Secciones
Túnel subfluvial

"Hicieron una obra para toda la vida"

"La seguimos estudiando y te caés de espalda viendo lo que construyeron", opinó Martínez. "Está metido en el corazón de los paranaenses", agregó.

Jueves 12 de Diciembre de 2019

“Es la obra de ingeniería más importante de Latinoamérica. Hicieron un túnel para toda la vida, para toda la vida, es infernal la labor que hicieron. Hoy la seguimos estudiando y te caés de espalda viendo lo que hicieron. Pero también es la obra federal más importante de la República Argentina. Más allá del artículo 107 de la ex-Constitución Nacional que habilitaba a las provincias a hacer tratados una cosa es hacer un tratado de límites, pero acá fue con el río Paraná, el segundo gran río de llanura. ¡Y para conectarte por abajo! ¡Hay que tener ganas de ser federal! No es poca cosa”, opinó Juan José Martínez, director entrerriano en el Túnel Subfluvial, desde 2011.

“Siempre dije que el Túnel es de las provincias de Entre Ríos y de Santa Fe, pero está metido en el corazón de los paranaenses, que realmente lo sienten. Yo siento el afecto de las personas por ser el director del Túnel, pero estar acá dentro, a los 50 años, es una emoción que no se puede expresar”, reflexionó con UNO.

Cuando se habilitó el Túnel, tenía 12 años. “Ese día no vinimos, fue al día siguiente con un amigo de la familia que era Policía. Fue la emoción de ver algo único debajo del río, y luego lo que significó para nosotros”.

Martínez vivió, como cualquier vecino común de la zona oeste de la ciudad, el monumental cambio que aconteció en la capital provincial, como consecuencia del traslado del intenso movimiento en la zona de la balsa y sus adyacencias, hacia esa nueva zona norte de la ciudad donde se erigió el viaducto.

“Soy del Kilómetro 3, y toda esa zona de Bajada Grande y Puerto Viejo tenía una dinámica terrible. No estaba la conexión de calle Anacleto Medina –paralela al arroyo Antoñico–, entonces la circulación era por Bajada Grande o por la Bajada de los Vascos. Era tremenda la actividad y más aún cuando había mal tiempo y los camiones tenían que esperar que salga la balsa. Además, aún funcionaba la fábrica Portland”, recordó.

Por entonces, esa zona parecía no pertenecer a Paraná. “Ir a la ciudad era venir a Paraná, no lo teníamos incorporado”, apuntó.

También se acordó de la primera vez que conoció Santa Fe. “A mi papá lo internaron en un policlínico ferroviario de esa ciudad. Cuando fuimos con mi mamá, para la balsa había que sacar ticket y entraban 45 personas. Nos tocó los números 46 y 47 y tuvimos que esperar que llegue otra. Santa Fe era otro mundo, aquello crecía y esto no, era otra cosa más dinámica. Alsina, que luego cambió su denominación por la actual avenida Ramírez, tenía una mano destruida. El progreso del Túnel hace que se rompa el aislamiento y se inicien distintas obras”.

Realidad

En cuanto a la realidad del viaducto, dijo que su plantel actual de trabajadores está conformado por 206 personas, más un 10% de pasantes. Y se mantiene la tradición de 50% de personal entrerriano, y el otro 50% de santafesinos.

“El Túnel sigue siendo el peaje más barato del país”, señaló Martínez, que subrayó que con su gestión, el Túnel ha dado superávit, lo que permitió el avance de distintas obras y mejoras, algunas aún en ejecución.

“Había un déficit terrible, con deudas a la Caja de Jubilaciones y las empresas de energía”, acotó. Y a tal punto remarcó el buen manejo de los recursos, que adelantó que por primera vez, el año próximo cuando finalicen estas obras se cumplirá con el Tratado que dice que los recursos que sobren se van a distribuir entre las provincias: “Nunca se hizo”, acotó.

“Lo primero fue poner todo en orden, y luego juntamos el dinero e hicimos plazo fijo. Llegamos a tener 100 millones de pesos que nos permitió iniciar las obras”, señaló.

En los últimos tiempos, el viaducto fue sometido a intervenciones integrales, que comprendieron desde la renovación de todo el cableado eléctrico, obras de medio tensión, conectores, celdas de cada peaje “todo con los mejores materiales. Las celdas holandesas Schneider son las mejores del mundo”, dijo Martínez.

Se encaró un profundo plan de ahorro energético con la iluminación LED y también con los motores que renuevan permanentemente el aire del interior del viaducto. Y se iniciará un tránsito hacia el uso de energías alternativas. “Tenemos 7.500 metros cuadrados de techo y queremos poner allí paneles para seguir ahorrando”, y mencionó también otros avances en materia de renovación del parque automotor.

Finalmente, se habilitó este año una estación de bomberos, y en este último tramo de obras se avanza con el nuevo complejo social, y con un sector de salas temáticas para visitas guiadas.

Nuevo enlace

Martínez se refirió al proyecto del Puente Paraná-Santa Fe, que se viene motorizando e impulsando, con avances y retrocesos, en los últimos 10 años.

Al respecto, indicó que de acuerdo con los estudios que encaró el Túnel, el impacto era que de los 1.800 camiones que hoy pasan a diario, iban a migrar unos 1.600. “El que va y viene va a pasar por acá (Túnel), porque el otro iba a quedar más lejos”, razonó de acuerdo al último lugar que se había planteado como localización, aguas arriba, sobre la zona de la Toma Vieja. El cambio político en Santa Fe, tanto del gobierno provincial como municipal, y la resistencia en Paraná con el rechazo del gobierno provincial y del propio actual intendente Adán Bahl (exvicegobernador) abre nuevos interrogantes.

“Cuando veíamos que el gobierno nacional tomaron el puente con mucha fuerza y poca seriedad, en esta sala le dijimos al gobernador Bordet, le pedí que haga las gestiones para que ese puente sea administrado por el Túnel” y opinó: “El Túnel tiene que tener una hermana menor. Hoy no tenemos problemas, con 12.300 vehículos, pero cuando tenga un promedio de 25.000 o 28.000 rodados, va a colapsar porque el túnel tiene picos en determinados horarios, no es que se reparten los flujos durante las 24 horas”.

Sentimiento y peronismo

Finalmente, reflexionó: “Ser el director de los 50 años representa muchos sentimientos. Y se lo debo al Partido Justicialista, porque que solo el peronismo puede confiar en personas como nosotros. Decían que acá tendría que estar un ingeniero, un astronauta, y creo que me ha salido bien la gestión”, dijo, y agregó también su agradecimiento a los gobernadores que le dieron su confianza (Sergio Urribarri y Gustavo Bordet).

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario