles se realizó la primera reunión del Órgano de Control y Monitoreo del el Sistema Integral del Transporte Urbano (SITU) tras el pedido de aumento de tarifas.

El planteo de Buses Paraná para llevar el boleto de transporte urbano a 28 pesos más un subsidio de 11 pesos, reavivó la polémica por la calidad del servicio al interior del SITU, que realizó este miércoles su primera reunión.

Hubo acusaciones cruzadas sobre el incumplimiento del contrato de concesión entre las empresas y el Municipio. “Nos encontramos con algunas objeciones que van a ser remitidas al área Legales del Municipio a los efectos de determinar si realmente ha existido, como lo plantean las empresas, un incumplimiento unilateral del contrato”, explicó Ríos.

Por su parte, el Secretario de Servicios Públicos, Ricardo Frank informó que se realizarán intimaciones “por incumplimiento del contrato de concesión por parte de los empresarios, que radican fundamentalmente en la quita de servicios, como el nocturno y la disminución de los kilómetros recorridos”, amplió el concejal.

La deuda reclamada por las empresas a la comuna también generó discrepancias, debido a que la primera habla de un monto cercano a los 40 millones, mientras el Municipio sostiene que llegarían aproximadamente a los 7 millones de pesos.

“Hemos coincidido plenamente que estamos en una situación muy crítica, donde entendemos que el servicio de transporte público en Paraná va a peligrar, porque no sólo no hay un acuerdo respecto al sostenimiento, sino a las responsabilidades que tiene tanto la prestadora como el poder concedente”, sostuvo Ríos.

Explicó además que las empresas “ni siquiera han presentado un estudio de costos reales”, ya que el pedido “no está sustentado por documentación”.

También advirtió sobre el ahorro que significó para las empresas “no renovar la flota y la reducción de los kilómetros de recorridos, en el orden del 30%”.

“Todos estos incumplimientos, a la hora de analizar un pedido de incremento, deben ser tenidos en cuenta porque es lo que ha perjudicado notoriamente a los usuarios”, dijo.

En diálogo con esta Agencia, el edil hizo referencia a lo informado por el responsable de SUBE en Paraná, respecto al uso del transporte. Según indicó “en lo que va del mes de junio ha habido una retracción del orden del 25% en relación al año pasado”.

Respecto al subsidio de 11 pesos pedido por las empresas advirtió que “representaría un incremento entre 13 y 15 millones de pesos mensuales y dada la situación económica del municipio prácticamente es insostenible esta erogación”.

En la reunión participaron el Secretario de Servicios Públicos, los especialistas de costos del Ejecutivo, FpV, UNA y Cambiemos, un representante de la Defensoría del Pueblo, de UTA, de las empresas y el propio Ríos (único concejal presente). Se resolvió realizar un nuevo encuentro dentro de 15 días.

(APFDigital)

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario